| Artículos | 01 FEB 2003

Aplicaciones gratuitas

Tags: Histórico
José C. Daganzo y Noé Soriano.
En este reportaje recogemos alternativas freeware o de libre distribución a las herramientas comerciales de pago que suponen un importante gasto en licencias para empresas y usuarios.

El debate sobre las ventajas o inconvenientes del uso de aplicaciones y sistemas operativos gratuitos o bajo la licencia GPL (General Public License) en la empresa lleva ya varios años planteándose. El problema sobre las conclusiones que se pueden aportar es que, a diferencia de las aplicaciones comerciales, las gratuitas o de libre distribución varían en aspectos como inversión en formación, operatividad, compatibilidad, soporte, etc., prácticamente mes a mes. Por ejemplo, el sistema operativo Linux hace tres años era una opción muy poco recomendable para instalar en puestos de trabajo de empleados sin conocimientos en esta plataforma, mientras que algunas de las últimas distribuciones poco o nada tienen que envidiar a los sistemas Windows o Mac-OS en cuanto a interfaz gráfica y manejo intuitivo.
Algo similar ocurre con las aplicaciones y herramientas. Lo más conveniente es analizar en cada momento las necesidades concretas del puesto de trabajo en cuanto a software y ver si se puede ahorrar en la inversión utilizando software libre o gratuito. Para tomar esta decisión hay que tener en cuenta algunas consideraciones y factores que nos van a indicar en qué casos podemos reemplazar aplicaciones y herramientas comerciales por otras gratuitas o de libre distribución.

¿Qué trabajo hay que realizar?
Conocer qué trabajo se va a realizar en cada puesto y las necesidades que va a tener el usuario es fundamental para poder seleccionar el nivel de herramientas que es necesario instalar. Cuando decimos nivel nos referimos a la potencia o versatilidad del software. No es lo mismo recortar una imagen y ajustar los niveles de brillo y contraste, que dividirla en varias capas, aplicar efectos complejos, eliminar imperfecciones y realizar un trabajo de diseño con ella.
Normalmente los profesionales de una empresa que necesitan una herramienta o software potente para desempeñar su función cuentan con ella, pero en muchos casos los usuarios no aprovechan ni el 10% de las funcionalidades que ofrecen las aplicaciones de pago. Claros ejemplos de esto son el paquete ofimático Microsoft Office y la herramienta de retoque fotográfico Adobe Photoshop, que se instalan en muchas ocasiones para tratar textos y hojas de cálculos sencillos o hacer retoques de imágenes muy simples. En estos y otros muchos casos es donde tienen cabida aplicaciones más sencillas pero perfectamente operativas y con un coste menor, o gratuitas.
Para ver el trabajo desempeñado en cada caso hay que hacer un estudio del uso en cuanto a porcentajes de utilización que se les va a dar. No tiene sentido instalar una aplicación costosa porque varios usuarios la utilicen -bien entera o bien alguna de sus funciones- de vez en cuando. En estos casos podemos recurrir a puestos comunes con una sola licencia de esta herramienta que puedan ser utilizados por los empleados que la vayan necesitando, mientras en su equipo habitual tienen aplicaciones gratuitas.

¿Qué herramientas elegimos?
Una vez que conocemos el trabajo que se va a desempeñar en cada puesto tenemos que ver qué aplicaciones hay disponibles para desempeñar esa función en el mercado. La elección de aplicaciones gratuitas o de libre distribución frente a las comerciales debe sopesarse teniendo en cuenta, además del ahorro de costes, factores como el soporte de que dispongan, compatibilidad, conocimiento de la herramienta por parte del usuario y operatividad.
Dentro de la horquilla de tipos de software gratuito que podemos encontrar, las herramientas bajo la licencia GPL son las que más ventajas tienen, ya que muchas de ellas incluyen además de amplia documentación, un soporte técnico y una amplia comunidad de desarrolladores y usuarios en Internet que lo complementan.
En este artículo hemos recopilado programas y herramientas (para Linux y Windows) que pueden servir para reemplazar software comercial y ahorrar costes sin perder operatividad, potencia o compatibilidad. No están todas las que son, pero sí son todas las que están: aplicaciones gratuitas o de libre distribución ordenadas por temas.

Clientes de correo electrónico
El correo electrónico es el medio de comunicación con mayor expansión en las últimas fechas. En la actualidad existen diversos clientes de correo que nos permiten leer y editar sin dificultades nuestros correos electrónicos, si bien es cierto que cuando un usuario se acostumbra a utilizar un cliente es difícil que quiera usar otro.
Lo más habitual es que usted disponga de una herramienta de pago tipo Microsoft Outlook. No obstante, en estas líneas le proponemos tres alternativas gratuitas para que usted decida cuál es el cliente que mejor se adapta a sus necesidades.

Pegasus Mail. Esta aplicación fue en sus comienzos de pago, pero desde hace ya algún tiempo ha dejado de serlo, para convertirse en un cliente de correo electrónico gratuito y totalmente funcional, aunque presenta una peculiaridad que puede hacer que muchos de sus potenciales usuarios rechacen su uso. Es una aplicación subvencionada por medio de banners que muestra en la parte superior del cliente. No obstante, es una gran herramienta.
Esta aplicación es un robusto cliente de correo electrónico, entre cuyas características más significativas destacamos: posibilidad de enviar y recibir mensajes usando protocolos (IMAP y POP3), filtros de correo, autocompletar nombres, múltiples usuarios, carpetas de correo, etc.
www.pmail.com

Eudora. Esta aplicación está disponible es tres versiones: financiada con banners, reducida y comercial. La versión comercial es más completa que el resto e incluye soporte técnico, mientras que las otras dos no disponen de asistencia técnica.
La versión con banners es más completa que la reducida, y por ese motivo, y dado que también es gratuita, es la mejor opción de las tres si no queremos pagar registro.
Eudora ofrece filtros de correo, soporte para plug-ins adicionales, soporte para protocolo IMAP, libro de direcciones, etc.
Esta versión de Eudora se integra a la perfección con la aplicación de seguridad y encriptación PGP 5.0, por lo que sus usuarios encontrarán en este correo un gran aliado.
www.eudora.com

Outlook Express. Esta aplicación es una versión reducida del conocido gestor de correo Microsoft Outlook, y forma parte del Navegador Microsoft Internet Explorer 6.
La última versión de este cliente de correo incluye control y bloqueo de archivos adjuntos que acompañan a los mensajes y que son sensibles de ser peligrosos, posibilidad de crear reglas para los mensajes, uso de múltiples identidades sobre un único cliente de correo, libreta de direcciones, herramientas de accesibilidad para personas con discapacidades, etc.
Esta aplicación está presente en la mayoría de los sistemas Windows, ya que al acompañar a Microsoft Internet Explorer la mayoría de los usuarios la usan por simple comodidad. Es de gran utilidad y presenta un sencillo manejo.
microsoft.com/windows/ie_intl/es

Compresores
Una de las herramientas más utilizadas en cualquier equipo informático. Tanto para almacenamiento y backups en local como para el envío de archivos a través del correo electrónico, usa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información