| Artículos | 01 OCT 2003

Coches de línea, en línea

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
Las más importantes empresas de servicios regulares de viajeros por carretera –lo que antaño se llamaba coches de línea– que atienden las necesidades de movilidad de los usuarios, con itinerarios preestablecidos y sujetas a calendarios y horario prefijados, han entrado en Internet.

El sector del transporte de viajeros por carretera está sobredimensionado y a la vez atomizado, dicen los expertos. Según las leyes del mercado, hay demasiada oferta para una demanda cada vez más pequeña, lo que le resta rentabilidad y eficacia a pesar de que los números que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE), aseguran que casi 155 millones de personas usan este medio de transporte cada mes. Los datos del Ministerio de Fomento contabilizan 4.484 empresas, de las que sólo 344 poseen una flota de más de 20 unidades. Más aún: las diez más grandes representan el 43% de la facturación total del sector y, entre ellas, las cinco primeras facturan el 15,2%. Comparativamente, el 10,5% de la población española usa el autobús como transporte público, un porcentaje sólo superado por Dinamarca con un 14,7% y Portugal con un 14,2%, y por encima de la media europea, cifrada en el 8,9%.
Valgan estos datos para acotar el transporte de carretera en España, un medio de locomoción que, aunque cae con relación al avión o al tren, ha generado un cierto número de empresas sólidas, con la capacidad necesaria para renovar su flota de autobuses y también para absorber a otras pequeñas. Son precisamente estas grandes empresas, movidas por un compromiso de calidad de servicio, las adelantadas en su presencia en Internet. Primero fueron los sitios web de la marca, después se agruparon en portales y, crecientemente, está disponible la compra de billetes en línea.
Los sitios web de los tres líderes del sector, Alsa, Continental Auto y Auto Res [www.auto-res.net], ofrecen por la Red servicios similares. Alsa [www.alsa.es], fortalecida tras ganar la privatización de Enatcar y otras líneas que venían en el paquete, no sólo vende billetes online; prima a los usuarios registrados con una serie de ventajas, como la posibilidad de definir sus preferencias de viaje o disponer de un registro histórico de los viajes realizados; los datos necesarios para la compra se rellenan automáticamente y en un futuro los clientes podrán recibir información preferente acerca de ofertas especiales, si así lo desean.
El web de Continental Auto [www.continental-auto.es] es más sobrio: la información se limita a la venta de billetes, tanto en línea como por teléfono, las zonas, horarios, red comercial, etc. A diferencia de otras empresas, en este caso para la compra de billetes no es necesario registrarse previamente.
El grupo Auto Res [www.auto-res.net] por su parte, continúa con su expansión y, desde el año 2000, ha apostado por Internet al ofrecer un sistema integrado de venta de billetes online conectado con la plataforma de pagos del BSCH; en su página web hay información puntual sobre precios, horarios y destinos, en tiempo real. Asimismo, cuenta con una tarjeta de clientes, cuyas ventajas no se especifican en sus páginas.
El portal Movelia [www.movelia.es] es otra de las posibilidades que aprovechan las empresas del sector para abarcar zonas en las que no están presentes. Se trata de una iniciativa nacida a rebufo del plan Info XXI, que cuenta con el respaldo de los ministerios de Ciencia y Tecnología y de Fomento. Participan algunas de las principales empresas del sector. Actualmente, cuenta con 23 operadores que representan a más de 70 empresas asociadas, pero sólo ocho de ellas están totalmente integradas con sus sistemas: Alsa-Enatcar, Continental Auto, Daibus, Linebus, Dainco, Renfe Iñigo, Conda y Alsina Graells.
El objetivo de un portal agrupador es, obviamente, facilitar la compra de billetes eximiendo a los usuarios de acudir a las taquillas. Una vez concluida la transacción, se obtiene un localizador que el conductor comprobará, junto con el documento de identidad, antes de la partida. El sistema permite visualizar el autobús en que se viajará, la ubicación y ocupación de las plazas y así elegir el asiento (función ésta que no resulta posible en el web de Auto Res). Opcionalmente, el viajero puede acudir a las taquillas del transportista para solicitar la impresión del billete tradicional.
Pero lo más interesante de la compra de billetes de autobús a través de Movelia es que el sistema permite la compra de billetes para viajes combinados, lo que simplifica la coordinación entre diferentes servicios. En el caso de que el trayecto no sea directo, el sistema busca automáticamente todas las alternativas existentes y las filtra para escoger entre las mejores combinaciones. Aunque se trate de una compra de varios billetes en diferentes empresas de transporte, esta ventanilla única virtual simplifica y agiliza los procesos de compra de servicios combinados en una única transacción.
Por alguna razón, Auto Res no se ha sumado a la iniciativa Movelia, animada por sus grandes competidores. Ha preferido estimular la creación de una plataforma rival, Ivensys [www.ivensys.net] a la que parecen haberse sumado otras empresas -filiales o no- de este operador. Parece, porque lo cierto es que este proyecto no da la impresión de haber cuajado totalmente, a juzgar por el hecho de que su dirección remite directamente a la página de Auto Res y en ella no es posible adquirir billetes de las líneas supuestamente asociadas.
Aun así, si damos crédito al carácter colectivo de esta iniciativa, el modelo permite al usuario acceder a la información de las empresas integradas sin importar en qué empresa se compra el billete, ya que la base de datos única permite compatibilizar la información de las compañías incorporadas al sistema. El cliente selecciona su origen y destino y el sistema le facilita la información sobre precios, horarios e itinerarios de los distintos operadores para un mismo trayecto. El billete obtenido será el título de transporte final. En pocas palabras: taquilla única e incluso billete único. Encomiable propósito.
Claro que, en el plano de las ideas, sería deseable un portal único, para que el usuario final pudiera identificar las compañías que cubren el recorrido deseado y, finalmente, adquirir su billete. Pero, por lo visto, este objetivo está lejos. No sólo porque los grandes del sector no se ponen de acuerdo, sino por la atomización a que hacíamos mención en el primer párrafo. Si el transporte por carretera sirve a los fines de la integración territorial en todos los sentidos, da pena observar que tal finalidad no se cumple en Internet.
Son pocas, en este contexto, las empresas de transporte de cobertura regional o interregional que cuentan con su propia página web, y menos aún son las que permiten la compra en línea. Además de las citadas, es de justicia señalar otras compañías que se han atrevido a dar el paso: AISA [www.aisa-grupo.com], Alosa [www.alosa.es], BilmanBus [www.bilmanbus.es], Daibus [www.daibus.es], La Sepulvedana [www.lasepulvedana.es], recientemente absorbida por Auto Res, y el grupo Secorbus, que incluye a Socibus/Sevibus [www.secorbus.es]. Sin olvidar, claro está, las empresas de servicios regulares con Europa, como Eurolines [www.eurolines.es] y Linebus [www.linebus.com].
Por último, como una parte importante de este negocio pasa por las agencias de v

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información