| Artículos | 01 ENE 2006

Callejeros online, siempre al día

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
Los callejeros comenzaron a funcionar en Internet como un servicio secundario, casi banal, hasta que el número de visitas puso en evidencia el negocio que había detrás de la información local. Hoy, aliados con las tecnologías más avanzadas, prestan servicios impensables hace pocos años. Hasta el punto de que la definición de callejero se queda corta a tenor de los servicios que prestan, en una convergencia con los buscadores, que descienden de lo global a lo local.

Todos los callejeros online han evolucionado para dar cobertura a servicios de información complementarios a aquellos toscos planos de ciudades con iconos estáticos. Asimismo, todos se han ido dotando de estructuras más complejas -en tanto la información que contienen se multiplica– apoyándose en buscadores con tecnologías sofisticadas, propias o ajenas. Pero poco se podría hacer en este terreno sin el apoyo de empresas que -como Tele Atlas o Navteq- dan servicios cartográficos en abundancia y se encargan de digitalizar mapas de todo tipo sobre cada palmo del planeta.
En general, permiten búsquedas por calle e imprimir el plano, o buscar determinados establecimientos (hoteles, restaurantes, museos, hospitales o bares) en un mapa. Otros, que no todos, proponen trazados de rutas, con cálculo de distancias, y algunos ofrecen una imagen virtual. Las diferencias vienen marcadas por la facilidad y rapidez en la navegación y por la calidad y volumen de los servicios que soportan.
Páginas Amarillas [callejero.paginasamarillas.es/], un clásico en papel, tiene su propio callejero en la red en ocho idiomas. Sobre el plano de la localidad buscada se encuentran una amplia variedad de iconos que identifican servicios. Lo mejor de este callejero de la filial especializada de Telefónica es el diseño de las rutas a pie, en coche o turísticas y la cantidad de referencias: 800 localidades, recorridos por 160 ciudades y la opción de encontrar empresas o servicios profesionales. Lo que está por venir es la incorporación de webcam de tráfico en tiempo real, un servicio que está en pruebas en algunas ciudades.
Con una evolución similar desde que fue adquirido por Wanadoo, el callejero de QDQ [www.qdq.com/] aporta como novedad un callejero fotográfico de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Santiago, que se extenderá próximamente a Santander y Valladolid. Aunque la calidad de las fotografías es manifiestamente mejorable, cumple con su cometido: vistas de los edificios en diferentes ángulos y fácil desplazamiento desde cualquier punto mediante arrastre manual por el mapa. También es notable el buscador de actividades, con su listado de servicios en todas las ciudades. Su clara vocación empresarial se observa en los enlaces, que ponen énfasis en el mercado inmobiliario. A esto se suma una guía de restaurantes –tal como en Páginas Amarillas- con sus respectivos itinerarios.
Las guías locales Lanetro [www.lanetro.com/] han añadido recientemente mapas digitales con información local de todas las ciudades españolas y algunas de otros países. Las búsquedas se realizan a través de un listado de sitios, servicios y eventos recomendados de cada materia. La combinación con las guías online es interesante, porque aporta información cultural relevante (arte, música, cine, deportes) que no forma parte de la oferta de sus competidores. Aunque sucinta, la información sobre restaurantes y la cultural dan pistas sobre el tipo de comida y el precio (en el primer caso) y las características y arquitectura (en el segundo). Quizá lo más útil sea el apartado “aquí cerca”, que localiza los sitios en un radio de 2 km a partir del punto en el que se sitúa el usuario.
Hay buscadores que, como el del portal Terra [callejero.terra.es] tienen sus propios callejeros. Éste, en concreto, además de los servicios habituales, presenta un trazado de rutas a pie o en coche que calcula las distancias y el tiempo de recorrido. Es muy parecido a las funciones que introducen en sus guías Repsol [www.guiacampsa.com/] y Michelin [www.viamichelin.es/]. Lo mejor de la Guía Campsa es su interactividad. Aunque no hay prácticamente diferencias en volumen de información, su base de datos de localidades es más amplia. Más completo es el callejero de Vía Michelin, aunque sólo sea porque abarca toda Europa, pero tiene truco: sólo aparecen los establecimientos con los que la empresa ha llegado a acuerdos comerciales. Si se acepta esta limitación, su trazado de rutas es el más completo, porque incluye los gastos del trayecto en peajes y carburantes.
Es sabido que todos los buscadores internacionales tienen puesta la mira en la información local. Tardarán en traer ese servicio a España, no cabe duda, pero TPI se está preparando a conciencia para la llegada de la competencia. En diciembre anunció el lanzamiento de su buscador Noxtrum [www.noxtrum.com/], al que por un prurito de originalidad llama “encontrador”. Está todavía en su fase beta y no hay fecha para su entrada en servicio ordinario, por lo que sólo podemos juzgarlo por elementos de la demostración. Además de los servicios conocidos, su planteamiento es afinar en las búsquedas locales rastreando en las bases de datos de la empresa. Ésta dice estar abierta a las sugerencias de los internautas, y pretende combinar la claridad y sencillez de un buscador tradicional con la funcionalidad de sitios web de información. Y con servicios que van más allá, como por ejemplo la posibilidad de hacer reservas telefónicas en un restaurante. Esta parece ser la tendencia ineluctable.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información