| Artículos | 01 NOV 1996

¿Adopción o venta de niños?

Tags: Histórico

Según datos aparecidos en Internet, un niño chino cuesta, incluidos todos los gastos de adopción, una cantidad cercana al 1.800.000 pesetas, cifra que sube hasta los dos millones si el niño procede de Guatemala. En la Web no sólo se pueden adquirir CDs, libros, coches, sino que ahora ya están disponibles para su adopción niños de cualquier nacionalidad a precios muy diversos. Algunas agencias, incluso, ofrecen la posibilidad de encontrar un niño con características elegidas por sus padres adoptivos.

Este tipo de adopciones ha hecho que Ecuador prohiba que estas agencias de adopción trabajen en su territorio. En nuestro país, Medicus Mundi ha mostrado su rechazo ante este tipo de adopciones por mostrar fotografías de los menores, datos de su historial médico e información privada en Internet, que es un medio de comunicación con una audiencia que supera los 30 millones de usuarios.

Nicolás Pérez de la Blanca Capilla, director del Centro de Servicios Informáticos y Redes de Comunicaciones, que es también catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada considera que "la publicidad de datos de los niños que se ofrecen en adopción en Internet vulnera los preceptos sobre el derecho a la propia imagen y la intimidad de los menores recogido en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, y en la ley del Menor, de rango nacional".

La Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 aprobada por 187 de los 193 países del mundo considera que a la hora de realizar adopciones será necesario "adoptar todas las medidas apropiadas para garantizar que, en el caso de adopción en otro país, la colocación no dé lugar a beneficios financieros indebidos para quienes participan en ella". Las agencias que operan a través de Internet, se suelen definir como corporaciones sin ánimo de lucro, pero exigen a las parejas la donación de una cantidad obligatoria que la agencia dice destinar a ayudar a los niños en los orfanatos donde están ingresados, así como otra cantidad por la gestión de la adopción en sí (que puede ir de las 600.000 pesetas hasta los 2 millones). Asimismo, es importante destacar que la Ley del Menor establece que, en la adopción internacional de niños, la recepción y tramitación de las solicitudes corresponde a las entidades públicas, ya sea directamente o a través de organizaciones debidamente acreditadas, es decir, entidades sin ánimo de lucro. "En las adopciones internacionales nunca podrán producirse beneficios financieros distintos de aquellos que fueran precisos para cubrir los gastos estrictamente necesarios", puntualiza esta Ley del Menor.

Asimismo, en 1989, se acordó que "ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia o su domicilio, entre otros aspectos". Teniendo en cuenta que en la red se exponen fotos, vídeos de los niños junto con su edad, peso, estatura, expediente médico y antecedentes personales, estas adopciones se consideran ilegales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información