| Artículos | 01 JUL 2007

Asegurando el terreno con System Center Essentials

Tags: Histórico
Daniel Matey.
La informática no deja de evolucionar, y esta evolución se puede medir por el grado de sofisticación de la tecnología que usamos hoy en día, pero también se puede percibir en la madurez que el sector empieza a conseguir. Fruto de esta madurez incipiente podemos ver cómo ciertos axiomas del pasado empiezan a desvanecerse y cómo cada vez más y más, nuestro trabajo está basado en un dogma principal: “alinearse con el negocio”.

Como buenos técnicos, nunca debemos olvidar que, en realidad, los sistemas son mucho más que servidores y aplicaciones; son procedimientos, normas, procesos y, en definitiva, todo lo que hace que el negocio prosiga y evolucione. Mientras nosotros, los técnicos, tenemos que luchar contra retos como rendimiento, actualizaciones, seguridad o disponibilidad de los servicios, las empresas para las que trabajamos tienen que luchar contra los suyos; la fuerte competencia, I+D o el ajuste presupuestario, entre otros. En esta lucha, los departamentos de informática pueden llegar a ser una gran herramienta de productividad, que ayude a los negocios a obtener nuevas cotas de competitividad y productividad.
Sin embargo, según los últimos estudios, los departamentos de informática de hoy en día dedican el 75 por ciento de su tiempo a lograr mantener las infraestructuras y servicios que ya están en producción, pudiendo aportar sólo ese 25 por ciento restante a proporcionar algún valor añadido que pueda colaborar en la mejora de la productividad o de la competitividad de su empresa.
Por esta razón, muchos estamos seguros de que, después de la seguridad, la mejora de los productos de administración de sistemas es el segundo punto más importante en el que se están volcando muchas empresas de desarrollo de software. Si administrar, monitorizar y mantener los sistemas fuera más fácil, los departamentos de informática podrían dedicar más tiempo a “alinearse con el negocio”.
Fruto de esta inquietud, Microsoft diseño la familia de productos System Center, que tiene entre sus miembros a Operations Manager, Configuration Manager (antiguo SMS), Data Protection Manager (DPM) o Capacity Planner (CP), entre otros. El punto fuerte de estos productos, además de las capacidades singulares de cada uno de ellos, es la excepcional integración que aportan, tanto entre ellos, como con el resto de productos de Microsoft. No obstante, otro de los puntos comunes es que son algo difíciles de desplegar para las empresas pequeñas y mediadas. Por lo tanto, con el fin de dar una solución a las empresas con hasta 500 puestos clientes y 30 servidores, Microsoft diseñó un producto que trata de solucionar las necesidades informáticas esenciales de toda empresa, liberando parte de ese 75 por ciento del tiempo que dedicamos actualmente a la gestión de los sistemas. Este producto se llama System Center Essentials 2007 (SCE).

Instalación y descubrimiento
La instalación del producto es realmente sencilla, todo queda acoplado en un único solo servidor. SCE guarda toda su información en una base de datos SQL Server, y durante el proceso de instalación nos preguntará si queremos instalar una instancia de SQL Server 2005 Express (es gratuita) o si queremos usar una instancia de SQL Server 2005 local o remota que ya tengamos instalada.
Cuando entramos en la consola de administración de SCE por primera vez, podremos arrancar varios asistentes que nos ayudarán en el proceso de configuración de las actualizaciones, el descubrimiento de maquinas y otras funcionalidades del producto.
Después de la sencilla instalación, lo primero que tendremos que hacer es indicarle a SCE los puestos y servidores que tiene que administrar. Esto es extremadamente fácil, ya que SCE está integrado con el Directorio Activo y podremos indicarle que descubra, y por lo tanto, administre, todos los ordenadores y servidores de nuestro dominio.
Cuando SCE descubre un ordenador o servidor, instalará en él un agente que permite a SCE mantenerlo monitorizado y administrado en todo momento.
En el caso de los dispositivos SNMP, tendremos que indicar a SCE tanto el rango de direcciones IP en el que describir el dispositivo como la comunidad SNMP que tenga configurada.

Monitorización
La monitorización que nos permite realizar SCE está basada en Operations Manager 2007, con el que podremos monitorizar servidores, dispositivos que soporten Simple Network Monitoring Protocol (SNMP) como routers, servidores de impresión, puntos de acceso inalámbrico o switches y, por supuesto, servicios y aplicaciones. Esta monitorización se basa principalmente en Management Packs, que son piezas de software desarrolladas por los fabricantes de los productos, como puede ser el caso de Veritas, HP, Dell o Microsoft, entre otros, y que permiten a la monitorización de SCE entender cuándo un servicio está funcionando bien y cuándo no. Para los lectores interesados en conocer más detalles de Operations Manager 2007, recomendamos la lectura del extenso artículo que publicamos en el número de mayo de 2007 en PC World.
Así, por ejemplo, SCE nos avisará si nuestro servidor de Exchange está mal configurado o si nos estamos quedando sin espacio para almacenar logs de una base de datos SQL Server. Asimismo, si nuestro router está teniendo problemas con una interfaz, o incluso si se ha roto una fuente de alimentación de nuestro servidor, estaremos permanentemente informados.
SCE también monitoriza los puestos cliente y los problemas que se puedan dar en las aplicaciones que corran en ellos. De esta forma obtendremos informes que indicarán qué aplicaciones han causado fallos en los puestos, aunque estas aplicaciones o controladores no estén desarrolladas por Microsoft. Incluso, también podremos enviar esta información a Microsoft para su tratamiento, o saber si hay alguna solución disponible.
Con SCE también sabremos aspectos como el espacio del disco de todos los ordenadores, así como su rendimiento. También podremos obtener gráficas de sus contadores y consultar esta información a través de informes que nos puedan mostrar la evolución a lo largo del tiempo.
La gran estrella dentro de la monitorización de SCE es lo que se llama monitorización “end-to-end”, que nos permite monitorizar todos los componentes de las aplicaciones, obteniendo una visión completa del estado de salud de una aplicación independientemente del número de servicios y servidores que compongan su infraestructura.

Actualizaciones
SCE está basado en Windows Update Services para los aspectos relacionados con las instalaciones. Además, nos facilita tanto el despliegue de esta herramienta, que se puede realizar automáticamente durante la instalación de SCE, como el proceso de aprobación de parches, el targeting y la supervisión del estado de actualización de los puestos.
Las actualizaciones del catálogo de icrosoft van desde Windows u Office hasta SQL Server o Exchange, pasando por otros muchos productos, como Forefront. Por si esto fuera poco, y conscientes de que las empresas cuentan con infraestructuras heterogéneas, SCE también permite incorporar catálogos de actualizaciones de otros fabricantes como Citrix o Adobe.
SCE también permite introducir las propias actualizaciones para las aplicaciones que nosotros mismos hayamos desarrollado, o para aquellas que no estén cubiertas por ningún otro catálogo.
A la hora de aprobar cualqui

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información