| Artículos | 01 MAR 1995

Actualizar su PC

Tags: Histórico
Eric Knorr.

¿Es conveniente invertir dinero en actualizar su viejo PC o resulta más rentable comprar un ordenador nuevo? Este artículo intenta responderle a éstas y otras cuestiones.

Los programas han alcanzado una potencia impresionante. Los procesadores de texto se han convertido en programas de autoedición. Las hojas de cálculo han crecido hasta incluir bases de datos, gestión de gráficos y programas de presentaciones. Y debido a estos nuevos programas, su ordenador se ha quedado lento. A veces, se utilizan varios segundos para desplegar un cuadro de diálogo e incluso más tiempo _a veces mucho tiempo_ para cargar un fichero. En este caso, ¿qué debe hacer usted?, ¿añadir nuevos componentes rápidos a su PC o apostar fuerte y comprar un nuevo ordenador?

Para responder a estas cuestiones hemos efectuado nuestras pruebas de velocidad en tres máquinas estándares: un 386DX-33, un 486SX-25 y un 486DX2-66. Luego, hemos incrementado la memoria RAM de cada ordenador y volvimos a realizar las pruebas. Después, hemos actualizado el microprocesador en los modelos 486SX y 386DX y una vez más pasamos las pruebas de rendimiento en los sistemas resultantes. Posteriormente, rehicimos todas las pruebas del modelo 386DX-33 con una nueva tarjeta aceleradora Hercules. Finalmente, comparamos los resultados obtenidos en las diferentes actualizaciones con el resultado de ordenadores nuevos analizados recientemente.

Pero el rendimiento no lo es todo a la hora de comprar un ordenador o un componente. También es preciso considerar el precio, tanto de las nuevas actualizaciones, como el valor de su máquina usada (bastante difícil de precisar) y obtener un nuevo índice del ordenador, esta vez combinando prestaciones y precio.

Desafortunadamente, este tipo de comparación prestaciones/precio, no tiene en cuenta varias ventajas importantes de un nuevo ordenador. Los ordenadores actuales pueden incluir BIOS Plug and Play, un disco duro mucho más grande, los últimos diseños en hardware y una garantía nueva. Por ello, es obligatorio al evaluar las actualizaciones aplicar la que hemos llamado la regla de la actualización: cuando actualice un nuevo sistema, no gaste más del 40% de lo que le costaría comprar un ordenador el doble de rápido. Por ejemplo, un 386DX-33 es aproximadamente la mitad de rápido que un nuevo 486SX-33. Si el 486SX cuesta 150.000 pesetas, no debería gastar más del 40% (60.000 pesetas) en actualizar su viejo 386DX.

La única vez que puede ignorar esta regla de 40% es cuando esté añadiendo componentes que podrá luego instalar en su futuro ordenador. Por ejemplo, un nuevo disco duro IDE o SCSI o un módem, le servirán cuando finalmente compre un ordenador 486 o Pentium, pero los módulos SIMM de memoria de 30 patillas puede que no (los nuevos sistemas utilizan módulos de memoria de 72 patillas).

¿A qué conclusión hemos llegado después de efectuar todos estos análisis? Primero, sin importar el ordenador que posea, aumentar la memoria RAM hasta 8 MB siempre trae beneficios significativos. Segundo, si tiene un 486SX o 486DX y desea mayor rendimiento, actualizar el microprocesador con un Intel OverDrive es una buena solución. Tercero, actualizar un 386 le puede proporcionar ciertas mejoras, pero casi siempre resulta más conveniente invertir su dinero en un nuevo ordenador más rápido.

A continuación se comenta en detalle las razones para ofrecer estos consejos.

Pequeñas mejoras para 386s

Desde luego, es muy fácil para nosotros en PC World decirle compre un 486 o un Pentium, pero no todo el mundo puede pagar esos precios. Si la situación económica de su empresa no permite grandes esfuerzos o desea disfrutar de más libertad en el 386 de su casa, no hay que desesperarse: es posible aumentar el rendimiento de los viejos sistemas. El truco es mantener los gastos al mínimo y aplicarlos únicamente donde verdaderamente serán rentables.

