| Artículos | 01 OCT 2008

Adaptec RAID SATA ASR 5445 + Hitachi Travelstar 5K500

Tags: Histórico
La encriptación se afianza en el RAID
Alfonso Casas.
La última gama de controladoras SATA y SAS RAID de Adaptec cuentan con Intelligent Power Management y Advanced Data Protection para brindar la protección más avanzada de datos.

La familia Adaptec proporciona infinidad de soluciones de almacenamiento RAID, tanto SATA como SAS SCSI para toda la variedad de servidores y estaciones de trabajo que existen en la actualidad. Lo destacable del modelo analizado es que pertenece a la familia de tarjetas que soportan velocidades de transferencia de 3 GBps, además de la tecnología empleada por Adaptec para ofrecer protección avanzada de datos, denominada Intelligent Power Management. De esta forma, se trata de ofrecer productos que permitan la máxima escalabilidad para entornos Enterprise, ejecutando aplicaciones de servidor de gran densidad.
La Adaptec 5445 es una tarjeta PCI Express 8x de altura reducida, con lo que es válida tanto para estaciones de trabajo y servidores de formato estándar, como para los que presentan un montaje en bastidor. Junto con la tarjeta se incluye un soporte de perfil bajo para su posible utilización.
A nivel de procesamiento, dispone de una CPU de doble núcleo a 1,2 GHz con ventilador pasivo y RAID sobre Chip (ROC), y una memoria caché de 512 MB de tipo DDR2, especificaciones sorprendentes para tratarse de una tarjeta SATA RAID. La evolución de este tipo de soluciones ha permitido que los puertos internos ahora se encuentren agrupados, y no colocados en línea como en anteriores modelos, de modo que los cuatro conectores SATA que soporta la controladora son suministrados a través del cable, y a la tarjeta tan sólo se conecta uno principal conocido como Mini SAS. Otro conector externo del mismo tipo amplía sus posibilidades hasta un total de 8 puertos.
La tarjeta permite establecer configuraciones estándar de arrays de discos en RAID y, utilizando los extensores SAS correspondientes, es posible gestionar hasta un total de 256 discos. Gracias a la utilización de la suite ADPS (Advanced Data Protection Suite), soporta los arrays de RAID 6 y 60, más recientes. Hay que tener en cuenta que éstos requieren un mínimo de cuatro discos, ya que utilizan la capacidad de dos de ellos de forma redundante, pero en casos extremos, pueden sobrevivir a la pérdida de dos. Dicho esto, ADPS trae consigo una utilidad de copia de seguridad de instantáneas.
La tarjeta también cuenta con medidas de seguridad a nivel de funcionamiento. Un sensor vigila que la temperatura sea la adecuada, emitiendo alarmas sonoras y mensajes visuales en pantalla cuando ésta es superada.
Para las pruebas de rendimiento, instalamos la tarjeta en un sistema con procesador Phenom 9600 Quad Core a 2,6 GHz, 2 GB de memoria y placa base Gigabyte MA-790FX. Utilizamos el conector PCI Express 8x para albergar la tarjeta, con Windows Vista Home Premium. Los discos duros para las pruebas fueron proporcionados por Hitachi, modelos Travelstar 5K500 de 500 GB. A pesar de tratarse de modelos SATA con una velocidad de giro de tan sólo 5.400 rpm, nos aseguramos de que soportaran los 3 GBps que aporta cada puerto de la tarjeta. Los configuramos en RAID 1 o modo “mirroring” para posteriormente actualizarla a RAID 5, tras añadir un tercer disco duro. De esta forma nos aseguramos que es posible llevarlo a cabo, ya que se trata de una carencia presentada en anteriores modelos de controladoras.
La utilidad Iometer de código abierto configurada con dos asistentes y peticiones de lectura secuencial de 64 KB permiten medir su rendimiento. Con una sola unidad conectada, la controladora devolvió una velocidad de lectura de 94 MB/s. Al añadir las dos unidades Hitachi configuradas en RAID 0, observamos un aumento en el rendimiento a 121 MB/s, y con una banda RAID 1 de tres discos vimos que el valor se incrementaba hasta los 188 MB/s. De este modo, la Adaptec 5445 demuestra que SATA II es una sólida alternativa a su predecesora y a la tecnología SCSI en entornos de pequeña empresa y aplicaciones de almacenamiento de gama media. También comparamos los resultados con un RAID realizado sobre la propia controladora SATA de la placa base con discos duros Maxtor DiamondMax Plus9. Mientras que la velocidad de transferencia de la configuración basada en placa base fue de 200 MB/s, con la Adaptec 5445 logramos alcanzar los 682 MB/s, superando con creces los valores que suele arrojar una controladora SCSI Ultra320.
A nivel de software, destacan las capacidades de gestión y control RAID, así como todo lo que ha aportado la aplicación Adaptec Storage Manager. Con esta herramienta, basada en interfaz gráfica, todas las tarjetas Adaptec instaladas en un servidor o conectadas a través del “backplane” quedan englobadas para ser administradas de forma centralizada. Al programa se accede mediante clave, y desde aquí, es posible monitorizar los diferentes RAID de discos de forma segura a través de comunicaciones encriptadas, así como intervenir en las diferentes unidades de disco. En el caso de fallo de alguna unidad, siempre que el RAID lo permita, puede sustituirse en caliente. En su contra hay que indicar que la interfaz no es especialmente amigable, ya que para localizar determinadas funciones, hay que utilizar el sistema de ayudas, el cual llega a ser on-line si existe conectividad a internet. Tampoco fue posible retornar del RAID 5 de discos a una configuración estándar, para lo que es necesario deshacer la configuración y formatear cada unidad por separado. Son aspectos que pueden mejorarse.
Otra característica que Adaptec recalca de la nueva tarjeta es que engloba Intelligent Power Management, en base a la cual, el administrador puede gestionar el consumo del sistema con 3 modos de trabajo: en modo normal, para obtener la máxima potencia con la máxima RPM (revoluciones por minutos) utilizada por los discos; Standbye, en la que los discos giran a muy bajas revoluciones; y Power-off, para la que los discos duros se encuentran totalmente en reposo. Esto permite que servidores con un perfil determinado, como pueda ser de ficheros o impresión, de correo, o incluso de backup, conmuten entre los diferentes estados para reducir el consumo de energía cuando sea preciso y disminuir los altos costes necesarios de ventilación y refrigeración. En base a esto hay que añadir que, como administrador de sistema, se echa en falta un mayor número de funciones que permitan controlar estos aspectos a nivel de discos RAID establecidos, ya que lo indicado se lleva a cabo de forma transparente sin posibilidad de intervención.
Todas las capacidades de creación y administración de arrays de discos también pueden realizarse con la utilidad basada en BIOS, denominada (ACU), con la que es posible preparar el sistema previamente a la instalación del sistema operativo, así como manejar parámetros de la Adaptec 5445. La controladora dispone de forma opcional de un módulo de batería que ofrece protección de escritura en caché.
Finalmente, Adaptec soporta un amplio abanico de sistemas operativos, entre los que se encuentran cualquier versión Windows, Linux, FreeBSD y UNIX, gracias al modelo de controlador unificado basado en Linux. Arrancando el sistema previamente con el disco de Adaptec, una aplicación Linux permite obtener el driver correspondiente al sistema operativo deseado y crear el disco. La garantía de la tarjeta es de 3 años.
Como conclusión, la tecnología SATA RAID ha sido uno de los desarrollos más significativos en tecnología de interfaz para empresa, resultando mucho más económico que la basada en SAS. Además de ofrecer la velocidad

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información