| Artículos | 01 ABR 2006

Blu-ray y HD DVD

Tags: Histórico
Llega el láser azul
Oscar G. Peinado.

Después de varios años oyendo hablar de ellos ya están aqui. Los primeros dispositivos -y discos- de láser azul se han presentado en sociedad y amenazan con derRocar al DVD. Veamos qué nos ofrecen.

En febrero de 2002 se anunció el primer formato de disco que utilizaba láser azul. Se llamaba Blu-ray y, aunque estaba promovido, entre otras, por nueve de las compañías que forman parte del DVD Forum (Hitachi, LG, Matsushita, Philips, Pioneer, Samsung, Sharp, Sony y Thomson) no se propuso a esta organización para su aceptación, pues sus características lo hacían incompatible con el DVD. Seis meses más tarde, Toshiba y NEC (también miembros del DVD Forum) desarrollaron su propio sistema, al que denominaron AOD (Advanced Optical Disc, Disco Óptico Avanzado), hoy HD DVD, y que tenía la ventaja de ser compatible con los actuales DVD. Toshiba y NEC sí propusieron su formato al DVD Forum, que es quien debe aprobar el formato que mejor sustituya al DVD. La guerra estaba servida.
El problema de la existencia de dos formatos de soporte de vídeo incompatibles entre sí no es nuevo, los más veteranos recordarán lo que sucedió con los sistemas de cinta Beta y VHS (y el fugaz Vídeo 2000), y cómo al lanzarse el DVD se impidió que se repitiera la historia unificando las dos propuestas existentes. Sin embargo, ahora no parece que vaya a haber acuerdo y será la industria, o los consumidores, los que inclinen finalmente la balanza.
La diferencia fundamental entre un DVD-ROM y un CD-ROM es la densidad con que se almacenan los datos y, puesto que el tamaño del soporte es idéntico, el tamaño de las marcas utilizadas para registrar dichos datos. Los nuevos discos de láser azul emplean la misma técnica, puesto que siguen reduciendo el tamaño de las marcas para que quepan más datos en la misma superficie. Para conseguirlo es necesario que el láser sea de color azul (consulta el cuadro ¿Por qué azul?). Sin embargo, el mismo tipo de láser se puede usar de varias formas, lo que ha dado lugar a dos formatos incompatibles entre sí.
Ambos formatos están destinados tanto al almacenamiento de datos, como a aplicaciones de vídeo de alta definición, pensando en poder grabar las emisiones de HDTV (televisión de alta definición), pues este estándar, que ya se utiliza en otros países y pronto entrará en España, requiere de mucha más capacidad que la que ofrece el DVD. En un disco de 25 GB se podrán grabar en torno a dos horas de vídeo de alta definición en formato MPEG-2 o hasta 13 horas de vídeo en calidad VHS. Por supuesto, los discos contarán con un sistema de protección para evitar las copias ilegales de discos originales, lo que supone uno de los aspectos más controvertidos, pues los estudios de cine no están dispuestos a apoyar un formato que permita que se vulneren de ninguna manera los derechos sobre sus obras. También en este sentido se repite la historia, pues ya en los DVD se exigieron sistemas de protección, pero no tardaron en ser quebrantados. Y es que no existe ningún sistema invulnerable, sólo es cuestión de tiempo que alguien encuentre la manera de hacerlo.

Blu-ray: grande y rápido
Blu-ray fue el primero en llegar, con la Blu-ray Disc Association (BDA), y los esfuerzos se centraron en ganar velocidad y capacidad (25 GB por capa frente a los 15 del HD DVD) pero... olvidando la compatibilidad. Sin embargo, esto no implica que tengamos que olvidarnos del DVD en los nuevos dispositivos Blu-ray ya que, aunque no sea obligatorio, la BDA sí recomienda que haya esa compatibilidad. Por otra parte, es también lógico que los fabricantes den soporte al DVD en los nuevos dispositivos, de lo contrario sería una apuesta excesivamente arriesgada, teniendo en cuenta lo que ofrece el rival. Tiene también otro gran inconveniente: para los fabricantes supone la construcción de nuevas plantas de fabricación, lo que encarecerá los dispositivos y los discos.
En el mercado de videojuegos cuenta con el apoyo de Sony, por lo que la nueva PlayStation 3 utilizará Blu-ray. Es posible, por cierto, que pienses que si Blu-ray viene por lo del láser azul lo correcto sería denominarlo Blue-ray (con la e) y que llevamos todo el artículo confundiendo el nombre. No es así, ya que para poder registrarlo como marca tuvo que perder la e final, quedando en el actual Blu-ray. La BDA, además, informa que ésa es su escritura correcta y no Blue-Ray (con la R mayúscula). De la misma forma, su correcta abreviatura es BD, no BR o BRD.

HD DVD: compatible
Al desarrollar HD DVD se centraron los esfuerzos en conseguir compatibilidad, lo que permitirá reproducir los actuales discos DVD en los nuevos reproductores. Sin embargo consigue menores capacidades y velocidades que su competidor y esto obligará, ineludiblemente, a una actualización más temprana de la tecnología. Otra ventaja es que permite aprovechar los actuales sistemas de fabricación de DVD, por lo que las inversiones serán menores y los productos más baratos. Además, cuenta con el apoyo de la mayor parte de los estudios de cine, que pueden inclinar la balanza rápidamente si inundan el mercado con sus películas en este formato; si bien tampoco existe una alianza exclusiva, por lo que podrían cambiar de bando si el mercado lo requiere.
En el caso de los juegos su mentor es Microsoft, de modo que la nueva Xbox podrá utilizar los nuevos HD DVD.
La clave de la compatibilidad y economía del HD DVD es que la capa de datos se sigue colocando en el centro de la estructura del disco, igual que en los DVD, mientras que en Blu-ray se sitúa en un extremo con una capa protectora de sólo 0,1 mm, de modo que, además de ser mas complejos de fabricar, también son mucho más sensibles a los arañazos, lo que obliga a usar un cartucho protector o un material extremadamente resistente para esa capa. Por ejemplo TDK ha desarrollado un material de nombre Durabis 2, que ofrece una capa protectora de mayor resistencia que las actualmente usadas en los discos convencionales CD y DVD, sobre los que también puede ser usado, ya que no está limitado a Blu-ray sino a soportes ópticos en general.

El último, a la cola
O quien no corre, vuela. De hecho, los primeros dispositivos están listos a la espera de un acuerdo final para la implementación de los sistemas de protección. Toshiba, Samsung, Pioneer y Sony tienen ya sus sistemas preparados, tanto Blu-ray como HD DVD, tanto dispositivos independientes (lectores y grabadores) como montados en equipos.
Los nuevos Qosmio, buque-insignia de los portátiles de Toshiba, están ya en la rampa de lanzamiento con su reproductor HD DVD en las entrañas. Sony hará lo propio con sus Vaio, incluyendo, lógicamente, unidades Blu-ray. Samsung también prepara sus reproductores y grabadores, así como Pioneer, uno de los modelos de los que sabemos ya nombre y especificaciones. Se llamará “BDR-101A” (Blu-ray, acostúmbrate a las nuevas nomenclaturas) y ofrecerá una velocidad de grabación de 2x tanto para BD-R (disco grabable) como para BD-RE (disco regrabable), con lo que grabar un disco de una capa nos supondrá alreded

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información