| Artículos | 01 DIC 2000

Airis Pentium III 700

Tags: Histórico
Ordenador portátil pequeño y potente
Noé Soriano.
El ordenador Airis Pentium III 700 es un portátil de gama alta con gran potencia gracias a sus características técnicas. Con un microprocesador Intel Pentium III, 128 MB de memoria RAM y 12 GB de disco duro consigue un alto rendimiento para todo tipo de programas. Tanto el microprocesador como la memoria se pueden actualizar accediendo a ellos por la parte inferior de la carcasa. La pantalla TFT de 12,1 pulgadas, tarjeta gráfica ATI Mobile de 4 MB, tarjeta de sonido y el CD-ROM externo de 24X cubren las características gráficas y multimedia de este modelo, aunque incomprensiblemente sólo dispone de un altavoz integrado que no ofrece ninguna calidad de sonido. Viene con el sistema operativo Windows Millennium preinstalado y sorprende la rapidez con la que se arranca el portátil, tardando aproximadamente 30 segundos desde que se pulsa el interruptor de encendido hasta el escritorio de Windows. Está pensado para trabajar en entornos de red, tanto locales como en Internet ya que dispone un módem de 56 kbps interno y una tarjeta de red PCI 10/100 también interna. Cuenta con dos puertos USB y otros dos adicionales Micro USB, además de un puerto paralelo, uno de infrarrojos y otro IEEE 1394. También incorpora un slot PCMCIA tipo II para la conexión de este tipo de tarjetas.
El diseño del ordenador es su característica principal, con un peso de 1,5 kilogramos y un tamaño muy reducido permite una total movilidad, aunque ésta se reduce si tenemos en cuenta que el CD-ROM y la disquetera son dispositivos externos y hay que transportarlos aparte si tenemos pensado utilizarlos en algún momento. El teclado, con una cómoda posición de escritura y el ratón táctil de gran precisión, permite trabajar con soltura. Encima del teclado incorpora cinco teclas rápidas programables para activar aplicaciones y eventos del sistema operativo, y en el frontal incorpora un pulsador de acceso rápido al correo electrónico que inicia Microsoft Outlook. La batería del portátil, de Ión-Litio, no ofrece una gran duración y apenas sobrepasa los 60 minutos de funcionamiento continuo. La fuente de alimentación que se conecta a la red eléctrica admite valores de corriente alterna entre 90 y 264 V, aspecto muy útil si el usuario del portátil viaja a menudo al extranjero.
Un equipo con prestaciones técnicas de vanguardia y un diseño magnífico que podría ser un gran portátil si no fuese por varios detalles y deficiencias, en algunos casos tan obvias que resultan inexplicables. Por ejemplo, la bolsa de transporte no es completamente cerrada dejando expuesta al aire libre parte de la carcasa del equipo. Además, sólo tiene espacio para el ordenador y no permite transportar ni el CD-ROM, ni la disquetera externa, y, lo que es más grave, tampoco el transformador de alimentación del equipo. El manual no está en castellano y nos parece insuficiente en cuanto a contenidos. El sistema operativo sí está en castellano, pero no así los controladores, que vienen en inglés. Dentro de la BIOS, por defecto está activada la protección del número de serie de microprocesador, que aunque Intel y Microsoft afirman que sirve para dotar de seguridad al equipo en operaciones bancarias, puede violar la confidencialidad del usuario enviando datos a través de Internet del tipo de software instalado en el ordenador.
Estéticamente y en cuanto a movilidad, como ya hemos dicho, el diseño es impecable, uno de los mejores que hemos visto, pero dejan bastante que desear algunos aspectos de funcionalidad. La disquetera dispone de conexión USB, pero el CD-ROM externo se conecta al puerto paralelo, con lo que hay que reiniciar el equipo cada vez que lo utilizamos. Teniendo en cuenta que el CD-ROM se utiliza bastante más que la disquetera, lo lógico hubiese sido al revés. Además el cable del CD-ROM es muy corto, apenas dos centímetros desde el final del conector, lo que limita su colocación encima del escritorio. Algo muy molesto en la utilización del portátil es que la zona donde se colocan las manos al teclear se calienta considerablemente, pudiendo llegar a desesperar al usuario sobre todo en verano. En nuestra prueba la batería recién cargada se agotó durante la noche con el portátil apagado, aunque la carga completa se realiza en menos de dos horas.
Concluyendo, éste es un portátil de última generación con un gran diseño estético y potencia pero que, teniendo en cuenta su precio, necesita corregir algunos defectos importantes. Si el fabricante subsana estas deficiencias en futuros modelos sin duda conseguirá un gran equipo.


Airis Pentium III 700 ***
-------------------------------
FABRICANTE: Airis DISTRIBUIDOR: Infinity System Tel.: 949 349 100 www.infinity-system.com IDIOMA: Castellano PVP: 475.484 PTA (2.857,72 euros)

noe@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información