| Artículos | 01 MAR 2011

AMD fusiona en su APU la CPU+GPU

Tags: Histórico
Plataforma Fusion AMD E-350
Alfonso Casas.
Resulta ser más potente que el Intel Atom, pero no lo suficiente como para revolucionar el mercado de equipos netbook o nettop. Habrá que esperar a la solución Fusion para equipos de sobremesa, que será presentada en los próximos meses.

El proceso de combinar una CPU y una GPU sobre una misma oblea de silicio es un concepto en el que AMD es pionera desde allá por el año 2007, momento en el que la compañía adquirió a la empresa de gráficos ATI Technologies con vistas a lo que ahora conocemos como la plataforma Fusion y sus respectivas APU (unidades de procesamiento acelerado). La finalidad no es otra que la de poder ofrecer chips y sistemas mucho más eficientes, reduciendo su tamaño, los consumos de potencia, así como los costes de fabricación.
De una u otra manera, Intel ofrece una solución similar en los nuevos procesadores Sandy Bridge, con la salvedad de que estos van dirigidos a equipos de sobremesa y portátiles de mayores prestaciones. Así pues, por el momento la solución evaluada de AMD Fusion no es un director competidor de Sandy Bridge.
Y es que los primeros chips Fusion están basados en el núcleo Bobcat de 40 nanómetros, con pretensiones de introducirse en el mercado de baja potencia, cuota que actualmente es dominada por las soluciones Intel Atom. La plataforma ha sido denominada con el nombre en código de Brazos, e incluye núcleos de procesador simples y dual-core en dos vertientes: la básica serie E (nombre en código Zacate) y la de ultra baja potencia o serie C (con nombre en código Ontario).
Todos los nuevos chips cuentan con una de las dos GPU integradas de la familia Radeon, cuya diferencia entre ambas radica en la frecuencia de reloj. Ambas disponen de 80 “stream processors” dedicados para la aceleración DirectX 11 y decodificador de vídeo unificado UVD 3 para la reproducción de contenidos en alta definición. De este modo, incluso la serie C de baja potencia permite la manipulación de complejas animaciones 3D y contenidos Blu-ray. AMD también destaca el soporte de OpenCL y de DirectComputer, con el fin de cubrir los proyectos de los programadores que utilizan la aceleración de la GPU. Por estos motivos, a AMD le gusta utilizar el término de APU a sus nuevos chips, destacando la aceleración de los gráficos.
Antes de pasar a comentar los rendimientos, conviene destacar que la fórmula empleada por AMD es similar a la conocida Ion de nVidia, la cual une la CPU Intel Atom a una discreta GPU de nVidia. La diferencia, no obstante, es obvia, dado que los beneficios en lo que respecta a eficiencia energética no pueden ser los mismos que si la CPU y la GPU van integradas desde su proceso de fabricación, lo que le da ventaja a la solución de AMD.

A prueba
Brazos está planteado para ser utilizado en dispositivos de consumo del tipo netbooks y tablets, con lo que los chips son montados directamente sobre la placa base, directamente sobre el encapsulado, sin posibilidad de extraerlos. Dicho esto, el procesador no puede ser adquirido directamente en caja. Si lo que quieres es comprar o montar tu propia configuración de equipo Media Center, o incluso un PC de los denominados SFF (small form factor), varios fabricantes ofrecen placas base mini-ITX con la APU de AMD integrada por un precio que ronda actualmente los 100 euros.
En nuestro caso, pusimos a prueba la placa base Asus E35M12-M Pro cedida por AMD y basada en la APU AMD E-350, la cual está formada por doble procesador de 1,6 GHz y la GPU Radeon HD 6130. Se trata, como decíamos anteriormente, de una configuración Zacate, con lo que su disipación de potencia es de 18 vatios (la de Ontario ronda los 9 vatios). Dicha APU cuenta con 512 KB de memoria caché L2 por cada uno de sus núcleos y soporta memoria DDR3 de 1.066 MHz máximo. Dicho esto, acompañamos a la placa base de una fuente de alimentación ADATA de 1.200 vatios (cedida por Sistemas Ibertrónica), disco duro Western Digital de 1 TB y 4 GB de memoria Kingston HyperX DDR3, instaladas en las dos ranuras disponibles de la placa base. Cabe destacar en este punto que la APU utiliza un disipador pasivo, al que se le acopla un pequeño ventilador, con lo que se elimina la necesidad de utilizar complejos y costosos sistemas de refrigeración.
Los resultados utilizando como referencia nuestra suite PC WorldBench fueron decentes, aunque no destacables. El sistema Brazos alcanzó un valor de 46, ligeramente por encima de algunas configuraciones Atom o sistemas basados en ION de nVidia que hemos tenido ocasión de probar, pero sin un amplio margen. Además, no se cumple en todas las ocasiones, puesto que algunos netbook como el Sony Serie X, basado en el Atom Z540 de 1,8 GHz, alcanzamos el valor de 40.
A la hora de reproducir contenidos de vídeo, el E-350 no tuvo dificultad con el renderizado de vídeo a resoluciones altas del tipo 1080p, e incluso en una amplia variedad de formatos, incluyendo elevados bit-rate de títulos de vídeo ripeados o videos en streaming de YouTube HD. Comprobamos que con la reproducción de contenidos a través de Windows Media Center el consumo de recursos del sistema es elevado, en torno al 70 por ciento de la CPU, lo que lleva implícito que no aprovecha en gran medida las capacidades de decodificación de vídeo de la aceleradora integrada. Pero parece más un aspecto relacionado con el driver, con lo que una revisión del mismo permitiría sin duda mejorar estos valores.
El otro aspecto relacionado con los gráficos es el de la reproducción de títulos de juegos. En líneas generales, comprobamos que se reproducen a un ratio de fps francamente bajo y siempre con los ajustes de efectos visuales deshabilitados, puesto que en el instante en que se habilitan pequeños filtros la reproducción del juego ofrece saltos de la imagen en el mejor de los casos.

Conclusión
A modo de conclusión, digamos que la evaluación de la plataforma Zacate nos desvela un ligero incremento en lo que a prestaciones se refiere de equipos netbook, y muy especialmente de los ordenadores de formato reducido tipo Media Center. El hecho de que la APU integre la CPU y la GPU supone una reducción de ruido considerable, puesto que ambas se refrigeran con un pequeño disipador común para ambas, además de que el consumo también ofrece valores francamente minúsculos como para considerarlo el equipo de casa que siempre se encuentre activo. La parte de gráficos integrada nos ha ofrecido buenas sensaciones en líneas generales, a pesar de que tengamos claro que no se trata de un sistema válido para reproducir juegos de última generación. Afortunadamente, el sistema está capacitado para manejar formatos a 1080p, con salidas de vídeo tipo HDMI.
Como entrada de gama, el precio es bastante competitivo, pero no debemos olvidar que cualquier ordenador basado en procesador Core i3 de Intel, puede ofrecer una solución de gráficos mucho más sólida, aunque su inversión pueda suponer el doble del precio que la plataforma E-350 de AMD.


Consumos sostenidos
---------------------------------
AMD ha destacado que el bajo consumo de potencia presentado por cualquier plataforma Fusion es uno de los factores fundamentales por los que se debe apostar por ella. Durante nuestras pruebas, medimos el consumo de la configuración anteriormente indicada, la cual presentó unos valores de 58 vatios de potencia cuando el sistema se encuentra a pleno funcionamiento, y de 46 cuando el sistema se encuentra inactivo. En comparación a otros

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información