La actualización más barata, llegar hasta 8 MB de memoria RAM, siempre es rentable, por lo menos si aguanta con su ordenador durante varios meses más. Actualizar la memoria de nuestro 386DX de 4 MB a 8 MB incrementa un 12% el rendimiento de las aplicaciones Windows, lo que no está mal por 20.000 pesetas _el precio de 1 MB es aproximadamente 5.000 pesetas_. Además, es necesario tener en cuenta los beneficios que se obtienen con esta memoria al ejecutar múltiples aplicaciones Windows a la vez.

El único caso en que no resulta buena idea actualizar la memoria RAM es cuando su sistema utiliza una memoria no estándar cara. (Para comprobar si su ordenador corresponde a esta desafortunada categoría, consulte el manual o llame al soporte técnico del fabricante). Por ejemplo, cuesta más de 70.000 pesetas actualizar la memoria propietaria de un AST Premium 386-33 de 4 MB a 8 MB _y eso si es capaz de encontrar algún distribuidor que posea las viejas tarjetas de memoria de AST_.

Para aumentar la velocidad de vídeo de Windows tiene dos opciones: una tarjeta de vídeo aceleradora (posee un chip especial que procesa las instrucciones gráficas de Windows) o una tarjeta de vídeo en bus local (ya sea VESA o PCI). En el caso de nuestro sistema 386DX-33 la única opción es una tarjeta aceleradora, pues la placa madre no tiene bus local. Es razonable añadir a su 386 una tarjeta de vídeo aceleradora para Windows, siempre y cuando trabaje principalmente con aplicaciones Windows y su tarjeta gráfica actual tenga dos o más años. Intercambiamos nuestra vieja tarjeta Trident por una tarjeta aceleradora Hercules Dynamite Pro de 1 MB, cuyo precio en la calle son 35.700 pesetas (distribuida por Mitrol, teléfono 91-327.32.20), y el rendimiento de Windows aumentó un 13% de media (alcanzó hasta un aumento del 39% en Word para Windows). Pero como la tarjeta aceleradora no aumenta la velocidad de las aplicaciones DOS, el índice de prestaciones final aumentó sólo un 7%. Cuanto más nueva sea su tarjeta gráfica actual, menos se incrementará el rendimiento final al adquirir una tarjeta gráfica aceleradora.

Asumiendo que su sistema acepta memoria estándar, añadir 4 MB de memoria y una tarjeta aceleradora puede ser una de las mejores opciones: en nuestro sistema 386 las prestaciones de Windows aumentaron un importante 28% con esta doble actualización por 55.000 pesetas. De las 55.000 pesetas a las 150.000 que cuestan los ordenadores actuales más baratos hay una amplia diferencia que, en muchos casos, empresas en malos momentos y usuarios particulares no pueden afrontar.

¿De 386 a 486?

Sin importar cuánto se mejore la memoria y el sistema gráfico, nuestro 386 todavía no es comparable en prestaciones a un 486. Para ello, tenemos que reemplazar el microprocesador de nuestro sistema de prueba 386DX-33 con el Cyrix 486DRx2 Upgrade, un micro que duplica la velocidad de reloj actual y pretende ofrecer prestaciones al nivel de un 486 por un precio aproximado de 60.000 pesetas (distribuido en España por Santa Bárbara, teléfono 93-418.81.16). Realmente, el Cyrix mejora las prestaciones del 386, pero no a niveles de un 486. Nuestro sistema 386 de prueba comenzó sin ninguna actualización un 35% más lento que el 486SX-25, y seguía siendo un 17% más lento con el chip Cyrix instalado. Cuando combinamos el chip Cyrix y la actualización de 4 MB de RAM, el margen decreció hasta ser un 7% más lento. Sólo después de añadir la tarjeta aceleradora Hercules obtuvimos finalmente un sistema más rápido que un 486SX-25 (casi con las prestaciones de un 486SX-33).

El precio total de esta triple actualización alcanza las 115.000 pesetas. En una estricta escala precio/prestaciones, añadir el microprocesador Cyrix a un 386 parece mejor que comprar un 486 de bajo nivel. Pero cuando se tiene en cuenta la regla del 40%, la actualización total no tiene sentido. Las 125.000 pesetas de la triple actualización son el 40% de 290.000. Y por 290.000 pesetas usted puede comprar no sólo un

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información