| Artículos | 01 JUL 2005

Ahora Aibo es curioso

Tags: Histórico
Arantxa G. Aguilera.
Hace más de 50 años, Alan Turing, considerado el padre de la ciencia informática por muchos, especuló con la posibilidad de crear consciencia sintética. Ahora Sony demuestra que está trabajando seriamente en ello, procurando que sus conocidos perros-robot Aibo muestren “curiosidad” y puedan ir aprendiendo comportamientos en función de lo que perciben. En la imagen, los investigadores del Laboratorio de Sony Computer Science de París Pierre-Yves Oudeyer y Frederic Kaplan, posan con un curioso Aibo. Entre otros experimentos, se dota a los pequeños “cachorros” de un sentido básico de su propio cuerpo y de movimientos programados básicos: un sistema de curiosidad o “metacerebro”, un algoritmo que es capaz de evaluar los algoritmos convencionales de aprendizaje de los robots y que los fuerza a buscar tareas más complejas y a abandonar las que no conducen a ningún fin. Se logra, por tanto, dotarlos de sentidos de “aburrimiento” y “curiosidad”, que les ayudan a tomar decisiones para continuar aprendiendo. No es más que un pequeño paso... pero habrá que permanecer atentos a www.aibo-europe.com.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información