| Artículos | 01 MAY 1998

Almacenamiento

Tags: Histórico
Oscar G. Peinado.

Un factor fundamental en la elección de una unidad de almacenamiento, sea del tipo que sea, es el bus de conexión, que transporta los datos desde el disco duro hasta el bus de datos del ordenador . A grandes rasgos, podemos distinguir tres tipos de protocolos o buses de disco: EIDE, UltraDMA y SCSI . Los dos primeros están integrados dentro de la propia placa madre ( generalmente, a través del chipset ) , mientras que en el caso de SCSI se suele utilizar un adaptador SCSI en forma de tarjeta que se instala en una ranura de expansión del ordenador ?aunque también puede estar integrado en la placa madre? .

-EIDE: el bus EIDE permite una velocidad máxima de transferencia de 16,6 MB/segundo, usándose para conectar discos duros y unidades CD-ROM . EIDE permite conectar hasta 4 dispositivos, dos de ellos que trabajan sobre el bus ISA ( unidades CD-ROM ) y otros dos que trabajan sobre el bus PCI ( discos duros ) .

- Ultra DMA: este estándar, conocido también como Ultra ATA, Ultra EIDE o Ultra DMA/33, es una variante de EIDE que posibilita doblar la velocidad del bus de 16,6 MB/s a 33 MB/s, pues permite enviar los datos en los dos flancos del ciclo de reloj que gobierna el bus EIDE . En las placas madre cuyo chipset soporta Ultra DMA se pueden conectar los nuevos discos duros Ultra DMA o los antiguos EIDE ?aunque en este último caso trabajando a la velocidad de EIDE? .

- SCSI: el protocolo SCSI ofrece las mejores prestaciones y es el más adecuado cuando se requiere una transferencia de disco muy alta ( por ejemplo, en la edición de vídeo ) , además de permitir conectar hasta 7 dispositivos en una controladora normal . SCSI ha ido evolucionando a través de los años, utilizándose diferentes versiones del protocolo que han aparecido con los nombres SCSI-1, SCSI-2 y SCSI-3 . Sin embargo, lo importante de SCSI son los diferentes estándares SCSI que se recogen en una tabla adjunta .

- Canal de fibra: también llamado FC-AL ( Fibre Chanel Arbitrated Loop ) y SCSI-FCP . Está basado en el protocolo SCSI-3 y es el futuro del SCSI, aunque en superordenadores se viene utilizando desde 1995 . Se trata de una conexión serie que puede utilizar fibra óptica y soportar transferencias de hasta 100 MB/s ( más adelante alcanzará 400 MB/s ) , conectando hasta 126 dispositivos . De momento está dando sus primeros pasos en el entorno PC, por lo que no hay muchos dispositivos donde elegir y resultan caros .

¿ Qué bus de disco utilizar ? Sólo para el CD-ROM y el disco duro, no será necesario recurrir al bus SCSI si no se dispone ya de la controladora . Pero si se piensan incluir varios dispositivos, más vale decantarse por el bus SCSI desde un principio . A él podremos conectar no sólo unidades de almacenamiento, sino también escáneres, impresoras, etc . , y con mayor velocidad y versatilidad que el EIDE .

Unidades removibles

La variedad de discos extraíbles, sus formatos, capacidades, y velocidades, es tan amplia, que podríamos dedicar una revista entera a hablar de ellos . Desde los discos Iomega Zip de 100 MB, hasta los Pinnacle APEX de 4,6 GB se pueden encontrar unidades para cualquier necesidad . Los más pequeños son apropiados para sustituir a los disquetes convencionales, mientras que los de mayor capacidad se pueden usar como copia de seguridad, para intercambio de grandes cantidades de información, archivo definitivo, e incluso como disco de trabajo . En general son más rápidos los de tipo magnético que los magneto-ópticos, siendo los más recomendables, por su velocidad e implantación, las unidades de Iomega: el Zip de 100 MB y el nuevo Jaz de 2 GB . También los magneto-ópticos, especialmente los de 230 MB están muy difundidos, aunque en la plataforma PC algo menos que en otras . En cuanto a la conexión, dado que no suelen estar en todos los ordenadores, son más aconsejables los modelos externos y SCSI mejor que paralelo .

