| Artículos | 01 JUN 2006

Almacenamiento externo para el profesional

Tags: Histórico
Almacenamiento, el indispensable actor secundario
Ramón A. Fernández.
Las soluciones m&#225;s b&#225;sicas de almacenamiento conectado a la red o NAS (Network-Attached Storage) gozan en la actualidad de una notoria expansi&#243;n comercial. A pesar de ofrecer un coste ligeramente superior a los modelos hom&#243;nimos provistos de conexiones de tipo USB o Firewire, las funcionalidades a&#241;adidas presentes en la mayor&#237;a de estos productos rentabilizan sobradamente el sobre coste inicial de su adquisici&#243;n.<br><br>Las soluciones m&#225;s b&#225;sicas de almacenamiento conectado a la red o NAS (Network-Attached Storage) gozan en la actualidad de una notoria expansi&#243;n comercial. A pesar de ofrecer un coste ligeramente superior a los modelos hom&#243;nimos provistos de conexiones de tipo USB o Firewire, las funcionalidades a&#241;adidas presentes en la mayor&#237;a de estos productos rentabilizan sobradamente el sobrecoste inicial de su adquisici&#243;n.<br>Queramos o no, el almacenamiento de los datos digitales es una cuesti&#243;n que afecta a todos los que de una manera u otra trabajamos con las vers&#225;tiles y productivas herramientas inform&#225;ticas. Sin embargo, el valor que tiene la informaci&#243;n no afecta a todos por igual. Ni que decir tiene que los datos que almacenan las empresas tienen un valor capital para su buena marcha y prosperidad econ&#243;mica. No es de extra&#241;ar, por tanto, que en estos sectores se tengan que dedicar grandes esfuerzos y fuertes sumas de dinero para lograr que la informaci&#243;n digital que manejan est&#233; disponible en todo momento y lugar y, al mismo tiempo, garantizar que ning&#250;n percance pueda destruirla o volverla inaccesible. En cambio, la prioridad de esta obligaci&#243;n desciende progresivamente enteros seg&#250;n abandonamos los sectores m&#225;s productivos y nos adentramos en el segmento dom&#233;stico. A pesar de ello, la necesidad de salvaguardar los datos digitales de las PYMES y los profesionales, como tambi&#233;n los de muchos usuarios dom&#233;sticos, resulta del todo necesaria y conveniente. Desgraciadamente, todav&#237;a hay quienes osan desafiar a las leyes de la inform&#225;tica al considerar superflua la obligaci&#243;n de mantener a buen recaudo los archivos m&#225;s cr&#237;ticos para su negocio.<br><br>Un nuevo escenario multimedia<br>Cada vez con mayor frecuencia se est&#225; en estrecho y permanente contacto con dispositivos, sistemas o contenidos que utilizan informaci&#243;n de tipo digital. Por este motivo, se ha sobrepasado ampliamente las posibilidades de los dispositivos tradicionales destinados al almacenamiento secundario o de seguridad. Es decir, la llegada de las nuevas capacidades multimedia al mundo dom&#233;stico y profesional, con el tratamiento de todo tipo de ficheros, tales como presentaciones para clientes o para los propios empleados, muy cargadas de im&#225;genes, tanto fijas como de v&#237;deo, principalmente, ha puesto de manifiesto la escasa funcionalidad de muchos de los sistemas de almacenamiento alternativos frente a las eficientes unidades de disco duro.<br>Surge, entonces, la necesidad de disponer de sistemas de almacenamiento adicionales, de id&#233;ntica naturaleza y funcionalidad a las actuales unidades de disco duro, que ofrezcan una r&#225;pida respuesta a la demanda de acceso a todo tipo de contenidos, ya sea desde un &#250;nico ordenador personal o para dar servicio compartido a un grupo de usuarios en red. Consecuentemente, los fabricantes han desarrollado una serie de variopintos dispositivos externos basados en unidades de disco duro que, teniendo como base fundamental el almacenamiento, ofrecen distintas funcionalidades y peculiaridades seg&#250;n el segmento comercial al cual est&#225;n espec&#237;ficamente dirigidos.