| Artículos | 01 FEB 2009

Binsa lleva la conectividad sin cables a su nueva oficina de 12.000 metros cuadrados

Tags: Histórico
De la mano de soluciones Wi-Fi de D-Link
Arantxa Herranz.
"Controlar y gestionar los productos y recursos de los almacenes gracias a la tecnología sin cable. Ésta era la situación que se plantea en Binsa, una empresa comercial en el sector de la óleo-hidráulica, y para cuya resolución confían en las soluciones propuestas por D-Link.

Binsa se define a sí misma como una empresa que va más allá de la simple venta o distribución de materiales hidráulicos para responder así a las necesidades de sus clientes. Gira el año 1983 cuando, por el mes de mayo, tres emprendedores españoles deciden crear Binsa como empresa nacional dedicada al campo de la hidráulica y la neumática.
Como ocurre en muchas ocasiones, el transcurso de los años ha hecho evolucionar a esta organización. Así, al principio Binsa se perfila como un pequeño suministrador industrial que ofrecía sus servicios a las empresas situadas en las proximidades de Barcelona y el bajo Llobregat. Más tarde y gracias a “una agresiva política de reinversión de los beneficios”, según destacan sus responsables, esta corporación crece y se opta por la especialización, concretamente en el campo de la óleo-hidráulica. Así pues, Binsa se define a sí misma como proveedor de sistemas de este tipo para mercados verticales en España, “aportando material para componentes y conexiones, así como soluciones para la construcción de centrales hidráulicas”.
Como decimos, las instalaciones de esta empresa están ubicadas en Masquefa, localidad situada de la comarca barcelonesa de l’Anoia. Es ahí donde se encuentra el centro logístico de 12.000 metros cuadrados en los que Binsa almacena cerca de 23.000 productos, de los cuales más de 7.000 son de alta rotación (es decir, que están en continuo movimiento). Además, en estas instalaciones también se encuentran las oficinas principales de Binsa y todos los servicios relacionados (informática, administración, control de calidad, logística…).
Precisamente el crecimiento y la expansión que experimenta la compañía es lo que lleva a sus responsables a plantearse otra manera de hacer las cosas para manejar mejor sus activos. Es así como Binsa decide buscar un nuevo sistema, que sea más eficiente y que, además de integrar todos sus procesos, les permita ganar en eficiencia y reducir costes operativos.
Tal y como nos destacaba Fernando Soto, responsable técnico de la empresa, la decisión final de optar por acometer una instalación WiFi se debe al cambio de oficinas, con las que la compañía decide agrupar las cuatro sedes que, con anterioridad, tenía dispersas. “Al cambiarnos de oficinas para estar todos más centralizados, al ser nuevas, más amplias y con más alturas, podíamos llevar a cabo una completa instalación WiFi, con antenas, y partiendo desde cero”.

Sin cables
Pronto se vio que una solución inalámbrica sería altamente beneficiosa, porque los productos se gestionan a través de unas máquinas (“toros”) que recorren los pasillos del almacén inventariando el stock. Para ser útil, la cobertura debía extenderse a estas zonas de almacenes y muelles de carga, de donde se obtiene la información logística esencial para el almacenaje, movimiento, transporte y entrega de los miles de productos que se manejan a diario.

La solución
Tras analizar diversas opciones, Binsa se decanta por el integrador español HSI GRUP, una firma con un alto grado de especialización en redes inalámbricas para grandes superficies industriales, y que había presentado una atractiva propuesta basada en tecnología D-Link. “Nos decantamos por D-Link porque era la opción que nos sugirió nuestro socio tecnológico, que son los expertos, los que entienden en la materia y, por tanto, hay que hacerles caso”, sentencia Soto.
El proyecto se pone en marcha a principios de 2008 y arranca tras haber acometido un estudio sobre la cobertura de las nuevas instalaciones de Binsa. Este estudio preliminar muestra, desde el principio, que existe una problemática básica: los ya mencionados “toros” que utilizan los operarios de la compañía no sólo trabajan a lo largo de grandes superficies (desplazándose por largos pasillos a través de raíles), sino también en diferentes alturas, lo que habrá que tener en cuenta a la hora de optimizar las frecuencias.
No obstante, y una vez que se da por concluido el estudio de coberturas en las instalaciones, los ingenieros de HSI GRUP deciden implementar 5 puntos de acceso (uno de los cuales se pondrá en la posición más alta de la nave, dando servicio así a las “zonas muertas” que hay en la parte superior), con otras tantas antenas de 18db, y por supuesto el cableado necesario para conectar estos puntos a la red central.
Toda esta instalación no ha sido un proceso difícil, según las declaraciones del responsable técnico de Binsa, y una de las razones de la sencillez de este proyecto ha estado en que las instalaciones eran nuevas; es decir, se partía de cero, de una superficie llana y diáfana, lo que ha facilitado la instalación de un nuevo equipamiento. “La nave estaba vacía”, detalla Fernando Soto, “lo que, por ejemplo, facilitó el trabajo de las grúas que fueron necesarias para poder instalar las antenas”. Una instalación que también se vio simplificada por el hecho de que tampoco había personas trabajando en las oficinas, evitando así posibles riesgos.
No obstante, Fernando Soto sí que reconoce que, una vez que se completó el traslado de todo el personal a las nuevas oficinas, se percataron de que hacía falta algo más de cobertura, pues la señala de las antenas estaba un poco limitada. “Decidimos instalar una antena WiFi adicional a las previstas en un primer momento lo que ha acabado con esa pequeña problemática de falta de cobertura”. Salvo esta pequeña incidencia, el responsable técnico de Binsa nos confirma que no hubo ninguna otra dificultad en el proyecto acometido.
Además, nuestro interlocutor defiende que la instalación ha sido sencilla, sobre todo porque se confió desde el principio en un socio tecnológico encargado de estudiar el proyecto y acometer la mejor solución. Este mismo partner ha sido el encargado de desplegar toda la red en las nuevas instalaciones de la oficina. “Al delegar en HSI GRUP, en Binsa no nos hemos tenido que ocupar de nada”.
Así pues, y gracias a esta instalación tecnológica, según la información facilitada los operarios trabajan desde el toro con un ordenador portátil y un lápiz USB (en concreto el DWA-140), que, una vez conectado, les aporta conectividad permanente y un ancho de banda suficiente para desarrollar su labor.
La información es capturada y enviada al servidor central, que la consolida en la aplicación de gestión Microsoft NAV (de la familia de productos para gestión de PYMES Microsoft Dynamics), desde donde es procesada y organizada en informes de actividad para la dirección.

Beneficios
Tras la implantación del nuevo sistema, tanto la dirección de Binsa como sus empleados han pasado a trabajar con mayor comodidad y a la vez con más eficiencia, no sólo por la gran rapidez y seguridad con la que se realiza el control del stock antes de la carga en los muelles, sino también por la mejora en proces

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información