| Artículos | 01 MAY 2010

AMD e Intel redefinen el panorama de los procesadores para servidor

Tags: Histórico
Presentes en mil y una batallas en torno a los procesadores, AMD e Intel acaban de protagonizar un nuevo episodio de la relación que les define. ¿El terreno de juego actual? El mundo de los procesadores para servidores, donde AMD presume de ser el primero en poner un procesador de arquitectura x86 de 12 núcleos, mientras Intel sigue confiando en sus incrementos de rendimiento a la espera de la llegada de su siguiente propuesta, Westmere-EX.

AMD Opteron de 8 y 12 núcleos
La nueva tecnología ahora presentada por AMD cuenta con el único procesador para servidores disponible en el mercado que actualmente incluye 8 y 12 núcleos, lo que permite un incremento de rendimiento muy significativo. Toda la nueva familia pertenece a la Serie 6000, y llevan el controlador de memoria DDR3 integrado y mejorado para soportar cuatro canales, asemejándose a la arquitectura de los procesadores Phenom de AMD.
El chipset AMD SR5690 acompaña a los nuevos procesadores que se han denominado con nombre en código Magny-Cours, y que permite gestionar todo lo relacionado con entrada/salida, con la característica HyperTransport 3.0 para optimizar la comunicación entre los diferentes núcleos del procesador, así como PCI Express 2.0. Otra gran implementación viene dada por la arquitectura Direct Connect Architecture 2.0, con la que cada procesador es capaz de desarrollar hasta 105,6 Gigaflops (12 núcleos x 4 instrucciones FPU de 32 bits x 2,2 GHz de velocidad). Además, aspectos como son la virtualización y la compatibilidad de socket van a ser mejorados.
A nivel de velocidades y consumos, el lanzamiento viene arropado por 9 modelos Opteron diferentes que varían entre los 1,7 y los 2,3 GHz de velocidad. A diferencia de lo que hace su principal competidor, AMD mantiene la misma cantidad de memoria caché en todos sus procesadores. En lo que se refiere a eficiencia energética, AMD sigue contando con las tres familias de procesadores en función de cual vaya a ser su utilización. Por un lado se encuentran los modelos HE, cuyo valor ACP es de 60 vatios. Por encima de ellos están los modelos estándar, cuyo valor de disipación es de 80 vatios. Finalmente, los SE son los de mayor consumo, ya que alcanzan los 105 vatios. Recordemos que AMD lo indica en ACP (consumos medios), en lugar del término más habitual TDP (consumo máximo) empleado por otros fabricantes de procesadores.
Desde AMD también destacan la labor alcanzada con los bajos estados de latencia, mediante los cuales, ahora es posible ofrecer un consumo de energía mucho más sostenible. Con el denominado estado C1E, la interconexión entre el controlador de memoria y el HyperTransport 3.0 se mantiene deshabilitado, lo que mantiene los niveles de consumo muy por debajo de lo habitual. Tras estos lanzamientos, AMD planea la llegada de los denominados con nombre en código Lisboa, la Serie 4000 para entornos de servidores de gama de entrada.

Un vuelco al mercado de servidores
Los Opteron 6000, según AMD, están llamados a cambiar el mercado tal y como lo conocemos ahora, puesto que ofrecen más núcleos (cores) y memoria por menos dinero. “Como ya ha hecho AMD con anterioridad, estamos redefiniendo el mercado servidor basándonos en las necesidades de nuestros clientes”, explica Patrick Patla, vicepresidente y director general de la división servidor en el fabricante.
Además, AMD defiende que no se trata sólo de ser los primeros en llevar la tecnología al mercado, sino de ofrecer los productos más punteros que los CIO y los responsables de los centros de datos han estado reclamando y, por tanto, sabrán apreciar.
Benjamin J. Williams, vicepresidente corporativo y director general de AMD en Asia Pacífico, lo explicaba así. “Si piensas desde la perspectiva del liderazgo, mira a AMD y cómo hemos liderado el mercado de servidores en los últimos años, llevando los 64 bits a la arquitectura x86, ofreciendo controlador de memoria integrado que reduce la latencia, aumentando el rendimiento. Observa este liderazgo y las conexiones de HyperTransport, la tecnología de doble núcleo, los procesadores multi núcleos que iniciamos y que ya llegamos a las 12 cores. Si observas los productos de 4 y 6 núcleos, la virtualización y las diferentes cosas que hemos estado llevando a la industria, todo esto ha sido posible gracias a tres razones: porque los clientes han demandado más rendimiento, están esperando tener esa misma potencia a un menor precio para sus centros de datos, y todo ello con garantías de futuro”.
Según AMD, la fortaleza de los núcleos de la nueva plataforma servidor incluye mayor ancho de banda de memoria. Así, según sus datos tiene un 33 por ciento más de canales de memoria por procesadores que las soluciones 2P. Además, los Opteron 6000 son los únicos procesadores de 8 y 12 núcleos de la industria, y con ellos se obtiene dos veces más de rendimiento que con los chips de 6 núcleos de AMD.

Intel anuncia sus Xeon 7500 de ocho núcleos
Siguiendo la estela dejada por AMD al anunciar sus Opteron 6100 de 8 y 12 núcleos, Intel ha anunciado la disponibilidad de sus Xeon serie 7500, unos procesadores que prometen multiplicar por 3 el rendimiento respecto a los procesadores Xeon serie 7400, además de venir equipados con más de 20 nuevas prestaciones de fiabilidad.
Tal y como afirman desde la compañía, “estas nuevas prestaciones van a permitir a los gestores de TI consolidar hasta 20 servidores antiguos de 4 chips y un único núcleo en un único servidor basado en los procesadores Xeon serie 7500, manteniendo el mismo nivel de rendimiento. Gracias a esto, se puede obtener un 92 por ciento de disminución en costes de energía y un retorno de la inversión en tan sólo un año, debido a las reducciones de costes de consumo, refrigeración y licencias”.
Kirk Skaugen, vicepresidente del grupo de arquitectura y director general del grupo de centro de datos de Intel, señalaba en la presentación que “los procesadores Intel Xeon serie 7500 ofrecen prestaciones de misión crítica a los servidores de uso general, ofreciendo el mayor salto en rendimiento, escalabilidad y fiabilidad jamás visto en Intel”.
Las 20 nuevas prestaciones de fiabilidad, disponibilidad y capacidad de servicio han sido diseñadas para proteger la integridad de los datos, además de incrementar la disponibilidad y minimizar las paradas no planificadas de los equipos. Así, estos son los primeros procesadores Xeon que cuentan con un sistema de recuperación Machine Check Architecture (MCA), lo que permite al procesador funcionar con el sistema operativo y con el gestor de la máquina virtual para recuperarse de errores fatales del sistema, un mecanismo que, hasta la fecha, sólo se encontraba en la familia Itanium.
Por su parte, Intel QuickPath Interconnect (QPI) permite la creación de servidores de ocho procesadores, escalables y que no requieren chips especializados de controladores de nodos de terceras partes para cohesionar el sistema. Intel también está cooperando con proveedores de sistemas para ofrecer unos sistemas de “ultra escala” con 16 procesadores para empresas, y hasta 256 procesadores y soporte para 16 terabytes de memoria para “súper nodos” de computación de alto rendimiento.
Gracias a las Intel Virtualization Technologies, que incluyen nuevas capacidades de virtualización para I/O y la prestación FlexMigration de Intel Virtualization Technology (VT), se permite

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información