| Artículos | 01 DIC 2003

Adobe Creative Suite

Tags: Histórico
Analizamos la última apuesta de Adobe para cautivar de una vez por todas a los profesionales de la creatividad y el diseño, tanto web como en papel
Daniel Alonso.
La relación de Adobe con los profesionales del diseño y la creatividad ha sido estrecha desde sus inicios, allá por 1982. De hecho, la mayor parte de los productos que ofrece son líderes en sus respectivos sectores, empezando por el popular Photoshop y terminando por el omnipresente Acrobat.
Sin embargo, la fama y el buen hacer de una empresa no garantizan la estabilidad ni el liderazgo indefinido, y por ello se hace necesario seguir cautivando al público para que continúe siendo fiel. La estrategia utilizada por Adobe en esta ocasión no ha sido una mera renovación de productos, sino algo más complejo. Por primera vez, ha reunido e integrado en un solo paquete sus principales herramientas: Photoshop, Illustrator, InDesign, GoLive y Acrobat.
Hace años que Adobe ofrece sus principales productos reunidos en lo que dio en llamar Adobe Collections. Sin embargo, ahora ha ido un paso más allá, puesto que no sólo se trata de reunir productos complementarios, sino de dar un paso hacia la integración de sus distintas tecnologías. Algo similar a lo que ya hizo hace años Microsoft con Office.
Nada más insertar el primer CD (son dos) percibimos que hay un nuevo sistema de instalación único, capaz de manejar todos los componentes por separado y de añadir o quitar cualquiera en cualquier momento, todo ello introduciendo un único número de serie. Pero el trabajo no se limita sólo a recopilar, sino que la extensión CS que se añade a cada producto delata nuevas versiones, con nuevas características y más integración entre las distintas aplicaciones.
También es nueva la decisión de Adobe de actualizar todos sus productos a la vez. Y no es una casualidad. Ahora las distintas aplicaciones no sólo comparten el mismo motor gráfico, sino también el mismo motor de manejo del color. Por tanto, tiene lógica realizar en paralelo un proceso que en buena parte es común a varias aplicaciones. Como aspecto negativo, es lógico pensar que a partir de ahora tardarán más en anunciar nuevas versiones.
Por ejemplo, la tecnología OpenType ahora la comparten InDesign, Illustrator, y Photoshop. Los ficheros creados con una aplicación se abren más rápida y fácilmente en otra, sin alterar ninguna de sus características. La interfaz es más coherente entre todas las aplicaciones y se ha facilitado la tarea de moverse entre ellas.
Se ha incluido un programa nuevo, Version Cue, que es un administrador de versiones de archivos capaz de realizar búsquedas mediante las vistas en miniatura o incluso en metadatos, como descripciones, palabras clave, autor, copyright y tipo de archivo. El interés de esta aplicación radica en que con ella podremos buscar versiones anteriores de nuestros trabajos y recuperarlas con facilidad. Esta utilidad es muy útil para proyectos en los que en un determinado momento es necesario acudir a una versión anterior del trabajo, quizá porque el cliente ha cambiado de opinión o no le gusta el resultado ofrecido. Es algo tosca y necesita pulirse un poco, pero es muy útil y marca una tendencia que en sucesivas versiones veremos mejorada.
Si hablamos de las características de las distintas aplicaciones, empezaremos por Acrobat, que es el único que no ha cambiado. Se trata de la misma versión 6.0 Professional que ya podíamos encontrar en el mercado desde primeros de año. Con ella es posible crear archivos PDF con un solo clic de ratón desde Office, Internet Explorer, Project, Visio y AutoCAD. Permite revisar y comentar los documentos por varias personas antes de imprimirlos y asegura la creación de documentos en PDF a partir de cualquier material de origen.
Photoshop CS, sin embargo, sí trae novedades. Su nuevo nombre sustituye a lo que sería la versión 8 de este programa, referencia absoluta en el mundo de la creatividad. Dentro de sus muchas novedades podemos destacar las orientadas a la fotografía digital. Por ejemplo, es capaz de usar directamente el formato RAW de las cámaras, incluye nuevas funciones como la Calibración de Color, que lee las estadísticas de color para dar un aspecto consistente en toda una serie de fotografías, o como Iluminación/Sombra, que mejora el contraste de imágenes digitales sobre o sub-expuestas. También incluye un completo soporte de edición para imágenes de 16 bits de color.
Con su nuevo Navegador de Archivos (ver imagen) podemos ver fácilmente toda clase de opciones, como con qué cámara se hizo la foto, qué apertura se usó o si se utilizó o no el flash. La nueva Paleta de Histograma monitoriza los cambios en la imagen a medida que se realizan.
Entre sus novedades ocultas destacamos que trabaja con capas de 16 bits por canal, puede crear hasta 5 niveles de capas anidadas y usar hasta 56 canales por imagen, píxeles no cuadrados, texto editable sobre un trazado, y un largo etcétera. En realidad, lo único que no nos ha gustado es que ImageReady sigue siendo un producto separado de Photoshop.
Illustrator CS también aporta interesantes novedades como el soporte para efectos 3D, que permite incluir figuras en tres dimensiones en cualquier proyecto, y nuevos efectos como Extrusión, Biselado, Giro y Mapeado. Pero el que más nos ha gustado es el de Garabato, ya que con él podemos dar el aspecto de un dibujo a mano alzada a nuestras creaciones.
Incluye también una nueva tecnología de textos basada en unicode y una nueva paleta OpenType que ofrece características tipográficas profesionales. Además, su soporte de PDF 1.5 garantiza su integración con el resto de elementos de la suite.
El gran rival de QuarkXPress, InDesign, también renueva sus funciones. Sus herramientas aportan grandes ventajas para trabajos profesionales. Como ejemplo podemos hablar del Editor de Historia, que facilita funciones de procesador de textos, y permite copiar y editar textos respetando el diseño de la maqueta, o las paletas de Previsualización de Separaciones y Previsualización Aplanada, que permiten comprobar cómo quedará la salida en pantalla, evitando los errores antes de que aparezcan impresos.
Por último, GoLive CS cambia su diseño para integrarse con el resto de aplicaciones. Soporta maquetación y autoría de CSS de nivel 2 y tiene un editor de CSS completamente rediseñado. Gracias a los Objetos Inteligentes se puede trabajar con archivos nativos de Photoshop, Illustrator y Acrobat, y su integración con estos programas es excelente.
Aunque la suite analizada era una versión en inglés, la versión en español estará en la calle en enero. Y, visto lo visto, entonces sin duda merecerá la pena invertir en ella porque, por caro que parezca, realmente vale más de lo que cuesta.


Creative Suite Standard Edition
-------------------------------------------
La nueva suite de Adobe se ofrece en dos versiones. La comentada en esta página es la Premium Edition y tiene un precio de 1.799 euros, aunque si se actualiza desde una versión previa de Photoshop se oferta por un precio recomendado de 999 euros.
Pero si nuestras necesidades se limitan a trabajos impresos, existe una versión más modesta denominada Standard Edition que no incluye GoLive CS ni Acrobat 6.0, a un precio de 1.479 euros, o 699 si se actualiza desde un Photoshop registrado.


Adobe Creative Suite
-----------------------------
FABRICANTE: Adobe
WEB: www.adobe.es
DISTRIBUIDOR: Adobe
TEL: 932 256 525
IDIOMA: inglés
PVP: desde 699 ¤
Calificación: **

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información