| Artículos | 30 MAR 2007

"Antes de comprar un nuevo servidor es mejor utilizar los que ya se tienen usando tecnología de virtualización" Alfonso Ramírez, director general de VMware para España y Portugal

Tags: Histórico
Arantxa Herranz
Ahorro de costes, mejora del tiempo de respuesta y gestión son las ventajas más valoradas por los clientes a la hora de apostar por la virtualización, según el director general de VMware en España y Portugal, quien, en esta entrevista con PC World, hace un repaso al mercado y nos adelanta sus previsiones para el futuro más inmediato.

Tras dos años en España, ¿qué balance puede hacernos?
Cuando establecimos la sucursal hace dos años, teníamos ya una base de clientes importante. En ese momento, contábamos con integradores que conocían muy bien la tecnología de VMware y fueron capaces de ganarse la confianza de muchos clientes. El establecimiento de una oficina comercial en España en enero de 2005 dio un gran impulso a las relaciones con los clientes e integradores.
Durante estos dos años hemos realizado dos grandes Simposios sobre la virtualización dirigidos a clientes finales y en el último hubo una asistencia que superó las 400 personas. Hubo clientes que presentaron sus proyectos de virtualización con VMware como Telefónica Móviles, Banco de España, Caixa Galicia y Santalucía.
Hemos participado asimismo en muchos eventos conjuntos con IBM, HP y Dell para promover la virtualización en España. Nuestra relación con los fabricantes de servidores es excelente y han ayudado mucho a transmitir confianza en los entornos críticos de producción.
Hoy tenemos más de 60 integradores con profesionales certificados en nuestra tecnología y con capacidad de implantar proyectos complejos de virtualización.

¿Cómo se encuentra el negocio de la virtualización en nuestro país, especialmente en comparación con países de nuestro entorno?
El ritmo de crecimiento de la virtualización en España ha sido tremendo y comparable al de otros países. Hoy en día, existen en España grandes corporaciones con operaciones internacionales que operan en mercados muy competitivos y que deben estar en la vanguardia en aspectos de ahorro de costes en la consolidación de CPD, tiempos de respuesta en nuevos servicios y mejora de la disponibilidad de las aplicaciones. La virtualización incide en todos estos aspectos y los clientes en España la conocen muy bien.
No obstante, el mercado es tremendo, pues aún cuando hay muchas compañías que han empezado a virtualizar servidores críticos en producción, todavía tienen muchas aplicaciones en servidores físicos. Estimamos que la penetración no llega ni al 5 por ciento.

¿Qué tipo de empresa está apostando más por estas herramientas? ¿A qué cree que se debe esto?
La virtualizacion de VMware va dirigida a un cliente muy concreto, que es el que utiliza servidores estándar x86, con aplicaciones que se ejecutan en Windows y Linux principalmente. Esto se aplica desde a la gran empresa que tiene miles de estos servidores hasta a empresas medianas que no llegan a los cien. Las ventajas de ahorro de costes, mejora del tiempo de respuesta y gestión las valoran todas ellas.

¿Qué previsiones de negocio maneja para España para este 2007 y los próximos años?
No desglosamos resultados por países, pero el crecimiento en España es muy sólido con unas expectativas de doblar resultados cada año.

¿Cuáles son las ventajas que aporta la virtualización, especialmente en pequeñas y medianas empresas?
Las empresas pequeñas y medianas pueden encontrar los beneficios de la virtualización por dos caminos. Uno consiste en que una empresa de hosting le ofrezca alojar los servidores con tecnología de virtualización, por lo que pueden obtener grandes ahorros. La empresa se despreocupa del conocimiento de las tecnologías y aprovecha las economías de escala que proporciona la virtualización cuando se consolidan servidores. Estas empresas también ofrecen planes de respaldo que son prácticamente inviables si no se utilizase la virtualización de los servidores x86. Cuando estas empresas se dan cuenta de las implicaciones de perder el servicio para su negocio, valoran poder alojar estos servicios virtualizados en una empresa de hosting.
Otra vía es que la propia empresa decida virtualizar sus servidores. En ese caso, recomendamos que depositen el proyecto en un partner de confianza que es capaz de migrar las máquinas de físico a virtual, y garantizar los ahorros y el éxito de la implantación.

¿Son ?caras? estas soluciones?
Los clientes que virtualizan para consolidar tienen ahorros de costes significativos. Los valoramos entre un 30 por ciento y un 70 por ciento de los costes totales, donde se incluye hardware, energía eléctrica, tarjetas de red, espacio, etc.
Montar un centro de respaldo ante una caída catastrófica del centro primario es hoy posible por la virtualización en los servidores estándar. Hasta ahora estas soluciones existían para mainframe y servidores Unix. Cuando la gente aprecia lo críticas que son sus aplicaciones sobre servidores con Windows y Linux, se da cuenta del riesgo de no tener un plan de respaldo para esas aplicaciones. Antes era prohibitivo porque obligaba a duplicar una infraestructura utilizada al 5 por ciento, pero con la virtualización se hace asequible.

¿Cuándo tienen más sentido implantarlas en la organización?
Si tiene que realizar una renovación tecnológica de servidores, es el momento para considerar hacerlo con virtualización. Queda muy claro en ese momento el ahorro en la inversión.
Otros clientes han llegado cuando no tenían más espacio y no cabía un sólo servidor más por pequeño que fuese. Se encontraban limitados en su crecimiento para poder desplegar nuevas aplicaciones.
Yo recomendaría a cualquier cliente que vaya a comprar un nuevo servidor, si no podría utilizar mejor los que tiene usando tecnología de virtualización.

¿Qué infraestructura tecnológica es necesaria para implantar herramientas de virtualización?
Servidores estándar x86 con un almacenamiento compartido, ya sea SAN, NAS o iSCSI.

¿Es necesario algún tipo de formación en el usuario a la hora de utilizar estas herramientas?
Este es un aspecto muy importante. Normalmente el integrador que implanta la solución da un curso in situ sobre cómo gestionar un entorno virtualizado. Es necesario entender las implicaciones que tiene la virtualización, que cambia la forma de operar y gestionar los servidores. No es bueno echarse al agua y descubrir los cambios sobre la marcha. Siempre recomendamos que asignen un presupuesto a la formación e implantación del proyecto.

Aunque sus aplicaciones son compatibles con varios entornos, ¿en cuál de ellos se utilizan más?
La mayor parte de las aplicaciones virtualizadas se ejecutan sobre Windows. También hay un número creciente de aplicaciones que se ejecutan sobre Linux. En cualquier caso, coincide con las cifras que se ven en el mercado de servidores físicos. En nuestro caso puede ser un 70 por ciento sobre Windows y un 30 por ciento sobre Linux.

¿Qué opina de la entrada de Microsoft en este terreno? ¿Es más una amenaza o un reto?
La entrada de Microsoft y otros es el resultado natural de la importancia de este mercado. El que haya una apuesta tan importante consolida el mercado y crea enormes oportunidades de negocio.
Desde nuestro punto de vista, la competencia es muy buena y fomenta la innovación. Esperamos que la competencia en este mercado se produzca por innovación, calidad y robustez de los productos, servicio y precio. Seguiremos trabajando duro para que los clientes nos otorguen su confianza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información