| Artículos | 01 MAY 2001

ATi Radeon VE 32 MB

Tags: Histórico
Tarjeta de vídeo con salida dual y chip Radeon
Noé Soriano.
Los sistemas gráficos multimonitor disponen ya de una demanda específica por parte de algunos usuarios, incluso se ha extendido desde los sectores profesionales, que son los que tradicionalmente han solicitado este tipo de soluciones, hasta el usuario doméstico que desea sacar más rendimiento a su equipo, combinar aplicaciones lúdicas a la vez que trabaja, o simplemente aprovechar el monitor de su antiguo equipo informático.
El corazón de la tarjeta analizada en este primer contacto es una versión económica de la GPU Radeon de ATi. ¿Qué significa económica? Según ATi, simplemente se han reducido algunas de las funciones del tratamiento de texturas con el motor de luces y sombras. La realidad, según nuestras pruebas, es que también se ha visto afectado el rendimiento del procesador respecto a la versión más avanzada del Radeon. Pero “versión económica” también significa ahorro de precio, y aquí nadie puede poner la más mínima pega a la tarjeta, ya que es aproximadamente 30.000 PTA más barata que su hermana mayor (eso sí, con 32 MB de memoria, aunque la salida multimonitor compensa este aspecto).
La nueva tarjeta Radeon VE con 32 MB de memoria DDR permite, gracias al software especialmente diseñado para este propósito, HydraVision, conectar a la vez, a través de sus salidas de VGA, DVI y S-Vídeo, hasta tres dispositivos de imagen (monitor VGA, panel digital y televisor) aunque las configuraciones más utilizadas por la mayoría de usuarios serán las de dos monitores VGA, un VGA y DVI, o VGA y televisor externo, pudiendo seleccionar resoluciones y refrescos distintos para cada salida.
El sistema dispone de un panel de configuración y gestión de las salidas múltiples. Permite utilizar hasta 18 escritorios diferenciados, (pudiendo saltar de uno a otro con un icono en la barra de tareas), en los que ejecutar aplicaciones y llevarlas de uno a otro de forma rápida y sencilla. Es posible incluso ejecutar aplicaciones distintas en cada escritorio y mantenerlas con un funcionamiento independiente del resto. Este sistema al principio confunde un poco, pero en muy poco tiempo el usuario comienza a descubrir la enorme utilidad que supone, en cuanto a la organización de las aplicaciones abiertas y de la estructura de trabajo con el ordenador personal. Se acabaron las barras de tareas saturadas con múltiples programas abiertos a la vez, permitiéndonos dividirlas en los escritorios múltiples para facilitar la organización. Tenemos que advertir que los escritorios múltiples sólo afectan a la visualización de las ventanas y aplicaciones activas en cada uno de ellos; el resto de la configuración del sistema sigue siendo común a todos, y un fallo del sistema operativo afectaría a todos por igual.
Hemos comprobado las enormes posibilidades que ofrece el software de HydraVision, con un excelente rendimiento y versatilidad de trabajo, que explota al máximo la nueva tarjeta y las posibilidades de productividad en los sistemas multimonitor. Estas ventajas se disfrutan especialmente al trabajar con aplicaciones de diseño gráfico, pudiendo utilizar un monitor para trabajar con el entorno de desarrollo y el otro para seleccionar las herramientas o disponer de una ventana de zoom simultánea.
El inconveniente principal del esta nueva tarjeta de ATi es que, por su arquitectura, no soporta el trabajo simultáneo con aceleración Open GL en formato multimonitor. Esto, además de no permitirnos ejecutar un videojuego 3D en un monitor y seguir trabajando en el otro, tiene como principal pega el que no vamos a poder utilizar aplicaciones de diseño que trabajen con las librerías Open GL y disfrutar del formato multimonitor a la vez. En el caso de las DirectX, en nuestras pruebas sí funcionó en ambas pantallas, aunque detectamos ciertos problemas de visualización al trasladar ventanas de un escritorio a otro.
También tuvimos problemas en el trabajo con aplicaciones de diseño gráfico, ya que los recortes de imágenes y selecciones realizadas, no correspondían al copiarlas de un monitor a otro. Con la reproducción de vídeo, sin embargo, no tuvimos el más mínimo inconveniente, pudiendo trasladar cualquier ventana con archivos en reproducción, cambiarla de tamaño e incluso partirla entre los dos monitores que utilizamos para las pruebas. Además, la salida de S-Vídeo permite la conexión de un televisor externo.
Viendo el más que ajustado precio del producto (sensiblemente inferior al de los modelos similares de sus competidores) y las posibilidades que ofrece esta nueva tarjeta de ATi, tenemos que recomendarla para los usuarios que quieran disponer de un sistema multimonitor con salida de televisión en entorno Windows. Lastima que no soporte OpenGL simultáneo y que el software de control HydraVision no esté del todo depurado.


Las ventajas de tener dos monitores
----------------------------------------------------
Si no sabe qué hacer con el monitor de su antiguo equipo informático, una solución interesante es utilizarlo como segunda pantalla con una tarjeta dual como la analizada en este primer contacto. Dispondrá de mayor área de trabajo, pudiendo aprovechar los dos dispositivos de imágenes para ordenar las distintas herramientas con mayor libertad, además de poder realizar dos tareas distintas a la vez, como trabajar en una pantalla y en la otra ver un DVD. En definitiva, las posibilidades de nuestro sistema se multiplican, como poco por dos (monitores, naturalmente).


ATi Radeon VE 32 MB
-----------------------------
FABRICANTE: ATi
DISTRIBUIDOR: Informática & Trading Tel.: 917 102 023 www.ati.com
IDIOMA: castellano
PVP: 22.900 PTA (137,63 euros)
Calificación: ****


noe@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información