| Artículos | 01 MAY 2000

C++ Builder 5 mejora el desarrollo de proyectos

Tags: Histórico
Un nuevo compilador, mejoras en el entorno, el acceso a datos y la VCL
Francisco Charte.
Como ya es habitual, pocos meses después del lanzamiento de una versión de Delphi, aparece la renovación de C++ Builder, que llega a su versión 5.

En el número 163 de PC World, correspondiente al mes de marzo, avanzábamos algunas de las novedades con que contaría el nuevo Borland C++ Builder 5, del cual tuvimos acceso en una versión previa a la definitiva. Ahora, ya con el producto final en la mano, analizamos con mayor profundidad las características de esta herramienta de desarrollo para que el lector pueda evaluarlo con la información suficiente.
Lo cierto es que hay pocos aspectos de C++ Builder 4, la versión previa a ésta, que no hayan sido mejorados en C++ Builder 5. Existe un nuevo compilador y mejoras en el enlazador, más posibilidades de depuración y una ayuda a la edición de código más ágil y útil. Un grupo de nuevos asistentes simplifican el desarrollo de proyectos y componentes diversos, como aplicaciones para el panel de control o de consola. Se ha mejorado el gestor de proyectos e incrementado notablemente las posibilidades de acceso a datos, con la incorporación de nuevos componentes ADO e InterBase.
El compilador de C++ Builder 5, conjuntamente con las librerías que forman el núcleo de C++, está disponible gratuitamente en la sede web de Borland. Se trata de un compilador de línea de comandos, realmente lo único necesario para crear aplicaciones C++, sin un IDE ni un entorno de diseño visual. En el primer mes, desde que se puso a disposición pública, se han contabilizado más de 160.000 descargas de este compilador.

Un nuevo compilador
El compilador de C++ Builder 5 es actualmente el conocido como Borland C++ compiler 5.5, base de muchas de las herramientas de desarrollo de Borland. Es un compilador de 32 bits para Windows que se ajusta a las últimas recomendaciones ANSI/ISO para C++, contemplando todas las novedades en el uso de plantillas C++ y la librería estándar para C++ conocida como STL.
Se ha añadido la posibilidad de usar métodos dinámicos que, ofreciendo una funcionalidad similar a los métodos virtuales, implican una menor carga de las tablas virtuales de métodos o vtables. También se ha mejorado el control de excepciones con una nueva construcción, try/finally, que asegura la liberación de los recursos en todos los casos.
Uno de los aspectos más importantes es la significativa mejora en la compatibilidad con Microsoft Visual C++. Se han incluido nuevos modificadores, directivas y extensiones propietarias de Visual C++ a la RTL, consiguiendo así que la compilación de código inicialmente escrito para ese compilador no implique ningún problema. También se incrementan las posibilidades de tratamiento de librerías de tipos, reconociendo aquellas que cuentan con tablas virtuales dispersas.
El proceso de compilación desde el entorno de C++ Builder 5 puede efectuarse ahora en segundo plano, de tal forma que podemos continuar diseñando la interfaz o editando el código mientras se genera el código objeto del proyecto. Esto es especialmente interesante en proyectos de cierta envergadura, en los que el tiempo de compilación puede ser importante.
Como se comentaba al principio, el compilador de C++ Builder 5 está disponible para descarga gratuita en la sede web de Borland. Aparte del compilador propiamente dicho, cuyas características más importantes acaban de describirse, también se obtiene el enlazador, un compilador de recursos, un preprocesador para Windows, las librerías RTL y STL y diversas utilidades menores. Realmente, todo lo necesario para comenzar a desarrollar para Windows de forma gratuita.
También el enlazador o linker cuenta con algunas mejoras y, entre ellas, la más importante es la posibilidad de demorar la apertura de librerías de enlace dinámico hasta en tanto sean necesarias.Generalmente, cuando una aplicación utiliza funciones contenidas en DLL éstas se alojan en memoria de forma inmediata, en el mismo momento en que se ejecuta la aplicación, influyendo en el tiempo de inicio y la memoria consumida. En ocasiones, sin embargo, estas DLL contienen funciones utilizadas esporádicamente en el programa, por lo que no tiene sentido tenerlas siempre disponibles. Mediante la nueva página Advanced Linker (véase Figura 2) de las opciones de proyecto, podemos indicar qué DLL deben demorar su apertura, de tal forma que no sean cargadas hasta que no se produzca una llamada a una de sus funciones, reduciendo el tiempo de puesta en marcha de la aplicación y la memoria inicialmente necesaria.

Renovación del entorno de trabajo
El entorno de trabajo de C++ Builder está compuesto de un diseñador de formularios, un inspector de objetos, un editor de código con depurador integrado y un importante número de asistentes, todo ello integrado en un IDE configurable en el que el usuario puede acoplar unas ventanas a otras de forma adosada o creando ventanas multipágina.
La configuración del IDE, que antes se perdía entre proyectos, ahora puede conservarse asignándole un nombre, de tal forma que es posible contar con múltiples configuraciones y elegir la que más nos interese en cada momento. En la Figura 3 puede ver un detalle de la lista desplegable con una serie de configuraciones creadas previamente.
Otra de las novedades del entorno es la lista de tareas pendientes, una lista generada automáticamente por C++ Builder a partir de los comentarios incluidos por el usuario en el propio código fuente. Dichos comentarios se iniciarán con la palabra TODO e irán seguidos de un texto y, opcionalmente, varios indicadores designando al responsable de la tarea, su prioridad o categoría. Esta lista de tareas, que puede ver en la parte inferior de la Figura 4, puede ordenarse y filtrarse por distintos criterios, por ejemplo obteniendo todas las tareas pendientes asignadas a una cierta persona. También podemos generar una tabla, incluso una página HTML, a partir de la lista de tareas. Con un simple clic en una caja de selección las tareas pueden marcarse como realizadas, lo cual tendrá un reflejo inmediato en los comentarios incluidos en el código.
Los formularios, que son las ventanas de aplicación diseñadas con C++ Builder, ahora se almacenan en disco, no en un formato propietario, sino como un archivo de texto. Asimismo, el anterior formato propietario para los proyectos se ha sustituido por otro basado en XML. Es posible, por tanto, editar manualmente cualquier archivo de proyecto o formulario con un simple editor de textos. Dichos cambios se reflejarían en C++ Builder al abrir de nuevo esos archivos.
Otro elemento remozado respecto a la versión anterior es el inspector de objetos, una ventana fundamental durante la fase de diseño, ya que facilita la edición de las propiedades de los objetos, así como la asignación de métodos a sus eventos. Aparte de algunos cambios estéticos, como el uso de imágenes en las listas de propiedades, ahora es posible cambiar la habitual disposición de las propiedades, en orden alfabético, a otra en la cual se agrupan por categorías. También es posible filtrar las propiedades mostradas, activando o desactivando la aparición de las categorías que deseemos como puede verse en la Figura 5.

Nuevos asistentes
Los entornos de desarrollo RAD como C++ Builder 5 se caracterizan, entre otras cosas, por contar con un gran número de asistentes que se encargan de parte de las funciones de diseño y generación de código. A

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información