| Noticias | 23 ABR 2002

Bill gates defiende a su compañía ante los remedios propuestos por los demandantes

Tags: Histórico

Bill Gates declaró ayer ante la jueza Collar-Kotelly, aprovechando para exponer con detalle los efectos que supondrían para su empresa los remedios propuestos por los estados demandantes.
Eva Calo

Al igual que los demás testigos que han comparecido ante el tribunal, gates testificó por escrto de antemano, con una declaración de 163 páginas. El primer punto sobre el cual testificó Gates fue las consecuencias que tendrían los remedios propuestos, que obligarían a Microsoft a ofrecer una versión básica de Windows, sin programas adicionales como puede ser el navegador o aplicaciones de audio y vídeo. Según Gates los remedios que proponen los estados implicarían una fragmentación de Windows.
Según el ejemplo de Gates, Si AOL Time Warner optase por crear su propia versión de Windows, trataría de deshabilitar las funciones del sistema operativo utilizadas por el software de sus competidores, y los usuarios no podrían hacer uso de ninguna aplicación que dependiese de esas funciones deshabilitadas. Actualmente existen decenas de miles de aplicaciones escritas para Windows, y por ello los fabricantes tendrían que decidir para qué variante de Windows hacer sus programas, lo cual aumentaría el coste de desarrollo de software de esas empresas.
Gates también quiso mencionar el remedio propuesto por los demandantes según el cual Microsoft debería compartir el código fuente de Windows. Según afirmó, Microsoft provee interfaces de programación de aplicaciones y protocolos de comunicación para Windows, para que los desarrolladores puedan crear software que se integre con Windows y pueda operar con él. Este remedio supondría “regalar la receta de Windows a sus competidores”, el cual es propiedad intelectual de Microsoft. Además “sería fácil para cualquier empresa clonar Windows, basándose en los esfuerzos de investigación y desarrollo de Microsft a un coste muy bajo”, afirmó.
El tribunal de apelaciones detalló a Gates 12 casos en los que se acusa a Microsoft de ejercer su monopolio. Tras la enumeración, preguntó a Gates si la compañía seguía cometiendo estas infracciones, a lo que contestó que “me parece que no, y si fuese así yo las detendría”.
En su declaración escrita, Microsoft trata de demostrar que los remedios propuestos por los demandantes perjudicarían a los consumidores, a la industria y a Microsoft. Los remedios transferirían enormes cantidades de la propiedad intelectual de Microsoft a sus competidores, bajarían el valor de Office, que es la mayor fuente de ingresos de Microsoft y harían desaparecer los incentivos para que la empresa actualizara su software a Internet Explorer. En resumen, dejaría a Microsoft “como una empresa devaluada”, dijo Gates.

www.microsoft.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información