| Artículos | 01 ABR 2011

Canon Legria HF S21 vs Panasonic HDC-TM900

Tags: Histórico
La era HD da paso al 3D
Alfonso Casas.
Las siguientes videocámaras tienen como denominador común ofrecer grabaciones profesionales a precio competitivo. En el caso de Panasonic, la lente 3D opcional convierte a la videocámara en un sistema de grabación de imágenes en formato 3D.

Hasta hace bien poco, la “alta definición” era el santo grial del formato de grabación y visualización de contenidos. Con la llegada de los televisores 3D, comienzan a demandarse contenidos compatibles que puedan visualizarse en este formato. Para ello, algunos modelos de videocámaras han sido actualizados por parte de los fabricantes con el fin de que permitan ofrecer esta opción, bien de serie o, como es el caso del modelo Panasonic, mediante la lente 3D correspondiente.
En el análisis pormenorizado de cada modelo, evaluamos las posibilidades que ofrece cada una. La Legria HF S21 de Canon es ligeramente más barata, pero a cambio no ofrece la posibilidad de grabación o actualización a soporte de 3D. En su lugar, Canon opta por ofrecer una gran capacidad de almacenamiento, así como doble zócalo de ranuras de almacenamiento de tarjetas de memoria Flash, con el fin de poder alcanzar un número de horas de grabación sin precedentes.
Así pues, ¿resulta acertado invertir en una cámara que ofrezca la posibilidad de grabar en formato 3D? A continuación desvelamos todos los detalles de cada una de ellas y las posibilidades actuales de una lente con capacidad de grabación en 3D, la cual puede ser adquirida como accesorio para uno de los modelos comparados.

Canon Legria HF S21
El cuerpo de la videocámara Legria HF S21 de Canon es ligeramente más grande que el de la TM900 de Panasonic, debido a que utiliza un gran angular de mayor tamaño, lo que hace que sea incluso más grande que su predecesora.
La HD S21 cuenta con el doble de capacidad de almacenamiento que la Panasonic, un total de 64 GB, con la que será posible alcanzar las seis horas de grabación en el modo de más alta calidad que contempla la cámara, que se corresponde con 24 Mb/s. Por hacer un poco de memoria, la HF S20 dispone de 32 GB, mientras que la HF S200 tan sólo contempla la posibilidad de utilizar tarjetas de memoria. Un aspecto que sorprende nada más tenerla en las manos, relacionado con su almacenamiento, es la disposición de dos ranuras de memoria de tipo SDXC, con las que es posible ampliar enormemente su capacidad y duplicar la actual. El motivo de las dos ranuras no parece otro que el permitir que el usuario pueda comprar dos tarjetas de este tipo de menor capacidad, en lugar de comprar una de máxima capacidad, lo que supondría un mayor desembolso en memoria Flash. No obstante, la videocámara cambiará automáticamente entre la memoria interna y la de las tarjetas cuando se llene de contenidos, por lo que no te quedarás tirado en el mejor instante de tu grabación.

Características
Entrando al detalle en sus especificaciones, resulta que la apertura de la lente cubre el rango de F1.8 a 3.0, ligeramente más estrecho que los F1.5 exhibidos por la Panasonic. También presenta un campo de visión más reducido en el otro extremo de su captura, con su equivalente en 35 mm a 43,5 mm. El gran angular es especialmente útil cuando se realizan tomas de grupos de gente en interiores y a cortas distancias.
Tras la lente de la HF S21 existe un gran sensor CMOS de 1/2.6”, el cual resulta difícil comparar directamente con la matriz de tres sensores MOS de la TM-900. En condiciones de buena iluminación, a decir verdad, había pocos aspectos diferenciadores en la calidad ofrecida por las videocámaras comparadas. Sin embargo, la pantalla LCD de la Canon parece mucho más oscura, perdiendo detalles a la hora de reproducir los contenidos grabados, si estos se han realizado en una zona de poca luminosidad. También pierde en el capítulo de rapidez, como hemos destacado antes, a pesar de que el botón de encendido de la HF S21 se encuentra visible en el cuerpo de la cámara, a diferencia de la TM-900 que lo tiene bajo la pantalla LCD.

Prueba en exteriores
Aprovechamos la exposición de un día nublado para comprobar que la TM-900 consigue ofrecer más detalles en las imágenes, así como un contraste más intenso. Un área en la que la HF S21 parece superior es en su amplia gama de opciones ofrecidas para la estabilización óptica de la imagen (OIS). Cuenta con el modo habitual, el dinámico y el de mayor potencia, y comprobamos que jugando con ellos en diferentes situaciones es posible conseguir mejores resultados. La pantalla LCD táctil de 3,5 pulgadas, sin duda, reemplaza al resto de botonera, debido a lo sencillo que resulta manejar los parámetros, y muy especialmente enfocar con el zoom directamente en el punto deseado. Tan solo debe mejorar algunos aspectos, como el hecho de que sea imposible cambiar la calidad del vídeo cuando se encuentra en modo automático, siendo necesario cambiar al modo manual para acceder al menú principal. También el tipo de cristal implementado en el LCD es un tanto sucio, con lo que enseguida aparecen las huellas de haberlo utilizado con los dedos. Por su parte, los controles manuales siguen siendo exhaustivos, así como el pequeño dial de variación al que nos tiene acostumbrados Canon en esta gama de videocámaras.
En cuanto a la duración de las baterías, resulta complicado realizar una estimación fiel de la autonomía que ofrece cada cámara, pero las manejamos al unísono para comprobar cuál ofrece tiempos mayores. Estuvimos con ambas reproduciendo vídeos grabados durante 1 hora y 45 minutos, y el resto del tiempo las pusimos a grabar de forma continuada para simular el uso típico que pueda hacer cualquier usuario. Comprobamos que grabando solo en la memoria interna, la Canon permitió su uso durante 20 minutos más, mientras que la TM900 de Panasonic fue muy superior sumando 56 minutos más antes de agotarse definitivamente. Esto supone una diferencia entre ellas de 36 minutos a favor de la TM-900. Lo que nos agrada del modelo de Canon es que dispone de un hueco superior al de la batería que lleva incorporada de serie, con lo que es previsible que puedas utilizar otra batería de mayor autonomía, y ésta seguirá permaneciendo dentro de lo que es el cuerpo de la cámara.

Conclusión
En definitiva, el modelo HF-S21 ofrece muy buen precio para la gran capacidad de almacenamiento que ofrece, y sus doble ranura de tipo SDXC hará posible expandir sus horas de grabación, a expensas de lo que permita la batería. Por su parte, la TM900 de Panasonic cuenta con una pantalla LCD de mejor visualización que te permitirá revisar mejor los contenidos grabados, sus lentes de sonido ofrecen sonido envolvente 5.1, con las que se recoge menor ruido ambiente, y también dispone de un gran angular superior.

*****
Legria HF S21 | Canon
www.canon.es
P.V.P: 1.159 EUR.
LO MEJOR: Estabilizador de la imágen.
Capacidad de almacenamiento.
LO PEOR: Autonomía de la batería.
Nitidez de la visualización LCD.


Panasonic HDC-TM900
Para evaluar la TM900, hemos tomado como referencia su anterior modelo TM700, del que hereda gran parte de componentes y funcionalidad. De hecho, su óptica es similar, aunque ahora con sistema 3MOS capaz de renderizar imágenes tanto en formato 2D como en 3D. Este sistema formado por tres sensores divide la información de la luz capturada por la lente en los tres co

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información