| Artículos | 01 ENE 2000

ATI All in Wonder 128

Tags: Histórico
Tarjeta gráfica para bus AGP con sintonizador de TV y digitalización de vídeo
Eugenio Barahona.
La empresa canadiense ATI Technologies, junto con Matrox, es una de las pocas compañías fabricantes de tarjetas gráficas que también desarrolla y fabrica los procesadores gráficos que emplea en sus productos. Recientemente 3dfx, con la adquisición de la firma STB, se ha unido al reducido grupo de empresas que diseña y fabrica tanto tarjetas como procesadores gráficos. Dentro del campo de los chips aceleradores 2D/3D, ATI presentó a principios de este año su procesador Rage 128GL, el cual forma el núcleo de todas las nuevas tarjetas que está comercializando este fabricante.
Quizás muchos de nuestros lectores conozcan la anterior tarjeta denominada All in Wonder Pro, la cual incorporaba un sintonizador de televisión, salidas de vídeo compuesto y luminancia/crominancia, y digitalización de vídeo. La tarjeta que se analiza en este artículo es muy similar a dicho modelo, si bien en esta ocasión se usa el procesador gráfico Rage 128GL en lugar del más antiguo Rage Pro. La unidad que hemos tenido ocasión de evaluar en nuestro laboratorio estaba equipada con un total de 16 MB de SDRAM, si bien también estará disponible otro modelo que incorpora 32 MB de SDRAM. Los chips de RAM que se han utilizado en la tarjeta que se analizó en el laboratorio de PC World estaban fabricados por IBM y, según comprobamos en su documentación técnica, son capaces de soportar velocidades de funcionamiento de hasta 125 MHz. Si bien ATI no suele proporcionar datos sobre la frecuencia de reloj a la que funcionan sus procesadores gráficos, lo más probable es que el Rage 128GL trabaje internamente a una velocidad de 110 MHz, mientras que la comunicación con la memoria SDRAM que gestiona se efectúe a 125 MHz.
Si bien las primeras muestras de procesadores gráficos Rage 128GL no disponían sobre su superficie de disipador ni ventilador alguno, las unidades que actualmente se pueden encontrar en el mercado tienen colocado un pequeño disipador que se encarga de proporcionar al procesador gráfico una mejor refrigeración. Esta modificación respecto a las especificaciones iniciales se debió, en parte, a la demanda que se generó entre los primeros usuarios de estos productos debido a la relativamente elevada temperatura que adquiría el chip Rage 128GL durante la ejecución de programas que hiciesen uso de aceleración 3D por hardware.
Las capacidades 3D de esta tarjeta son similares a las implementadas en cualquier otra tarjeta de última generación, ya que disponemos de render sobre modos de vídeo con 24 ó 32 bits por pixel, stencil buffer con ocho bits por pixel, buffer Z con más de 16 bits por pixel, multitextura, bump-mapping mediante la técnica conocida como emboss, filtrado de texturas bilineal y trilineal, aplicación de texturas directamente a través del bus AGP, soporte del modo x2 del bus AGP, etc.
Es sin embargo en el apartado de vídeo digital en el que esta tarjeta aporta novedades respecto al resto de productos que actualmente se encuentran en el mercado. Todas las tarjetas gráficas actuales ofrecen algún tipo de asistencia por hardware para la reproducción de películas en formato DVD (vídeo en formato MPEG-2), si bien se reduce a implementar en el chip gráfico las operaciones de conversión de color YUV a RGB, la compensación de movimiento y el escalado de la imagen. Los ingenieros de ATI han ido un paso más allá, ya que se ha implementado en el hardware una de las etapas que más tiempo de proceso consume: la transformada inversa del coseno o iDCT. Gracias a dicha funcionalidad el microprocesador del sistema sólo debe ejecutar una pequeña parte del proceso de descompresión de vídeo en formato MPEG-2: la denominada descompresión de Huffman.
Ya que esta tarjeta dispone de funciones de digitalización de vídeo y de sintonización de televisión, ATI ha decidido utilizar el hardware de descompresión MPEG de su chip Rage 128GL para optimizar la captura de secuencias de vídeo. Concretamente los ingenieros de ATI han diseñado la familia de chips Rage 128 de tal forma que es capaz de realizar por hardware tanto la transformada como la transformada inversa del coseno (DCT e iDCT). Gracias a dicho soporte es posible realizar por hardware parte del proceso de compresión de vídeo en formato MPEG, si bien aún hay partes que debe continuar realizando el microprocesador del PC, por lo que para este uso es recomendable disponer de un ordenador lo más rápido posible. Ya que está preparada para ver la televisión e incluso servir de medio para la reproducción de películas en formato DVD, la placa cuenta con dos conexiones de sonido. A uno de ellos se deberá unir la salida de audio analógico presente en la parte posterior de las unidades CD-ROM y DVD-ROM, mientras que a la segunda conexión se deberá conectar un cable que una la tarjeta gráfica a la entrada de sonido con que cuente la tarjeta de sonido. De esta forma, a través de la entrada denominada CD in de la tarjeta de sonido, el sistema dispone de la señal de audio procedente de la unidad CD-ROM, o DVD-ROM, y del sonido proveniente del sintonizador de televisión de esta tarjeta gráfica ATI.
Su rendimiento 3D es idéntico al que se consigue con otras placas de este mismo fabricante basadas en el chip Rage 128GL. Sin duda alguna uno de los mayores atractivos que ofrece este chip es la relativamente poca pérdida de rendimiento que se produce al ejecutar aplicaciones 3D con modos de vídeo con 32 bits por pixel. Este hecho se debe a que la familia de chips Rage 128 dispone de una pequeña memoria caché que en parte aísla al procesador gráfico de la latencia de los accesos a la memoria RAM de la tarjeta gráfica. Como suele ser habitual en los aceleradores 3D modernos, también se dispone de otra pequeña caché que se usa para almacenar parte de la textura que se esté aplicando en un determinado instante.
Se trata por lo tanto de una tarjeta gráfica adecuada para los usuarios interesados no sólo en contar con un adaptador gráfico que proporcione un buen rendimiento 3D y disponga del soporte por hardware necesario para usar el software 3D de más reciente aparición, sino que también estén interesados en usar el PC como medio alternativo para ver la televisión e incluso realizar sobre él trabajos de digitalización y edición de vídeo digital.


La competencia de 3dfx y Matrox
----------------------------------------------
Recientemente 3dfx anunció las características de su nueva tarjeta Voodoo 3 3500, basada en el chip acelerador gráfico del mismo nombre. Dicho procesador funciona a una velocidad de 183 MHz, realizándose la comunicación con la memoria de la tarjeta también a dicha velocidad. Esta placa también cuenta con un sintonizador de televisión y con funciones de digitalización de vídeo, así como con capacidad para realizar la digitalización de vídeo directamente en formato MPEG. El chip Voodoo 3 3500 tiene las mismas limitaciones que el resto de procesadores gráficos de la familia Voodoo 3: tamaño de las texturas limitado a 256 por 256 pixeles, sólo se acelera el render 3D sobre modos de vídeo con 16 bits por pixel, tamaño de memoria limitado a 16 MB, no se soportan las capacidades más avanzadas del bus AGP, etc.
También Matrox es otra compañía a tener en cuenta en el mercado de tarjetas gráficas con funciones de digitalización

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información