| Artículos | 01 SEP 1999

Actualizar la BIOS del PC

Tags: Histórico
Aurelio Llorente.
Las máquinas HP-48 de la serie G vienen de fábrica con un amplio surtido ecuaciones incorporadas. Éstas, junto con otras ayudas similares, pueden sernos de enorme utilidad en algunas ocasiones. Cuando aquella fórmula tan sencilla que debíamos conocer perfectamente resulta que se nos ha olvidado, o en aquella ocasión en que no pudimos obtener el resultado de un problema porque no recordábamos el valor de una constante... Estaría muy bien tener esa información a mano, y, como siempre, nuestra querida HP viene al rescate.

Ha pasado ya el verano y la mayoría de la gente empieza de regresar de sus vacaciones. Entre tanto las cosas se han aparcado momentáneamente. Se procura dejar los problemas a un lado, relajarse y, por supuesto, ni pensar en trabajar. Ahora toca retornar a la vida habitual, al trabajo de cada día. Esto se suele hacer un poco cuesta arriba. Por suerte las grandes empresas aprovechan este “volver a empezar” de cada año para sorprendernos con sus novedades, que nos hacen más llevadero el trago del regreso. Es habitual que se estrenen nuevos discos de nuestros grupos favoritos, que se editen más libros, etc.
Las empresas de informática no van a ser la excepción y en esta época aparecen siempre numerosas novedades que nos adelantan lo que se llevará en los siguientes meses.
Este año le ha tocado el turno a Hewlett-Packard y por fin ha desvelado al mercado el secreto mejor guardado del último año en el mundo de las calculadoras: el nuevo modelo de su gama de calculadoras técnicas, la flamante HP-49.
El que firma estas líneas ha tenido la suerte de probar en exclusiva el primer prototipo de la 49 durante unos día. En la sección de este mes le desvelaremos, a modo de resumen, las nuevas características de esta máquina que reafirma a HP en la cumbre de prestaciones y tecnología en este tipo de dispositivos, donde últimamente le habían salido algunos serios competidores.
En este artículo se comentarán las características más destacables del recién aparecido aparato pero sin entrar en demasiados detalles a la espera de su salida definitiva al mercado, momento en el que se podrá probar realmente todo su potencial. El mes que viene les daremos una información ampliada sobre el tema, después de haber realizado más pruebas.
En este número también les contaremos qué ayudas ofrece la HP a la hora de recordarnos las fórmulas y ecuaciones más habituales, las constantes físicas y químicas, así como otras utilidades de las que dispone para hacernos la vida más fácil cuando el tiempo apremia y la memoria (la nuestra, no la RAM) nos falla.

Manejo

Ecuaciones incorporadas y otras ayudas
En anteriores versiones de la HP-48, como en las series S/SX, no sólo la memoria RAM de la calculadora era limitada sino que incluso la ROM era más bien escueta. En ella no se incluían ciertas facilidades que sin embargo otros modelos más baratos y de menores prestaciones sí tenían. Por ejemplo, existía una calculadora de la marca Casio bastante habitual en las escuelas técnicas, y que incluía una completa biblioteca de ecuaciones listas para usar. Los usuarios de la HP, una calculadora más cara y más potente, debían introducir todas esas ecuaciones a mano, usar programas que añadían algunas de ellas ocupando memoria RAM, o bien comprar por separado una tarjeta de expansión especializada en un área determinada (como física o química) para disponer fácilmente de ayuda a problemas habituales.
Con los modelos HP-48G/GX se procuró evitar esta carencia y se añadieron a su ROM las ecuaciones más comunes de la física, la geometría, electricidad, etc. Aunque este conjunto de apuntes teóricos no llegan a ser excesivamente exhaustivos, sí contienen las suficientes fórmulas como para ser tenidos en cuenta y para sacarnos de algún apuro de vez en cuando.
En total se han incluido 315 ecuaciones agrupadas en 102 epígrafes y 15 categorías, a saber: columnas y vigas, electricidad, fluidos, fuerzas y energía, gases, transferencia de calor, magnetismo, movimiento, óptica, oscilaciones, geometría del plano, geometría sólida, dispositivos electrónicos básicos, análisis de estados tensionales y ondas. Como vemos, de todo un poco.
Para acceder a estas ecuaciones basta con pulsar la flecha verde de cambio a la derecha y el número 3 (que pone EQ LIB encima) para que aparezcan las distintas categorías tal y como se muestra en la Figura 1. Desde esta ventana, aparte de escoger el tema que nos interese se eligen también las unidades a utilizar (Sistema internacional o británico) o si queremos emplear unidades para la resolución (con el tercer botón). Pulsando sobre ENTER se accede a la categoría elegida y aparecen los temas incluidos en la misma.
Al entrar en una de las categorías usaremos las flechas (en la K y la Q) para movernos hacia arriba o hacia abajo en la lista y escoger un tema concreto. Al pulsar repetidas veces sobre la tecla ENTER se nos mostrarán cada una de las ecuaciones de las que se disponga para el tema seleccionado (Figura 2). Sin embargo, si queremos ver estas ecuaciones escritas en forma “natural” y no algebraica se debe utilizar la segunda de las opciones que aparecen en la parte inferior de la pantalla (Figura 3). Para saber qué significan cada uno de los símbolos empleados se debe pulsar sobre la opción VARS, lo cual hará que aparezca una lista de nombres con sus significados por la que podremos movernos para consultar (Figura 4). Escogiendo la opción PIC se nos mostrará también un gráfico explicativo sobre el problema que se está tratando (Figura 5), siendo en algunos casos incluso gráficos animados. Si se quiere copiar alguna de las ecuaciones a la pila para un posterior uso se pulsará sobre la opción _STK que aparece en quinto lugar. En caso de estar mostrándose un gráfico explicativo, esta opción se sustituye por _PIC que copia el gráfico actual a la memoria gráfica para permitir su captura y retoque. Por fin, pulsando la primera de las opciones SOLV la calculadora pasa automáticamente a modo de resolución (SOLVR) para poder resolver la ecuación seleccionada dándole los valores que la determinen (ver las páginas 18-7 a 18-10 del manual para entender como funciona SOLVR).
Si, estando fuera de la biblioteca de ecuaciones, pulsamos sobre el número 3 habiendo pulsado previamente la flecha de cambio a la izquierda (la de color malva) nos encontraremos con un nuevo menú que nos ofrece nuevas ayudas. La primera opción nos llevará a un menú desde el cual se puede acceder a la biblioteca de ecuaciones que acabamos de ver.
La segunda opción, sin embargo, nos introduce en un submenú para manejo de constantes. La primera de las opciones disponibles (CONLI) hará que aparezca una lista de constantes (Figura 6) por la que podremos movernos hasta encontrar la que necesitemos. Con los botones de la parte inferior podremos elegir las unidades de medida para la constante, si deseamos usar o no unidades o copiarla a la pila. La cuarta opción VALUE nos permitirá alternar en la lista entre ver el nombre de la constante, como en la figura anterior, o su valor directamente. Esta lista contiene en total 40 constantes físicas y químicas y nos puede ser de enorme utilidad en muchas ocasiones.
La cuarta opción del menú obtenido con la flecha malva y el tres, nos ofrec

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información