| Artículos | 01 FEB 2001

CD-ROM frente a DVD

Tags: Histórico
Oscar G. Peinado.
CD-ROM frente a DVD
Soy un asiduo lector de vuestra revista, y aunque suelo estar de acuerdo con vuestras opiniones, al leer un artículo de periféricos del número de diciembre) me he quedado un poco traspuesto... Concretamente me refiero al que trata sobre el nuevo DVD 105S de Pioneer. Estoy de acuerdo en que Pioneer es un gran fabricante de DVD (quizás la mejor) y que el DVD es el lector óptico más compatible que existe, ya que lee DVD, CD, CD-RW... Pero estoy totalmente en desacuerdo con que se "recomiende" un DVD en vez de un buen CD-ROM a la hora de comprar un ordenador nuevo.
Seamos sinceros:
1. El DVD no ha alcanzado las expectativas de implantación debido a que es, en principio, un dispositivo caro. No se pueden comparar 22.000 PTA con las 5.000 que vale un lector de CD-ROM de montaje en serie.
2. Los discos DVD son caros. Al final acabas teniendo los 2 DVD que te regalan al comprar el lector, y ninguno más.
3. Por experiencia puedo decir que hay lectores que no leen todos los CD-RW, ya que no detectan algunos de ciertas marcas. Creo que esto se habrá solucionado con las nuevas generaciones de lectores.
4. Hay una gran implantación (y bajos precios) de las grabadoras y los CD vírgenes.
5. Los lectores destinados a sustituir a los vídeos convencionales tienen los días contados. ¿De qué vale poder ver una película si luego necesito el vídeo de siempre para grabar un programa? Y considerando que ahora hay grabadoras de DVD para PC, las incompatibilidades para leer los discos DVD-RAM en otros lectores DVD-ROM y el alto precio de éstos, no las recomiendan.
6. Está muy bien ver una película con Dolby Surround, subtitulada, etc... pero a la hora de la verdad, el alquiler en un vídeo-club te cuesta tanto como la entrada al cine. ¿Merece la pena? Por cierto, yo no sustituyo una sesión en el cine por una sesión delante de la tele o el monitor.
7. La revolución que está provocando el MPEG4 (DivX): comprimir una película en un CD-ROM sin apenas pérdida de calidad. Incluso con subtítulos, sonido estéreo, extras, etc.
8. Es cierto que permite leer todo tipo de CD y DVD, pero ¿con las mismas prestaciones que un buen CD-ROM? ¡Ni por asomo! La versión anterior del DVD Pioneer tenía una velocidad de Extracción Digital de Audio (DAE) de 12x. Esto significa que se puede grabar "sin problemas" un disco de música en una regrabadora 12x, pero ¿y en una 16x? Pues bien, con el CD-ROM Plextor 40X se llegan a alcanzar velocidades de extracción de audio de hasta 39x (mínimo 20x) y sin errores. Como se adivina fácilmente, el usuario exigente que quiere sacar las máximas prestaciones a su regrabadora, y al que le gusta el mundillo del audio (pasar canciones rápidamente a MP3, por ejemplo) lo último que se compraría para el ordenador es un DVD. Antes un buen CD-ROM, con buenas prestaciones. Creo que con esto queda aclarado mi desacuerdo a la hora de recomendar lectores DVD.