<br>En s&#237;ntesis, la mayor parte de los usuarios a los cuales nos referimos, precisan un dispositivo externo al PC que ofrezca una funcionalidad y versatilidad de uso parecida a la de cualquier unidad de disco duro, holgada capacidad de almacenamiento y eficientes v&#237;as de conexi&#243;n, acorde con las elevadas prestaciones del resto de componentes que conforma un moderno ordenador. Adem&#225;s, si se tiene la sana intenci&#243;n de intercambiar informaci&#243;n con otros usuarios, resulta del todo recomendable contar con un dispositivo que pueda transportase e instalarse c&#243;modamente en otros equipos. En cambio, si nuestra intenci&#243;n es dotar a nuestra peque&#241;a red de un modesto dispositivo de almacenamiento conectado a red de tipo NAS (Network Attached Storage), las alternativas existentes se centran en los modelos que incorporan adaptadores de de red de tipo Ethernet o su alternativa inal&#225;mbrica Wi-Fi bajo los distintos est&#225;ndares 802.11a/b/g.<br><br><br>Buffalo LinkStation HD-H300LAN<br>Buffalo Technology nos presenta una de las mejores soluciones de tipo NAS para entornos SoHo que han pasado por nuestras manos. En concreto, a su buena capacidad de almacenamiento se une una gran flexibilidad de uso y un dise&#241;o realmente funcional.<br>Pese a que la carcasa est&#225; fabricada de material pl&#225;stico, la temperatura registrada durante su funcionamiento se mantuvo siempre en unos valores muy bajos. A ello contribuye notablemente el perceptible, aunque poco ruidoso, ventilador que incorpora en su parte posterior. Adem&#225;s, es el &#250;nico modelo que integra en su interior la fuente de alimentaci&#243;n, aspecto que simplifica su instalaci&#243;n e, incluso, permite un relativamente c&#243;modo transporte.<br>Como cualquier otro dispositivo de almacenamiento de elevada capacidad y rendimiento, se trata en esencia de un disco duro de la firma Western Digital de la serie Caviar de 300 GB de capacidad con una velocidad de giro de 7.200 rpm, una cach&#233; interna de 2 MB y una interfaz de conexi&#243;n PATA/100.<br>En la parte posterior encontramos el caracter&#237;stico puerto de red Ethernet a 10/100 Mbps que utiliza el habitual conector RJ-45, la toma de corriente y uno de los dos conectores USB 2.0. Ya en la parte delantera, adem&#225;s del interruptor de encendido perfectamente disimulado en el panel de control que cuenta adem&#225;s con 4 testigos luminosos, encontramos el otro puerto USB. Gracias a estas v&#237;as de conexi&#243;n adicionales, podemos ampliar la capacidad de almacenamiento inicial de nuestro sistema NAS, aunque tambi&#233;n podemos aprovechar la funci&#243;n de servidor de impresi&#243;n de que dispone y, de esta forma, convertir una t&#237;pica impresora con conexi&#243;n USB en un recurso compartido de red sin mayores dificultades.<br>En lo referente a la administraci&#243;n, incorpora una interfaz web desde la cual poder definir, entre otras opciones, los par&#225;metros relativos a la direcci&#243;n IP del dispositivo, el nombre del grupo de trabajo o dominio de red, los valores de funcionamiento del servidor FTP que integra, as&#237; como la seguridad de acceso a la distintas carpetas compartidas mediante la creaci&#243;n de cuentas y grupos de usuarios. Aunque su organizaci&#243;n y estructura es realmente buena, permitiendo una f&#225;cil y r&#225;pida actuaci&#243;n sobre los distintos valores, la utilizaci&#243;n del ingl&#233;s como &#250;nico idioma lastra su uso por parte de algunos usuarios. Asimismo, tambi&#233;n hemos echado en falta la siempre interesante posibilidad de actualizaci&#243;n del sistema que gobierna el dispositivo mediante la preceptiva operaci&#243;n de actualizaci&#243;n del firmware. Extra&#241;a circunstancia que no sue

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información