| Artículos | 01 MAY 2006

Brokers online: a la Bolsa en zapatillas

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
El brokerage online se ha ido haciendo un hueco en Internet, hasta convertirse en una opción que dentro de poco tiempo podría acaparar el 20 por ciento del total de las operaciones bursátiles. Según algunos estudios, ya hay unos 350.000 clientes que operan regularmente a través de Internet. La competencia es obvia, y las estrategias de captación clientes apuestan, casi todas, por la reducción de gastos.

A la Bolsa no le gustan las revoluciones, y sería exagerado decir que estamos ante una revolución financiera. Dentro de un orden, las ventajas que ofrece Internet a los inversores en Bolsa son patentes. Uno de sus ganchos es el menor coste de las operaciones online (incluso el teléfono está penalizado, para inducir a usar la Red). Lo que se ofrece en el mercado es un servicio a medida, un nuevo canal, que se mueve con la igual soltura en la operativa nacional e internacional y el mercado de futuros. Es un medio idóneo para los particulares, que pueden elegir su broker online en función del tipo de operaciones y los mercados en los que se mueven, pero también por el importe de las operaciones y por su frecuencia.
El cliente típico es aquél ahorrador que no quiere confiar ciegamente en la entidad donde tiene su cuenta corriente, y prefiere tener alguna intervención personal en la gestión de sus transacciones en Bolsa. Pero estos inversores - tanto más si lo hacen desde su casa - han de conocer la situación de los fondos de inversión, ya sean de renta fija o variable, así como la volatilidad de una apuesta determinada. Información sobre éstas y otras cuestiones relevantes se encuentran en el imprescindible sitio web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en su sección El Rincón del Inversor [www.cnmv.es]. En sus páginas se puede buscar y seleccionar fondos, conforme a ocho criterios diferentes, entre ellos las comisiones que cobran. Sin embargo, la actualización de la información suele ir con retraso. Quizá sea debido a que el organismo regulador no pretende (y acaso no debe ni pueda) recomendar ofertas o inversiones, ni tampoco que su página sea una herramienta para las decisiones de inversión. Eso sí: resulta muy útil para conocer con prontitud los expedientes abiertos a chiringuitos financieros de conducta cuestionable. En todo caso, es un buen referente para colocar el dinero con garantías.
Para quienes prefieren comprar y vender en el mercado intradía, un aspecto esencial es conocer los gastos que generan sus transacciones y que, de no calcularse, pueden diezmar la rentabilidad aparente de una oscilación bursátil. Las tarifas que cobran los intermediarios o brokers son desiguales y con diferencias importantes, por lo que conviene hacer comparaciones antes de decidirse a operar por unos u otros. Al final, la elección repercute en la rentabilidad, por el impacto de los gastos: comisiones de corretaje, canon de bolsa o liquidación y custodia de valores, son algunos de ellos. Para conseguir mejores plusvalías, lo mejor es comparar las comisiones de corretaje que aplican los brokers en Internet. No entraremos aquí en ese detalle, propio de la prensa económica, pero los lectores de PCWorld han de saber que las entidades que operan a través de la Red son, en conjunto, las que menos cobran por sus servicios de intermediación, aunque sólo para las órdenes dadas desde un sitio online.
Los brokers que operan en Internet basan su actuación en ofertas cada vez más sofisticadas, y a la vez más baratas, para captar a una clientela que, en sus orígenes, era muy reacia a este medio. Los recursos promocionales varían desde regalos en metálico, reducción de comisiones o abonos de gastos de custodia cuando se traspasan valores de una entidad a otra, hasta llegar a la gratuidad en ciertos casos, en función del volumen. El acceso a los informes suele ser gratuito. Un ejemplo, entre muchos, es la promoción de Bankinter [broker.ebankinter.com/], que exceptúa de comisión la compraventa de acciones propias, así como las transacciones que se hagan a través de teléfono móvil. Una fórmula original propone seguir operando durante las vacaciones, para lo que ofrece 30 transacciones gratuitas. Otro exponente es el servicio de Ahorro Corporación [www.ahorro.com/], que en los traspasos de cartera ofrece la gratuidad en las comisiones de custodia hasta 2007, lo que según ellos puede significar un recorte de gastos de hasta 1.250 euros al año, según la cartera de valores. Sólo si se hace a través de Internet, porque a toda transacción telefónica se le aplica una comisión fija de 11 euros.
La oferta estrella de OpenBank [bancaonline.openbank.es], del Grupo Santander, pregona un regalo de hasta 300 euros en comisiones, que se endulza con la proposición de realizar gratuitamente el análisis técnico y el fundamental previos a la inversión. Hay que hacer números, porque a veces una comisión porcentualmente más baja puede enmascarar un mínimo fijo. Sobre la base de la información publicada en su sitio web, Uno-e [www.uno-e.com], filial del BBVA, tiene la ventaja de la claridad: aplica un 0,2 por ciento con independencia del monto de la operación y sin cantidad fija.
No se agota aquí el catálogo de ofertas. Tampoco serviría de mucho seguir comparando, porque por definición toda promoción es temporal y se ve afectada por estrategias cambiantes. Un asunto digno de mención es la aparición de servicios de brokerage a través del teléfono móvil. Uno de ellos es Norbolsa [www.norbolsa.es/], lanzado por la sociedad de valores de las cajas de ahorro vascas, aunque no limitan su actuación a esa comunidad. La novedad reside en el apartado Ejecuciones Broker, que ofrece una selección de contenidos web accesibles desde un teléfono móvil – con independencia del operador – que funciona tanto en GPRS como en UMTS. Desarrollado para los modelos Nokia de la serie 60, se está adaptando para otros modelos y marcas de terminales. Norbolsa ofrece, como todos sus competidores, una zona dedicada a la cotización de los valores nacionales e internacionales y un calendario macro. La zona de acceso privado da paso a los servicios de operativa bursátil y permite a los clientes registrados realizar ordenes de compraventa que se canalizan al mercado correspondiente, tras lo cual se recibe en tiempo real la confirmación de la operación.
Los brokers online han desembarcado en Internet para quedarse. Si de la tecnología depende, sus sistemas ofrecen todas las garantías necesarias para evitar suspicacias. Por otra parte, la solvencia y actualidad de la información que ofrecen sus páginas es indiscutible. Son muchos puntos a favor, si se piensa en los pequeños inversores, auténticos jornaleros de la Bolsa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información