| Artículos | 01 ABR 1997

Bits Danone

Tags: Histórico
Tecnología y alimentación
Joan C. Ambrojo.

Combatir el exceso de peso o mantener una dieta equilibrada son, para algunos, una obsesión. Las modas han calado en la alimentación y las biblias dietéticas en papel han quedado pequeñas ante la avalancha de CD-ROM y sitios en Internet donde hay de todo: desde consultorios estéticos en línea hasta recetas para diabéticos.

Al igual que sucede con los libros de adelgazamiento y demás literatura para llevar una vida sana, los expertos recomiendan mucha prudencia. Nunca se debe perder de vista el consejo de un especialista. Todo el mundo se ve capaz de opinar sobre la comida, cuando es algo muy complejo, señala Josep Soldevila, doctor especialista en nutrición y dietética y director de NexNet, empresa que entre otras actividades desarrolla aplicaciones por encargo.

En opinión de Soldevila, existen tres tipos de aplicaciones informáticas sobre alimentación. Las divulgativas, tipo el médico en casa, tienen como principal ventaja la fácil búsqueda de información. Otras se generan en colaboración entre asociaciones y laboratorios, en muchos casos están enfocadas a enfermedades como la diabetes y son complementos de productos farmacéuticos. Pero son aplicaciones que acostumbran a fracasar porque las dejan en manos de consultorías informáticas no acostumbradas a trabajar en la materia, asegura. A diferencia del IRPF, que sigue una normativa, es difícil mecanizar información nutricional como, por ejemplo, las proteínas o una forma de comer. En este sentido, NexNet ha desarrollado NutriDiet Pro, orientado al profesional de la dietética y nutrición y empresas de restauración colectiva (escuelas, hospitales, servicios clínicos, farmacéuticos con servicios de dietas, catering de prisiones, etc.).

El tercer tipo de programas está ligado a Internet y es más interactivo. Son sistemas de información en línea en los que la gente obtiene respuesta de expertos. Se puede encontrar cualquier tema relacionado con la nutrición y la dieta: desde fórums de discusión hasta listas de correo o Webs con datos y vídeos educacionales. ¿Cómo puede el consumidor chequear su veracidad? Como en cualquier otro medio: debe esforzarse por independizar la información de un medio moderno como Internet y conocer quién hay detrás.

Si embargo, la moda de los CD-ROM dietéticos no ha cuajado en nuestro país. Como guadianas, distintos softwares aparecen en el mercado, en algunos casos, como propuestas de marketing. Este tipo de programas están muy ligados a la idiosincrasia de un país, afirma Soldevila.

Similar opinión es compartida por Pilar Cervera, directora del Centro de Estudios Superiores de Nutrición y Dietética (Cesnid): los programas informáticos de nutrición son una gran ayuda, pero difícilmente suplen al profesional, y a veces se pretende que una aplicación lo haga. Existen productos domésticos, incluso educativos, que ofrecen información sobre equilibrio alimentario, esto es bueno y positivo, dice Cervera. En cambio, considera que el diseño de recomendaciones específicas debe personalizarse bastante. ¿Una máquina del metro nos dará el peso ideal y la dieta?, se cuestiona Cervera. Es muy poco serio y científico.

Aplicaciones profesionales

Las aplicaciones orientadas a los profesionales sí que representan una ayuda significativa. Permiten acceder a bancos de datos, tablas de composición de alimentos: son muy útiles. En informática de nutrición existen unos estándares de calidad que deben permitir analizar cómo come una persona. La procedencia de la base de datos es, por tanto, fundamental para realizar una buena interpretación. Como cualquier software sobre salud, estas aplicaciones también son críticas, afirma Soldevila.

En Estados Unidos, existe un centenar de aplicaciones de dietética, desde los hágaselo usted mismo a programas para elaborar estudios nutricionales o para profesionales en asistencia dietética. En países como España su número es mínimo, todavía se busca el consejo del médico, asegura Josep Soldevila, y sólo tienen una penetración importante programas divulgativos, en los que se introducen datos como peso, edad, sexo y actividad física y aparece un menú. Tampoco servirían los CD-ROM made in USA de calidad porque, según este experto, la composición de los alimentos es diferente de la española. En todo caso considera preferible que farmacéuticos con conocimientos en nutrición manejen los programas más complejos para realizar planes de alimentación.

Riesgos para la salud

Las aplicaciones divulgativas sólo tienen sentido siempre que sea un buen producto genérico, no de dietas, elaborado para el consumidor. Con información sobre la alimentación mediterránea, equilibrada, es decir, que ofrezca consejos generales. Sin embargo, las buenas intenciones de algunas aplicaciones científica y éticamente correctas chocan con la decepción que producen al usuario, que busca respuestas más directas a sus problemas.

Según explica Soldevila, en Europa están surgiendo consultas de estética que utilizan los formatos de alta tecnología por su atractivo para captar a incautos. Los usuarios dan excesiva credibilidad a los datos aparecidos en un ordenador. Esto es especialmente grave con el aumento de patologías alimentarias como la anorexia (dejar de comer). En España existe poca información mecanizada sobre nutrición. Para paliar la desinformación en un tema tan crítico como la alimentación, distintos organismos están poniendo a punto varias iniciativas electrónicas. Ahora aparecerán unas tablas de composición de alimentos españoles en disquete, pero si no se convierte en bancos de datos actualizables, morirá en dos días, asegura Pilar Cervera.

Por su parte, el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (www.comb.es) acaba de estrenar una completa Web destinada tanto a su colectivo como a la sociedad en general. Entre otras, ofrece enlaces tan completos como Noah (Acceso a la Salud Computarizado Nueva York; www.noah.cuny.edu). Un sitio, en inglés y castellano, muy premiado. El Cesnid también prepara un Web especializado que se convertirá en un navegador sobre la afamada dieta mediterránea. Estará garantizado porque expertos del Cesnid validarán la información sobre nutrición que aparezca en Internet, asegura la directora del centro.

Para los amantes de lo ecológico, en Madrid, la Herbolaria de Petras (www.publicat.es/ petras) ofrece productos integrales y biológicos. Este sitio también indica enlaces con guías nutricionales en la Red: desde la guía de nutrición de la UNED o la de un dietista australiano hasta la Martindale´s Health Science Guide. También conecta con software sobre nutrición (NutriGenie). Por último, hay que señalar que la FAO ofrece un manual para obtener los mejores beneficios de los alimentos.

Webs sobre nutrición

- Recursos sobre nutrición: http:// server.netspace.net.au/~helmant/nut.htm

- Servidor de American Heart Association: http://www.amhrt.org/ pubs/ahadiet.html

- Receta del día de la American Diabetes Association:

http://www.diabetes.org/ada/rcptoday.html

- Organización Mundial para la Alimentación y la Agricultura: http://www.fao.org

- Departamento de Agricultura de los EE.UU: http://www.usda.gov/

- Web del Centro de Enseñanza Superior en Nutrición i Dietética, en construcción:

http:// www.nexnet.es/cesnid/

CD-ROM:

- La dieta. Distribuido por Edicinco. 4.995 PTAs.

- Dietas. Distribuido por Prix Informática. 2.170 PTAs.

- Estado de Salud. Distribuido por

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información