| Noticias | 26 MAR 2007

Apple TV: primeros detalles

Tags: Histórico
Nuestros compañeros de Macworld EE.UU. ya han recibido el Apple TV, y a continuación te mostramos cuáles han sido sus primeras impresiones en el uso del producto.
Macworld
En el interior de la caja de producto encontrarás el Apple TV, un cable de alimentación (teniendo en cuenta que la fuente de alimentación es interna, en vez de tratarse de un bloque aparte), un Manual del usuario de unas 47 páginas, las clásicas pegatinas Apple blancas y el Apple Remote. Este es exactamente el mismo control remoto que Apple suministra con algunos Mac mini y con todos los iMac.

Con el Apple TV no se suministra ningún cable para la conexión del dispositivo al televisor. Afortunadamente, en el Apple Store encontrarás tanto cables HDMI como cables Toslink fabricados por XtremeMac. He comprado algunos de estos cables en el mismo Apple Store en el que he comprado el Apple TV y me ha encantado descubrir que no costaba más de 20 dólares cada cable. Te recomiendo que consultes el precio en varias tiendas, ya que los cables HDMI pueden llegar a tener un precio próximo a los 50 dólares.

El tamaño del Apple TV es ligeramente superior al del Mac mini, con unos 20 centímetros de lado y cerca de 2,54 centímetros de altura. En la parte posterior están situados el conmutador de encendido, y los puertos USB, Ethernet, HDMI, vídeo por componentes, audio analógico y audio digital. En la parte frontal se encuentra una única luz que puede parpadear en colores ámbar o blanco.

El propósito de todos estos puertos está bastante claro, salvo el etiquetado como USB. En una reunión celebrada con Apple sobre el Apple TV, tuve ocasión de aprender que el puerto USB no tiene ninguna utilidad para los usuarios. Apple utilizará el puerto en el caso de que necesites devolver la unidad para su reparación; sin embargo, no me extrañaría que alguna actualización de algún tipo añadiese nuevas posibilidades a dicho puerto.

Haciendo las conexiones
Soy un gran entusiasta de la tecnología de Apple, y quiero tener mi Apple TV listo y funcionando lo antes posible. Apple facilita la tarea al máximo.

He conectado el cable de alimentación del Apple TV en la parte posterior del dispositivo y a una toma de corriente próxima. He desempaquetado el cable HDMI de XtremeMac y lo he conectado al puerto correspondiente del Apple TV y a una de las conexiones HDMI de mi televisor de plasma de 42 pulgadas Panasonic TH-42PX60U. He cambiado a la entrada HDMI 1 con el control remoto del televisor y, al cabo de unos instantes, ha aparecido el logotipo blanco de Apple sobre un fondo negro.

De forma parecida a lo que ocurre cuando se instala el Mac OS X, lo primero que verás después del logotipo de Apple es la pantalla de selección de idioma, donde deberás escoger entre 15 idiomas diferentes utilizando el control remoto Apple. Cuando hagas la selección y pulses la tecla Reproducir/Pausa escucharás el mismo sonido ?clunk? que utiliza Apple para su característica Front Row.

Si has conectado un cable al puerto Ethernet del dispositivo, entonces comprobará dicha conexión en primer lugar para establecer una conexión de red activa. En el caso de que tenga éxito, se conectará automáticamente a la red mediante DHCP. En el caso de que no exista ninguna conexión presente, entonces buscará por una conexión de red inalámbrica mediante las capacidades 802.11b/g/n incluidas de serie. En mi caso dispongo de una conexión de red N suministrada por la última Estación Base AirPort Extreme. El Apple TV la ha encontrado en unos pocos segundos, mostrando el nombre de la red así como el de mi antigua estación base AirPort Extreme G. He seleccionado la red N, y ya está todo listo para empezar la diversión.

