| Artículos | 01 NOV 2006

Banda ancha a 220 voltios

Tags: Histórico
Santiago Carro.
La liberalización del sector energético en España trajo consecuencias previsibles aunque no en las cifras que esperaban. Paralelamente las compañías, sobre todo las eléctricas, descubrieron que por el cable podrían llevar, además de luz, Internet; y en plena eclosión de la burbuja Internet, con un mercado a su vez floreciente de ofertas de ADSL, vieron un filón de oro. Un negocio que mostró también sus reticencias desde el mismo momento de su salida. Era el PLC (Power Line Comunication), o cómo navegar por Internet a través del cable de la luz. Al año siguiente de la liberalización del sector energético cerca de 332.000 usuarios optaron por ser infieles a su proveedor de luz y/o gas. Del total, cerca de 270.000 consumidores fueron usuarios domésticos y, el resto, unos 62.000 PYMES y usuarios profesionales. Muchas de estas personas que se cambiaron lo hicieron movidas por una oferta amplia de servicios, ya no solamente de luz. Hace tan sólo tres años, cuando el consumidor contrataba luz, la compañía de turno ofrecía un servicio complementario con gas. Sin embargo, pocas ofrecieron la posibilidad de aunar en una misma factura luz, gas e Internet. Problemas de desarrollo La principal duda que suscita hoy día esta tecnología es por qué el PLC se quedó anclado, sin efectuar ningún movimiento relevante. Si bien es cierto que las tres eléctricas dominantes trabajaron al principio sobre esta posibilidad, lo cierto es que a fecha actual sólo Iberdrola cuenta, en su oferta comercial, con este servicio. Endesa, que en un principio apostó decididamente por esta revolucionaria tecnología, en la actualidad ya no cuenta en su cartera comercial con el PLC. Según responsables del departamento de comunicación de la eléctrica española, el motivo primordial que empujó a Endesa a abandonar el PLC fue ?la dificultad para competir con otras compañías especializadas en este área, con mayor bagaje y medios?. Desde Endesa no ven claro que la compañía vuelva a relanzarlo, ?no existen planes?, puntualiza Guillermo Errea, responsable de comunicación de Endesa. Errea no obstante comenta que la compañía sigue investigando sobre el PLC, pero entendido como un controller de la propia red, ?como una especia de alarma ante la caída de una línea y la telegestión de lectura de los contadores?. El legado de Endesa, en materia de Internet por el cable de la luz, se reduce a unas cuantas instalaciones existentes en Zaragoza, en la Ciudad Condal y en Puerto Real (Cádiz). Es precisamente en esta localidad donde seguirán ofreciendo PLC pero a través de una compañía denominada Epresa, que está participada al 50 por ciento por Endesa. La razón de seguir ofreciendo Internet a través del enchufe en esta localidad da fuerza a la teoría respecto a que el PLC podría existir perfectamente en aquellas localidades donde las operadoras de telefonía e Internet tuvieran problemas en llevar sus servicios a zonas rurales. En el caso de Zaragoza, Endesa cesó el servicio a finales del pasado año debido a la salida de ésta de Auna y al nulo interés por parte de ésta por seguir ofreciendo PLC. Otro de los frenos a la expansión de una tecnología prometedora fue que el usuario no podía gestionar sus puertos. Si bien los usuarios recibieron con los brazos abiertos una tecnología que les permitía volar por Internet, con una velocidad considerablemente más alta que la ofertada por las operadoras de Internet de la época, el principal obstáculo con el que se encontraron los usuarios de PLC fue que no podían gestionar por sí mismos los puertos. De este modo, prácticas tan habituales como acceder a un FTP, montar un servidor de correo o web pasaba a ser de competencia exclusiva de la compañía eléctrica. Para el responsable de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, la principal traba que se encontró el PLC fue la propia falta de inversión por parte de las compañías eléctricas ante esta nueva tecnología. Domingo no cree que el PLC repunte en España después de