Javier Domínguez


Estimado lector:
Ante todo agradecemos el interés que muestra en nuestros artículos y los comentarios que nos hace. Sin embargo, no podemos estar de acuerdo con su opinión.
1. Es cierto que un DVD cuesta entre 8.000 y 15.000 PTA más que un CD, pero si tiene en cuenta el porcentaje que esto supone en el precio total del ordenador se dará cuenta de que por sólo un 4% más puede tener el DVD.
2. Actualmente los precios de los DVD son altos, como lo eran los de los CD en sus inicios. Pero seguro que habrá tenido ocasión de ver la campaña publicitaria lanzada las pasadas Navidades en televisión y también puede encontrar películas en DVD desde 3.000 PTA. Aproximadamente lo mismo que una cinta de vídeo y con una calidad y prestaciones muy superiores. No obstante, es cierto que no hay demasiados títulos de software aún.
3.- En cuanto a la incompatibilidad, también puede encontrársela en lectores de CD. En el laboratorio de PC World no hemos detectado ningún fallo de este tipo en ninguna unidad probada, pero es cierto que los discos CD-R y CD-RW pueden causar problemas de incompatibilidad cruzada que dependen del lector, del disco y de la grabadora empleada. Así pues, no se puede culpar al 100 % al lector cuando no lee un disco de este tipo, ya sea un CD o un DVD. En cualquier caso, si un lector fuese especialmente sensible a éste u otro problema (cosa que no hemos detectado en el modelo de Pioneer), no se puede decir que se desaconsejen todos los DVD, sino ese modelo en concreto.
4.- No tienen nada que ver los precios de las grabadoras y CD vírgenes con los lectores de DVD. Lo más aconsejable es tener un lector (ya sea de CD o de DVD) y una grabadora que sólo se utilice para grabar. Y recordamos que los discos grabados se pueden leer en los DVD.
5.- Aunque tampoco tiene que ver el futuro de los DVD domésticos con nuestro consejo de elegir un DVD-ROM para el ordenador, tampoco aquí estamos de acuerdo. Actualmente se puede adquirir uno de estos equipos por menos de 50.000 PTA y ofrecen características que ningún vídeo puede tener. De acuerdo, al no poder grabar no pueden reemplazarlos completamente y esto está siendo un duro handicap que deben superar, pero los aficionados al cine que tengan su propia colección de películas o sean visitantes asiduos del videoclub acabarán por tener el DVD doméstico, grabe o no. A su pregunta ¿de qué sirve? la respuesta es clara: sirve para ver las películas con mejor calidad, mejor sonido, más posibilidades técnicas, sin que se estropee con el uso o almacenamiento, etc.
Por otra parte, existe algún modelo que graba, pero en este caso su precio sí que es auténticamente disparatado... por el momento. En cuanto a las grabadoras de DVD para PC, no debe confundir las DVD-RAM (más lentas y con problemas de compatibilidad, aunque económicas) con las grabadoras de DVD-R, que no ofrecen ningún problema de compatibilidad y son más rápidas, aunque nuevamente su precio es muy elevado y las deja sólo al alcance de algunos profesionales muy especializados.
6.- No es cierto que el alquiler de los DVD sea tan caro. De hecho se encuentran al mismo precio que las cintas de vídeo y a la mitad de una entrada de cine. Por supuesto, esto depende del lugar donde usted las alquile y su política de precios. Si en su caso son tan caras, entiendo que no quiera alquilarlas. En cuanto a cine o tele/monitor, aunque me cueste más caro siempre elegiré el cine, pero ¿y las películas que ya no están en cartelera? (que son las que podrá encontrar en el videoclub). Si tengo que elegir prefiero la imagen y el sonido del DVD al del VHS.
7.- En cuanto al DivX sólo le recuerdo que la copia de películas por cualquier medio está tipificado como delito y, hoy por hoy, no se comercializan películas en este formato. Quizás en un futuro se vendan y resulte más aconsejable usar un CD y MPEG4 que un DVD y MPEG2, pero no parece probable que esto suceda en un plazo breve.
8.- Un lector de CD o DVD no sólo sirve para extraer audio, a pesar de ser el único rendimiento al que presta atención. Además, también la copia de discos de audio es ilegal. La velocidad de los DVD en un uso convencional (reproducción de audio y/o vídeo, instalación de programas ejecución de aplicaciones multimedia, etc.) no tiene nada que envidiar a la de un CD. Es posible que en determinada característica un modelo sea más lento que otro sin que tenga

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información