Comunicando con iTunes
Después de eso, el Apple TV empieza a dialogar con su socio: iTunes. Esta acción se inicia mediante un proceso en el que se muestra una pantalla para la inserción de un código PIN de cinco dígitos. Mi trabajo ha consistido en desplazarme al Mac encargado de sincronizarse con el Apple TV, seleccionar la entrada correspondiente al Apple TV en la lista de fuentes, e introducir el código PIN del Apple TV en las correspondientes casillas. En las preferencias del Apple TV también he tenido que registrar y dar un nombre al dispositivo. Una vez completado el proceso, es cuestión de moverse a los diferentes apartados tal y como harías en las preferencias para el iPod de iTunes.

Por ejemplo, puedes sincronizar el disco duro interno de 40 GB del Apple TV con un ordenador (Mac o Windows), que ejecute iTunes 7.1.1 o posterior. Cuando hayas establecido dicha relación podrás indicar a iTunes cuál será el contenido que quieres copiar al disco duro del Apple TV. Dicho disco duro ofrece una capacidad de almacenamiento útil de 33 GB. He copiado contenidos hasta completar la capacidad del disco, algo que no resulta muy complicado si tienes una gran cantidad de películas. El Apple TV da prioridad a tus materiales sincronizando en primer lugar las películas, a continuación los programas de televisión, siguiendo con la música, podcast y fotografías en último lugar. Cuando el ordenador esté sincronizado con un Apple TV, verás una interfaz con varias lengüetas donde podrás consultar qué películas, programas de televisión, música, podcast y fotografías están sincronizados con el Apple TV.
Si el disco duro se llena con películas, ya no habrá espacio para más. El contenido desaparecerá del dispositivo a medida que lo sincronices. Es decir, si has configurado el Apple TV para que obtenga las tres películas más recientes y que aún no hayas visto, entonces iTunes indicará al Apple TV que descarte de su disco duro las películas que ya hayas visto para cargar las películas que tienes aún por ver. Mientras que iTunes esté funcionando en el ordenador seleccionado, y dispongas de una conexión de red activa, entonces los dos se encargarán de actualizar el contenido a medida que sea necesario sin necesidad de que debas forzar la sincronización manualmente.

Tal y como he indicado, puedes gestionar el material que deseas enviar al Apple TV simplemente siendo selectivo a la hora de indicar qué contenido (y qué cantidad del mismo) quieres sincronizar con el dispositivo. Por ejemplo, puedes indicar a iTunes que sincronice sólo las tres películas más recientes que aún no hayas visto; o bien desactivar por completo la sincronización de películas de modo que puedas sincronizar los cinco episodios más recientes de las series de televisión.

El Apple TV también puede recibir contenido de un máximo de cinco ordenadores. Para ello, navega hasta el menú Fuentes del Apple TV, selecciona Conecta a nuevo iTunes, y aparecerá un nuevo PIN en pantalla. Introduce dicho número PIN en las preferencias de Apple TV en la copia de iTunes correspondiente al nuevo ordenador, e iTunes te indicará que está sincronizado. Ahora puedes enviar contenido desde la biblioteca de dicho ordenador hacia el Apple TV. También puedes enviar contenido desde el ordenador sincronizado. La velocidad de envío dependerá de la velocidad de tu red y del tipo de contenido que estés enviando. Si tienes una red 802.11g o n, el vídeo debería enviarse con una velocidad suficiente. Si bien es posible enviar vídeo sobre conexiones 802.11b, lo cierto es que el Apple TV necesitará algo de tiempo para completar el buffer con el contenido recibido, lo que significa un mayor retardo antes de que el Apple TV de inicio a la reproducción de dicho contenido. Se supone que el sonido se reproducirá sin problemas independientemente del tipo de conexión que utilices. Una conexión de red por cable podrá enviar cualquier tipo de contenido sin problema.

El aspecto
Si has utilizado la característica Front Row de Apple o una conexión a pantalla completa para el iPod entonces te sentirás muy cómodo manejando el Apple TV. La estructura de su menú es muy similar a la de Front Row. Una vez que has configurado el dispositivo verás la pantalla principal del Apple TV. En dicha pantalla verás el acceso a las películas, programas de televisión, mú

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información