| Artículos | 01 ABR 2006

Albumes fotográficos online

Tags: Histórico
Angel Gonzalo.
Internet está cambiando muchas costumbres tradicionales. A los álbumes fotográficos en papel de toda la vida les está empezando a salir un duro competidor, los álbumes online.

Conservar y compartir, dos palabras que definen los objetivos de los álbumes fotográficos, sea cual sea su naturaleza. Porque ésa es su función, almacenar con un mínimo de orden nuestras fotos para que luego podamos verlas o enseñárselas a nuestros amigos y familiares. La versión online pierde el encanto y el contacto físico del papel pero tiene indudables mejoras, innatas a su formato. Podemos ampliarlas para verlas mejor, cambiarlas de orden, de álbum, eliminarlas, volverlas a poner o incluso, en algunos casos, editarlas. Podemos también decidir quién puede ver el álbum (público o privado) o imprimir en papel las que más nos gusten, algo que también podrán hacer nuestros invitados si les concedemos el oportuno permiso.

A la hora de decidir qué álbumes entraban en la comparativa hemos tenido en cuenta varios requisitos que reducen las decenas de candidatos a una cifra manejable y comparable. Debían permitirnos almacenar nuestras fotos en sus servidores (no importando excesivamente el espacio que se pusiera a nuestra disposición) de forma totalmente gratuita y accesible a cualquier usuario, y debían permitirnos obtener copias impresas de las fotos, además de estar en castellano. Posiblemente pienses que falta uno -o muchos- que conozcas: cierto es. Por el camino se han quedado los que obligaban a un pago mensual sólo por albergar las fotos, a tener una cámara de determinada marca (la suya, claro), los que no ofrecían servicio de impresión y los que no estaban en nuestro idioma. Otros cumplían los requisitos por los pelos pero su funcionamiento dejaba mucho que desear, siendo eliminados también. Con esto, la cifra se redujo considerablemente, siendo los presentes los elegidos.

Vamos a descubrir qué nos ofrecen unos y otros. Adelante, pasen y (nunca mejor dicho) vean.

Kodak EasyShare Gallery
Si hay un nombre que destaca en el mundo de la fotografía, es Kodak. Fundada en 1881 (has leído bien, a finales del siglo XIX) por George Eastman y Henry Strong, a Kodak siempre se la ha conocido como fabricante de cámaras y de película fotográfica, aunque de un tiempo a esta parte ha reorientado su negocio al mundillo digital (de hecho se especula sobre su posible abandono de la fotografía analógica tradicional). Su servicio EasyShare Gallery es el que permite almacenar en la red nuestras imágenes (sin límite de espacio), así como compartirlas y encargar copias impresas.

Para registrarse basta con rellenar un breve formulario en el que sólo tenemos que indicar nuestro nombre, una dirección válida de correo electrónico y la contraseña que queremos utilizar. Estos dos últimos datos serán los que nos permitan iniciar sesión en la galería, que será lo primero que tendremos que hacer para poder empezar a subir las fotos a nuestros álbumes. Una subida que podremos hacer cómodamente mediante Easy Upload, previa instalación en nuestro equipo de un control ActiveX, eligiendo las fotos de nuestro disco duro mediante una ventana típica de nuestro explorador de Windows. No tenemos tampoco límite en el tamaño del fichero (por lo menos hasta unos 8 MB que es el tamaño máximo individual que hemos probado), salvo que cuanto más grande, más tardará el proceso.

De todos los álbumes de la comparativa éste de Kodak es el que nos ofrece de largo más opciones de edición. Sin llegar a ser, evidentemente, como una aplicación de retoque fotográfico podemos hacer cosas como recortar las imágenes, girarlas, voltearlas, corregir el típico defecto de ojos rojos, aplicar algunos efectos como virar a otros tonos (sepia, gris, etc.) o añadir otros como carboncillo, pastel o cómic (entre otros pocos más), además de poder añadir un borde, a elegir entre una amplia variedad.

Adobe Photoshop Album Starter Edition

Un caso especial es el de esta aplicación gratuita de Adobe. Especial porque a sus características de editor y organizador fotográfico añade sus capacidades online, servicio que ofrece a través de Kodak y su EasyShare Gallery, exactamente el mismo que el analizado en el artículo y que, lógicamente, no vamos a repetir ahora.

Todo el trabajo que hagamos con Adobe Photoshop Album Starter Edition será de forma local, pudiendo compartir el resultado final de forma online como ya hemos mencionado. Las acciones que podemos realizar en la aplicación son la obtención de imágenes (desde cámara, teléfono, lector de tarjetas, escáner o ficheros), hacer pequeñas correcciones de manera automática (es posible adquirir características adicionales ?otros tipos de correcciones, efectos, etc.- pasando por caja), proyectar las imágenes en pantalla (o guardarlas en un fichero PDF), organizar las imágenes en colecciones para guardar un cierto orden, así como imprimirlas, opción que se refiere tanto a hacerlo nosotros mismos en una impresora conectada a nuestro ordenador como a pedir copias impresas a Kodak.

Aunque pocas opciones, son más que las que nos permiten los álbumes online, con la comodidad además de trabajar en local. En el otro lado de la balanza está el hecho de que obliga a utilizar el servicio EasyShare Gallery de Kodak. Si quieres más potencia y versatilidad puedes optar por Adobe Photoshop Elements (actualmente por la versión 4.0), pero ésta es ya es una aplicación comercial.


Compartir nuestras fotos es tan fácil como seleccionar las que nos interesa mostrar a nuestros conocidos e indicar sus direcciones de correo electrónico. Esto es así porque se les mandará de forma automática un correo desde nuestra cuenta (con la que iniciamos sesión en el servicio de Kodak) invitándoles a ver las imágenes que hemos compartido, una invitación que podremos indicar si requiere identificación para acceder a ellas o no. Sólo si entran identificándose podrán guardar las imágenes en sus propias cuentas o pedir copias impresas. De forma anónima sólo les estará permitido verlas.

Contrariamente a lo que nos podíamos imaginar, el revelado de Kodak no ha ofrecido la calidad que esperábamos, teniendo en cuenta (y esto es importante no olvidarlo) que el resultado es excelente en todos los casos. Ninguna de sus copias ha sido la más votada en nuestras pruebas, mostrando predominios hacia algún color en tres de los cinco casos (en uno de ellos muy acusado). En los otros dos notamos las fotos apagadas o con algo de ruido.

MyPIXmania
Seguramente te suene PIXmania, uno de los portales más baratos de Internet para comprar tecnología. Su apartado de revelado de fotos es el que nos da acceso a myPIXmania, su servicio de álbum online y copias impresas. El registro es también gratuito e igual de sencillo que en el resto de ábumes. Unos pocos datos y en unos minutos tendremos acceso. Sin limitaciones de espacio o tiempo la carga del álbum de fotos se hace también mediante ActiveX, aunque en este caso veremos en el navegador un panel de exploración con nuestras unidades y ficheros. Si tenemos problemas de esta forma nos ofrecen una alternativa clásica, similar a la de Kodak, pero la subida se verá limitada a 30 archivos a la vez y con un tamaño máximo individual de 8 MB.

Las modificaciones que se pueden hacer a las imágenes están a años luz de las ofrecidas por Kodak, limitándose simplemente a su rotación y al cambio de su nombre y descripción, aunque realmente es algo que ocurre en todos los servicios que hemos probado. Sería, por tanto, más correcto decir que es Kodak el único que se sale de la norma para bien. El funcionamient

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información