| Artículos | 01 ENE 1995

Autopistas de la Información: Mito y Realidad

Tags: Histórico
Jaime de Yraolagotia.

Todo el mundo habla de las autopistas de la información, pero es difícil llegar a saber exactamente qué es. Este artículo pretende desmitificar el concepto y devolverlo a su lugar natural, del que nunca debió salir.

Durante los últimos meses nos están bombardeando continuamente desde prensa y televisión con un concepto denominado autopistas de la información, que parece estar en boca de todos. Como ya ha ocurrido muchas otras veces (véase el término multimedia), se está etiquetando con la coletilla autopista de información a tecnologías y herramientas que no tienen que ver nada con ello. Se trata de algo que no se sabe muy bien qué es, pero lo importante es que vende, que resulta comercial. En este caso, los medios de comunicación están perdiendo su función educativa e informativa y contribuyen a sembrar confusión y aumentar el desconocimiento del término.

El concepto de autopista de la información (information superhighway) fue acuñado por el vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, para designar los servicios de telecomunicación de la próxima generación basados en tecnología por cable de fibra óptica. Dentro de quince años, usted tendrá en su casa un dispositivo _al que denominaremos superordenador_ que combinará las funciones actuales de un TV, un teléfono y un ordenador. Ese superordenador estará conectado a un cable de fibra óptica por el cual viajarán datos, la voz del teléfono y las señales de televisión.

¿Qué podrá hacer usted con el superordenador? Llamar a casa de su amigo y establecer una videoconferencia (verá la cara del interlocutor en la pantalla). Elegir una determinada película a la carta entre una selección de miles de películas, con la capacidad de rebobinar, parar y adelantar _igual que una cinta de vídeo, pero sin el inconveniente de tener que ir a devolverla al día siguiente al videoclub_. Recorrer varias tiendas para comprar artículos siguiendo los consejos y explicaciones de expertos vendedores. Enviar y recibir faxes. Vivir experiencias de realidad virtual que le trasladarán a dimensiones y efectos desconocidos. Examinar su historial médico para recordar el nombre de esa medicina que tiene que comprar. Aprender cualquier lengua del planeta recibiendo clases personales de nativos del país. En definitiva, las posibilidades son infinitas y, en ocasiones, parecen entrar de lleno en el mundo de la ciencia ficción.

¿Qué es una autopista de la información?

¿Cuáles son los rasgos principales que caracterizan una autopista de la información? En primer lugar, el medio de transporte de los datos no puede ser el actual cable de teléfono de cobre, sino que ha de ser un cable de fibra óptica que tiene un mayor ancho de banda y permite transmitir más información y más rápido. Para que pueda darse cuenta de la enorme diferencia entre el cable telefónico actual y la fibra óptica, basta fijarse en los siguientes datos. La fibra óptica puede transmitir 150.000 veces más información que el tradicional cable de cobre, y mientras que en un cable telefónico de cobre se transmite una llamada, en un cable de fibra se transmiten simultáneamente 25.000 llamadas. Las líneas de teléfono actuales presentan ciertas dificultades cuando se intenta conectar a más de 14.400 bps (bits por segundo), pero la fibra óptica de la autopista de la información permitirá ver películas; es decir, tendrá que transmitir en tiempo real los millones de bits necesarios para poder ver una película.

La segunda nota característica de una autopista de la información es la integración de ordenador, teléfono y televisión en un ente común que podríamos designar como telecomunicación. Ahora mismo usted puede tener un teléfono, un televisor y un ordenador con módem para transmitir datos. Cuando esté conectado a una autopista de la información, esas tres líneas de datos serán una sola y se intercomunicarán entre sí.

Finalmente, hay una tercera característica propia de la autopista de la información: que es un servicio destinado al gran público, no como método de comunicación de las grandes empresas. Es por ello que se trata de algo que en el futuro generará mucho dinero y que definirá quién controla la información _aspecto clave en la organización social actual_.

A grandes rasgos, hay cinco campos que se beneficiarán de las nuevas autopistas de la información. Primero, el mundo del ocio, con vídeos a la carta, juegos interactivos, tocadiscos con miles de canciones, experiencias de realidad virtual, etc. Segundo, el segmento de las compras desde casa (entradas de cine, comida, ropa, libros y todo lo que se pueda imaginar). Tercero, las comunicaciones interhumanas: reuniones virtuales entre varios usuarios de todo el mundo, contactos, etc. Cuarto, el teletrabajo: profesionales que trabajarán desde su casa al contar con toda la infraestructura de información y servicios que ofrece la autopista. Se calcula que para el año 2000 existirán 10 millones de europeos realizando teletrabajo. Quinto, la educación: cursos especializados de cualquier materia se impartirán por profesores especializados y con soporte de materiales audiovisuales.

Autopista y carretera comarcal

Volvamos ahora al tema de partida. Si por autopista de la información entendemos la transmisión de voz, datos y vídeo mediante un cable digital de alta velocidad con acceso económico para el gran público, la conclusión es evidente: no existen las autopistas de la información y tardarán como mínimo cinco años en existir. ¿Por qué entonces se concede actualmente tanta importancia a la autopista de la información? ¿Por qué habla de ella todo el mundo? Existen varias razones. Por una parte, mucha gente está confundiendo el término y llamando autopista de la información a algo que no lo es. Por otra parte, actualmente se están produciendo movimientos decisivos entre las grandes compañías para situarse con ventaja de cara al momento en que las autopistas de la información comiencen a repartir jugosos beneficios. Finalmente, en 1998 se produce la liberalización de mercados en Europa y los usuarios podrán contratar cualquier compañía para sus servicios (se acabó el monopolio de Telefónica).

¿Es Internet una autopista de la información? No, porque no conecta a todos sus usuarios mediante cables de fibra óptica (sólo a algunos), razón por la que no tiene la capacidad de transmitir vídeo en tiempo real. De todos modos, Internet se considera lo más aproximado a la mítica autopista, al tratarse de una red casi global por la que actualmente puede circular información multimedia: texto, conversaciones en tiempo real, sonido digitalizado e incluso vídeo digital. Eso sí, la calidad deja mucho que desear porque el ancho de banda de las líneas empleadas es demasiado pequeño y todo lo que actualmente se ha hecho entraría dentro del terreno puramente experimental (desde programas de radio a través de Internet hasta el concierto de los Rolling Stones). Nada de esto tiene calidad para el público final _y menos en España_.

¿Se puede decir que El Periódico de Catalunya se ha unido a las autopistas de la información, porque ahora se puede leer a través de una BBS (más exactamente, de Servicom)? No, porque el periódico de la autopista de la información será un telediario interactivo (lo leerá como un periódico y al seleccionar una noticia la verá en televisión; por ejemplo, podrá saltarse toda la información metereológica y acceder directamente al resumen de la Liga de Fútbol de la jornada anterior).

Es importante diferenciar entre la verdadera autopista de la información y lo que hasta ahora son sólo carreteras comarcales o simples autovías. En caso contrario, un usuario con un módem que llama a una BBS ya estaría dentro de las autopistas de la información.

Autopistas españolas

España está muy por detrás de los principales países en el desarrollo de la infraestructura necesaria para afrontar las

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información