Discos duros

Los criterios más importante para elegir un disco duro son: capacidad, interfaz, transferencia de datos sostenida y velocidad de rotación . La capacidad debe ser lo más grande posible, pues cada nuevo programa o sistema operativo ocupa mucho más que los anteriores . Actualmente los discos entre 4 y 6 GB son una buena opción, y existen modelos IDE de hasta 12 GB o SCSI en torno a 20 GB, pero su precio se dispara en comparación con los anteriores . En cuanto a la interfaz, habrá que elegir entre EIDE/UDMA y SCSI según lo comentado en las líneas anteriores, quedando sin ninguna opción los discos EIDE que no sean Ultra DMA .

La velocidad de transferencia de datos está limitada por características mecánicas, como el tiempo medio de búsqueda ( tiempo que tarda la cabeza en colocarse en determinado cilindro ) y el tiempo de latencia rotacional ( tiempo que tarda en localizar un sector de la pista ) . El tiempo de latencia rotacional depende básicamente de la velocidad de rotación, por lo que cuanto más rápido gire un disco, mayor será su velocidad de transferencia . Los discos SCSI más rápidos giran a 7 . 500 o 10 . 000 r . p . m . , lo cual genera un calor considerable que habrá que evacuar debidamente . Otras características, como la caché, no son demasiado relevantes pues, debido al modo de funcionamiento de los discos, no se puede decir que cuanta más caché más rápido vaya a ser . Generalmente esta memoria esta optimizada para conseguir la mejor relación precio/prestaciones .

Unidades CD-ROM

Los lectores de CD más rápidos que existen hoy en día ofrecen una velocidad máxima de x34 ( 5 . 100 KB/s ) , pero estas cifras son para el mejor de los casos, y tan sólo se cumplen en una zona determinada del disco ( la más exterior ) y en lecturas secuenciales . Según nos aproximamos al interior, la velocidad de transferencia va decreciendo, en beneficio del tiempo de acceso . Además, las lecturas secuenciales sólo se producen cuando se leen ficheros muy grandes . Por tanto estos CD tan rápidos sólo serán aconsejables para aquellas personas que trabajen con archivos multimedia, o que instalen grandes programas con frecuencia . El resto no notarán mucha diferencia entre usar un x20 y un x34 . A la hora de elegir un CD-ROM hay que fijarse en que sea capaz de soportar todos los formatos de disco del mercado . Para ello debe cumplir la especificación MultiRead, que garantiza su correcto funcionamiento incluso con CD-RW . También habrá que buscar un modelo que soporte extracción digital de audio, importante cuando se quiere copiar una pista de audio al disco duro sin pérdidas de calidad . Los lectores más habituales cargan el disco mediante una bandeja motorizada y, en algunos casos, pueden montarse en posición vertical . Menos frecuentes son los CD-ROM con Caddy, o bandeja externa . Este método resulta más cuidadoso con los discos, pero también más incómodo . Recientemente, han aparecido las primeras unidades slot-in, en las cuales el CD se introduce igual que en una disquetera, lo cual puede causar mayor riesgo de arañazos .

Grabadoras CD-ROM

Como decíamos, las grabadoras ( y los CD-R ) han bajado su precio hasta tal punto que se están convirtiendo en una opción cada vez más habitual . Si decide comprar uno de estos dispositivos, olvídese de aquellos modelos que no soporten discos reescribibles . Una unidad reescribible le permitirá, por poco dinero más, sustituir a tres dispositivos: el lector de CD, la grabadora de CD-R y el disco extraible . Como lectores resultan algo lentas, por lo que es mejor no prescindir del CD-ROM e incluir ambos . Además, así podrá hacer duplicaciones de CD a CD más rápidamente . La posibilidad de escribir un disco una y otra vez, y que pueda ser leído en otros ordenadores, con la única condición de que tengan un lector de CD MultiRead ( más barato que cualquier extraible ) l

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información