| Artículos | 01 NOV 2003

Axis 205 Network Camera

Tags: Histórico
La cámara lan más pequeña a un precio reducido
Ramón A. Fernández.
Axis acaba de presentar un nuevo modelo de webcam con conexión directa a redes LAN cuya característica principal reside en su reducido tamaño. Es la cámara IP más pequeña del mercado, circunstancia que permite su colocación en cualquier sitio al tiempo que favorece su implantación en lugares en los que deba pasar desapercibida.
Presenta tanto un proceso de instalación como un manejo realmente sencillos, además de características propias de toda cámara de red como la de contar con su pertinente dirección IP y un servidor web para su configuración y gestión. Asimismo, y para hacer mucho más asequible su adquisición por parte de una clientela más amplia y sin grandes presupuestos para videovigilancia, la Axis 205 ofrece un precio final realmente competitivo frente a otras soluciones excesivamente complejas.
Externamente, pocos podrían atreverse a asegurar que la Axis 205 es una cámara de red y no una sencilla webcam. Hay dos significativos detalles que delatan su talante profesional: la necesidad de contar con una fuente de alimentación eléctrica externa y la presencia del típico conector RJ-45. En cualquier caso, estamos ante una cámara para su uso en interiores con unas dimensiones de lo más contenidas (85 x 55 x 34 mm) y un peso que, incluyendo la base ajustable, no alcanza los 180 gramos. Por lo demás, está provista de un objetivo fijo en su frontal, con las conexiones adecuadamente dispuestas en su parte inferior y con una serie de prácticos testigos luminosos repartidos, tanto alrededor del objetivo como en la parte posterior, que muestran el estado de funcionamiento del dispositivo y la corrección de las conexiones establecidas.
Por lo que se refiere a sus especificaciones técnicas, la AXIS 205 presenta una óptica de 4 mm, f2.0 de abertura y una luminosidad comprendida entre los 10 y 10.000 luxes. Asimismo, es capaz de captar secuencias de vídeo, con tres niveles de resolución, alcanzando los 640 x 480 puntos y ofreciendo hasta 25 imágenes por segundo en cualquier resolución. Con el objeto de facilitar el tránsito de las secuencias de vídeo y poder limitar el consumo del ancho de banda de transmisión, las imágenes sufren un proceso de compresión, con cuatro niveles diferentes, para lo que se incluye un chip de compresión de vídeo Motion JPEG. En última instancia, el tamaño de archivo de las imágenes JPEG depende de varios factores, pero para hacernos una idea aproximada, los tamaños de imagen habituales a 640 x 480, con compresión media y niveles de iluminación normales, varían entre 30 y 40 kB.
Entre sus funcionalidades más interesantes podemos encontrar la posibilidad de imprimir y guardar imágenes fijas, la sobreimpresión de texto, fecha y hora o la sincronización horaria con un servidor NTP (Network Time Protocol). De cara a poder disfrutar de futuras mejoras en las funcionalidades de nuestro producto, contamos con 2 MB de memoria flash para la actualización del firmware. Sin embargo, no se ofrece la capacidad de poder incorporar ningún tipo de accesorio con el que aumentar sus funcionalidades y características.
En la práctica, la nitidez, la naturalidad y la fluidez de las imágenes capturadas resulta bastante aceptable, siempre y cuando haya condiciones de buena iluminación. Por lo que respecta a su manejo, destaca su sobresaliente simplicidad y comodidad, aunque hubiera sido deseable incorporar alguna que otra funcionalidad para potenciar su vertiente como cámara de videovigilancia.
Dado su marcado carácter de dispositivo de red, cualquier usuario integrado en una LAN, hasta un máximo de 20 accesos simultáneos, podrá visualizar las imágenes en vivo de forma remota con un navegador de Internet. Igualmente, permite su manejo a través del navegador web desde cualquier parte del mundo, ofreciéndose acceso restringido por medio de contraseñas.
Para terminar, la guía de instalación incluida resulta excesivamente escueta en sus indicaciones y, además, toda la información está en inglés.
En resumidas cuentas, una cámara de red que destaca por su contenido precio, reducido tamaño y sencillo manejo, cualidades que, sin ningún género de dudas, resultan del todo apropiadas a los intereses de los pequeños entornos en la monitorización remota de imágenes de vídeo a través de las diferentes redes de datos. Sin embargo, los más de 200 euros y la falta de elementos opcionales y funcionalidades de mayor calado profesional, le restan algunos importantes enteros en su calificación final.


Axis 205 Network Camera
------------------------------------
FABRICANTE: Axis
WEB: www.axis.com/es
DISTRIBUIDOR: www.axis.com/es/Ventas.htm
IDIOMA: Inglés
PVP: 230,84 ¤
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información