| Artículos | 01 SEP 1999

Aplicaciones web con Borland Delphi 4

Tags: Histórico
Cómo crear aplicaciones con los módulos web y componentes de Delphi
Francisco Charte.
Los fabricantes de placas base actualizan con cierta frecuencia las BIOS de sus productos para corregir errores o soportar nuevos periféricos y procesadores. Sin embargo, no siempre los usuarios la ponemos al día. Aquí le indicamos la forma de proceder sin correr demasiado riesgo.

Actualizar la BIOS es una operación muy delicada, que puede provocar que la placa base quede completamente inutilizada, por lo que conviene pensárselo un par de veces antes de decidirse a acometer esta actualización. La BIOS contiene una serie de rutinas que se encargan de arrancar el ordenador, y permiten que el sistema operativo pueda interactuar de una forma estándar con el hardware del ordenador. Si durante el proceso de grabación de la BIOS se produce algún error, o se interrumpe, por un corte de luz o cualquier otro motivo, ya no se podrá acceder a su contenido, y será imposible arrancar el ordenador, puesto que no habrá nadie que pueda buscar el sistema operativo en el disco duro.
El precio de la actualización debería ser gratuito, puesto que los fabricantes de placas base suelen ponerlas a disposición del público en sus páginas web. Si no dispone de acceso a Internet puede intentar conseguirla en la tienda en la que compró su placa base, no deberían cobrarle más de lo que cueste descargar el fichero desde Internet y el disquete.
En algunos casos, además de la actualización de la BIOS necesitará un programa que se encarga de realizar la grabación, puesto que no todos los ficheros de actualización son capaces de instalarse por sí mismos.
Para la realización de este artículo hemos empleado la placa base de Gigabyte GA-BX2000, que dispone de una tecnología que trabaja simultáneamente con dos BIOS. Si por cualquier circunstancia el contenido principal se ve alterado, se podrá recuperar automáticamente desde la de respaldo. También es posible tener versiones distintas de la BIOS en cada una de ellas y seleccionarla en el momento de arrancar. La BIOS de esta placa era de Award, versión 1.3. En la web de Gigabyte encontramos una actualización a la versión 1.4, además del programa de actualización.


Beneficios: proporciona la posibilidad de utilizar determinados periféricos y mejora la estabilidad del sistema, en algunos casos.
Coste: el coste de la llamada a Internet para buscar y descargar la actualización.
Tiempo requerido: de 20 a 40 minutos.
Nivel de experiencia:
Herramientas necesarias: ninguna.
Recursos en Internet: Drivers HeadQuarters, ww.driverhq.com, Wim’s BIOS Page, www.ping.be/bios/. BIOS Setup Information Guide, www.sysopt.com/bios.html.
La consideración del coste y del nivel de experiencia van de uno a tres iconos que equivalen a un nivel bajo, medio o alto de requerimientos.


1- ¿Puedo actualizar mi BIOS? Conviene asegurarse bien de la versión de nuestra BIOS antes de pensar siquiera en actualizarla. También tenemos que saber la marca y modelo exacto de la placa. No podemos equivocarnos en esto, puesto que la placa no funcionará correctamente si no tiene la BIOS adecuada. Cuando está arrancando el ordenador aparecerá una pantalla parecida a esta, pulsando la tecla [Pausa] podremos observarla con toda tranquilidad. Podemos comprobar que la versión es 1.3. En algunos modelos puede aparecer en su lugar una fecha, que indica el día en el que se publicó esa versión.
Con este dato ya podemos empezar a buscar en la página web del fabricante de la placa base una versión más moderna.

2- Manos a la obra. Una vez conseguido el fichero de actualización y el programa de instalación, si es necesario, lo más aconsejable es hacer un disquete de arranque con la orden Format a: /u /s y colocar los ficheros de actualización, ya descomprimidos, en el disco duro, por ejemplo en C:\BIOS.
Ejecutamos el programa de instalación, que nos pedirá el nombre del fichero de actualización, que en este caso se llama bx2000.14. En unos segundos se comprueba que el fichero no tiene ningún error, y se nos pregunta si queremos hacer una copia de la BIOS antigua, por si alguna vez queremos "desactualizar" el ordenador.

3- Guardar la BIOS vieja. Es conveniente que guardemos la copia de la BIOS antigua, porque si tenemos algún problema con la versión actualizada, podremos volver a dejar el ordenador como estaba. Algunos sistemas operativos pueden dejar de funcionar correctamente después de haber actualizado la BIOS. Para ello contestaremos afirmativamente a la pregunta pulsando Y.
Únicamente tenemos que indicarle al programa el nombre con el que queremos grabar la copia de la BIOS anterior, que se almacenará en el lugar que indiquemos delante del nombre, o en el directorio actual si no indicamos ninguno.

4- Empieza la actualización. Una vez guardada la copia de la BIOS antigua llegamos al punto de "no-retorno". Hasta aquí podemos arrepentirnos, pero a partir de aquí tendremos que dejar que acabe la operación de grabación, si no queremos que nuestra placa base se convierta en un objeto inútil.
Pulsando la tecla Y se iniciará la grabación de la actualización de la BIOS en la memoria Flash de la placa base. A partir de aquí es imprescindible que no se vaya la luz, ni que se reinicie accidentalmente el equipo, ni cualquier otra operación que pueda interrumpir la grabación de la BIOS.

5- Momentos de tensión. Durante la actualización de la BIOS veremos una barra de progreso que indica cuánto falta para acabar, así como las direcciones que ya han sido programadas. Esta operación dura menos de 30 segundos, puesto que la BIOS tiene un tamaño de 256 KB, prácticamente insignificante si lo comparamos con las cantidades de memoria que se manejan actualmente.

6- BIOS actualizada. Cuando termine el proceso aparecerá un mensaje indicándonos si todo ha ido bien. En caso afirmativo podremos reiniciar el ordenador para que tenga efecto la actualización.
Si obtenemos un mensaje de error, y el sistema sigue funcionando, podemos intentar volver a grabar la actualización, por si se trata de un error de lectura del fichero transitorio. También podemos intentar grabar otra vez el fichero antiguo que hemos guardado previamente.
Es imposible saber cómo será el comportamiento de todas las placas base que hay en el mercado, pero es muy fácil que no se pueda recuperar un error de escritura en la BIOS. En estos casos, si la placa tiene la BIOS montada en un zócalo, podemos intentar llevarla a una tienda de electrónica, por si disponen de un programador que permita volver a grabar la BIOS fuera del ordenador.

7- Punto final. Al reiniciar el ordenador podemos volver a pulsar la tecla [Pausa] para ver la versión de la BIOS, y comprobar que efectivamente se ha actualizado correctamente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información