| Artículos | 01 NOV 2007

Apple iPhone Touch 8 GB

Tags: Histórico
El híbrido que entusiasma
Alfonso Casas.
A pesar de sus limitaciones, como la falta de tecnología 3G o la necesaria sincronización a través de itunes, el manejo “touch” sobre su pantalla de 3,5 pulgadas marca un antes y un después entre los dispositivos móviles.

Mucho se ha hablado hasta el momento del último dispositivo por excelencia de Apple, que es reproductor MP3, teléfono móvil y permite la navegación por internet y, en este sentido, aquí radica gran parte del éxito de su producto. Antes de llegar a estar disponible en Europa, ha conseguido ser el centro de atención y que todo el mundo hable de él, para lo bueno y para lo malo, creando grandes expectativas previas a su comercialización.
Durante el análisis nos centramos en su tecnología y la experiencia de uso tras semanas de manejo, dejando a un lado la polémica surgida entre si la plataforma debería dejarse abierta con el fin de poder desarrollar y manejar aplicaciones de todo tipo para sacar mayor partido del dispositivo. Basta echar un vistazo en internet y comprobar todo lo que ya existe, todo un argumento extra necesario para el convencimiento total de su compra. Apple, por su parte, ya ha anunciado que abrirá su plataforma a programadores a partir del mes de febrero.
Si entramos en detalles, resulta difícil no dejarse llevar por la euforia a la hora de describir los primeros instantes de su manejo, lo que es la toma de contacto. Su nueva interfaz está basada en una gran pantalla táctil “multi-touch” de 3,5 pulgadas y 480 x 320 puntos por pulgadas, la cual permite controlar y utilizar sus aplicaciones con sólo dos dedos. Los usuarios de HTC Touch quizá puedan pensar que saben de lo que hablamos, pero la sensibilidad de éste ni de lejos llega a la experiencia de iPhone. Baste mencionar que HTC Touch adjunta un puntero lápiz para su manejo, mientras que iPhone prescinde de cualquier dispositivo señalador que no sean los dedos. La función de zoom mediante el movimiento de los dos dedos, así como el desplazamiento por cualquier área de la pantalla, permite recoger hasta el último detalle. Para la introducción de contenidos, el dispositivo visualiza un completo teclado QWERTY con capacidad predictiva para la composición de palabras, bastante eficiente. Para regresar a la pantalla principal, dispone del botón central que permite salir de la aplicación utilizada. El hecho de girarlo de posición vertical a modo apaisado tiene su repercusión en función de la aplicación visualizada, así como el acercamiento al oído, o su utilización en interiores o al aire libre. Gracias a la integración de avanzados sensores, entre los que se encuentran un acelerómetro, un sensor de proximidad y otro de luz ambiental, iPhone lleva a cabo un ajuste automático para mejorar la experiencia de uso y ahorrar energía. Por ejemplo, al acercarlo al oído para contestar a una llamada, la pantalla pasa a modo suspendido y evita la reacción táctil hasta que vuelve a desplazarse ligeramente del lugar.
Utiliza como software una versión reducida de OS X basado en UNIX, con lo que es más flexible, y a nivel de aplicaciones, la capacidad de visualizar portadas dinámicas “cover flow”, sistema ya utilizado en iPod para desplazarse por la biblioteca de música, se ha exportado también para la visualización de podcast y páginas web, a través de su navegador Safari. Nunca antes la experiencia de navegación en un dispositivo móvil había sido tan satisfactoria, muy semejante a hacerlo con un ordenador, con visualización completa de las páginas web y facilitando el acceso a los contenidos mediante el sistema de zoom ya comentado.
Incluye soporte para tecnologías inalámbricas GSM cuatribanda, EDGE, WiFi 802.11b/g y Bluetooth 2.0 EDR, con lo que ésta última sólo sirve para establecer comunicación con aparatos manos libres, en modo de voz y no de intercambio de datos. Es otra de sus carencias junto a la falta de la tecnología 3G, tan demandada en los teminales comercializados en Europa, pero con menos interés en Estados Unidos. Sin embargo, esta carencia se ve contrarrestada con el excelente funcionamiento de la conectividad inalámbrica por Wifi. De hecho, es posible utilizarla para navegación web a través de Safari, con soporte completo para HTML, para visualizar vídeos mediante la aplicación dedicada de YouTube, o incluso con Google Maps, para la localización de lugares de interés. También la descarga de canciones de forma inalámbrica está soportada, así como la mensajería unificada que permite configurar varias cuentas de correo tipo Exchange, IMAP o POP3 y consultarlas sin tener que cambiar la configuración constantemente. Se echa en falta el soporte de contenidos Flash a la hora de visualizar contenidos web.
Cuatro mandos de control son los disponibles para acceder a sus funciones, dos para controlar el volumen, uno para silenciar los tonos y el botón de encendido y apagado de la pantalla, ya que iPhone se encuentra constantemente en modo de espera para poder operar en modo de teléfono móvil. Junto con el producto se incluye el cable USB de sincronización, un cargador de red, una base, así como auriculares, que sirven como manos libres, con funciones en el propio cable de control de audio para parada durante su reproducción, o salto a siguiente canción.
Una cámara de 2 megapíxeles, ubicada en su parte posterior, permite capturar instantáneas, con calidad significativa en exteriores, pero sin poder realizar zoom. El modo de vídeo tampoco está contemplado, aunque a través de la vía alternativa de manejar aplicaciones libres ya es posible llevar a cabo grabaciones de vídeo.
Es aquí donde radica todo el éxito de iPhone. La utilización de aplicaciones basadas en Web 2.0 están siendo adoptadas por desarrolladores, que son capaces de crear asombrosas aplicaciones que amplían y extienden las capacidades de iPhone sin poner en compromiso su fiabilidad y seguridad. Muy a pesar de las recomendaciones de Apple de no llevar a cabo las prácticas de desbloqueo del mismo, hay que decir que la posibilidad de ejecutar software de terceros en el terminal lo hace mucho más interesante y amplía su interés por parte del sector profesional para utilizar aplicaciones dedicadas. De lo contrario, incluso el manejo diario de la agenda resulta limitado, dependiendo de la sincronización con el ordenador. Así, ¿quién quiere perderse la posibilidad de manejar bajo esta revolucionaria interfaz, bases de datos, editar documentos, chatear en Messenger, instalar aplicaciones profesionales o, incluso, enredar con algún que otro emulador? Es algo que cualquier dispositivo basado en Windows Mobile o Symbian siempre ha permitido, aplicaciones de mayor productividad con posibilidad de edición de documentos.
Salvando estas indicaciones, resulta un producto innovador. La autonomía de la batería, criticada por no ser extraíble de forma sencilla, al igual que sucede con iPod, ofrece una duración en torno a las 4 horas durante la reproducción de vídeo almacenado en memoria. En modo inalámbrico el tiempo disminuye considerablemente, es algo que se aprecia al utilizar YouTube o la aplicación de mapas. En nuestro uso habitual como reproductor de música, visualización de algún que otro podcast de vídeo, y realización de cinco llamadas diarias alcanzó un promedio de 70 horas de autonomía, lo cual está bastante bien. A lo que

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información