tantos años desde su puesta en marcha, unos 4 años. ?Fue una tecnología que causó muchas expectativas. Era la esperanza blanca, al romper con el tópico de asociar Internet y línea telefónica?, ha señalado Domingo. Respecto a los proyectos que se desarrollaron en España, el más emblemático fue el de Zaragoza, con unos 3.000 hogares conectados a través de PLC. Las eléctricas llevaron muy puntualmente el PLC a pequeñas ubicaciones: la ciudad de los Periodistas en Madrid, algún barrio de Valencia y algún otro en Barcelona. Si bien es cierto que el proyecto maño ?funcionó muy bien y dispuso un alto nivel de satisfacción?, según le consta a la Asociación de Internautas, también lo es que tuvo algunos problemas como las interferencias con algunos radioaficionados; ?aunque no dio más problemas que un ADSL?, concluye Domingo. Respecto a la posibilidad de que el PLC fuese la mejor opción para llevar Internet al mundo rural, donde la línea telefónica no llegaba, Domingo no opina igual. ?Efectivamente era una posibilidad; algo nada despreciable llegar a los sitios más inaccesibles?, señala Domingo quien apunta que ?si en realidad todos los proyectos se hicieron en centros urbanos, da idea de que llevarlo al campo era algo casi impensable?. La oferta continúa Desde PC World nos hemos puesto en contacto con las tres principales compañías eléctricas españolas. Unión Fenosa señaló que no disponen de este servicio. Aunque la realidad es que jamás llegaron a comercializarlo y el proyecto de Unión Fenosa ha quedado, según ha señalado su responsable de comunicación, a ?un uso limitado, con equipos PLC para uso interno en las comunicaciones privadas de Unión Fenosa?. Por otro lado, mientras Endesa señaló a través de su departamento de prensa que su oferta ya no se mantiene, sí continúan ofreciendo PLC a través de las consultas que se realizan en su número de información telefónica. Y quien sí mantiene en su oferta comercial en PLC es Iberdrola. La compañía ha comentado que, a día de hoy, mantiene el servicio en algunos distritos de Madrid y Valencia, así como localidades periféricas de la capital como Móstoles, Getafe y Leganés. Su oferta de Internet es simétrica, similar al DSL que ya lanzaran diferentes operadores de Internet, y permite recibir y enviar datos a la misma velocidad: 300 kbps y Mbps. Para Iberdrola el PLC es algo que seguirá existiendo, aunque lógicamente se ubica en pequeñas parcelas. Madrid y Valencia son solamente las puntas de lanza mientras espera llegar a cerca de 80.000 usuarios una vez cuenten con toda la infraestructura necesaria. No en vano, Iberdrola está coordinando en la actualidad un proyecto que se desarrolla en cuatro años y con un presupuesto de más de 20 millones de euros con un único objetivo: ofrecer a bajo precio un acceso a Internet y a otros servicios de telecomunicaciones de banda ancha en la Unión Europea. Para ello se empleará la red eléctrica de baja y media tensión. Mediante esta iniciativa se quiere no sólo mejorar el estado de la tecnología, sino conseguir un estándar que pueda ser empleado por cualquier empresa eléctrica para su posterior comercialización masiva. En este proyecto se han involucrado un total de 36 socios entre empresas eléctricas, fabricantes de tecnología, universidades y otras entidades relevantes del sector. Cómo funciona el PLC ------------------------------- Para acceder a Internet a través del cable eléctrico es necesario un módem especialmente diseñado para PLC. Este dispositivo es el único del que se tendrá que preocupar el usuario. Este módem se conecta con un equipo denominado repetidor y que se localiza en el cuarto donde estén los contadores del edificio. Este último podría atender hasta un máximo de 256 módems. Una arquitectura básica de una red PLC está formada por dos sistemas. El primero de ellos, llamado de acceso, cubre el tramo correspondiente a la red eléctrica que va desde la baja tensión del transformador de distribución hasta el medidor de la energía eléctrica. Est

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información