| Artículos | 01 OCT 1996

Actualización de procesadores

Tags: Histórico
Aurelio Llorente.

Cuando iniciamos esta serie de artículos, hace ya seis meses, fabricando un ordenador desde cero, lo hicimos montando un ordenador más o menos estándar, por aquel entonces era un Pentium a 75 MHz. Actualmente casi nadie lo compra a 75 MHz, porque por muy poco dinero más lo puede conseguir a 100 ó 120 MHz.

Actualizar el procesador, sobre todo en los Pentium, es una operación muy sencilla que únicamente requiere cambiar un par de puentes. Además trataremos también la actualización de los 486, para poder exprimir un poco más los ordenadores viejos.

La elección del procesador nuevo es muy importante, puesto que primero debemos comprobar que nuestra placa soporta el procesador que queremos instalar. Con los Pentium el único problema es la velocidad del reloj de la placa base. Normalmente las placas sólo soportan hasta una cierta velocidad, sin que sea posible variar este máximo.

En las placas de 486 habrá que comprobar que podemos configurar correctamente el procesador nuevo, lo más normal es cambiar por un 486DX4 a 100 MHz o por un 486DX2 a 66 MHz. Es posible que no se pueda poner el DX4 en todas las placas, puesto que se alimentan a 3,3 voltios y no todas las placas tienen reguladores de esta tensión.

En primer lugar hay que preparar el lugar donde trabajaremos, lo mejor es una mesa estable y que no importe mucho que se arañe, puesto que con los bordes de la caja es muy fácil dañarla. Podemos usar una toalla grande, o una manta para evitar rayar la superficie de trabajo.

Una vez desconectado el ordenador lo abriremos para comprobar la localización del procesador. Normalmente no será necesario sacar la placa de la caja, como mucho habrá que quitar alguna tarjeta de expansión para dejar libre los alrededores del zócalo del procesador. Hablando del zócalo, tenemos que comprobar también si el zócalo es del tipo ZIF, puesto que nos facilitará enormemente la tarea, sobre todo la extracción del procesador antiguo.

El zócalo ZIF tiene una palanca que libera las patillas del procesador para evitar tener que hacer fuerza al sacarlo.

Extracción del procesador

Una vez abierto el ordenador y despejados los alrededores del procesador procederemos a extraer el procesador, levantando la palanca y desconectando el ventilador, si es necesario. Si nuestro procesador no está montado en un zócalo ZIF es recomendable desmontar la placa base de la caja para poder extraer el procesador sin correr el riesgo de dañar el procesador o la placa base.

El procedimiento para extraer el procesador en placas sin zócalo ZIF, contando con que el usuario no tiene ninguna herramienta especial para extraer circuitos integrados PGA, es el siguiente: cogemos un destornillador de punta plana de 2 mm de ancho y lo introducimos unos 4 milímetros, con mucho cuidado, en una de las esquinas del procesador que hay montado en la placa, entre dos patillas. Repetimos la misma operación con las otras tres esquinas, con esto ya debería haberse levantado el procesador unos 3 milímetros. Volvemos a introducir el destornillador en la primera esquina, y lo levantamos muy lentamente, hasta que el procesador se mueva unos 2 ó 3 milímetros, repitiendo nuevamente la operación con otras tres esquinas. A estas alturas el procesador debería haber salido ya. Si no lo ha hecho tire lentamente de él, pero sin hacer mucha fuerza, para evitar que al saltar repentinamente, doblemos las patillas con los dedos. Si no sale ayúdese con el destornillador, procurando que no se tuerza mucho para evitar doblar las patillas. Ni que decir tiene que esta operación tiene que realizarse muy lentamente y sin hacer mucha fuerza. Si no puede extraerlo aplique un poco más de fuerza, pero controlando que si cede repentinamente no va a doblar las patillas del procesador viejo.

Aunque quiera tirarlo después de cambiarlo no conviene doblarle las patillas, puesto que si se parte alguna y se queda dentro del zócalo tendrá que tirar la placa base entera. Lo más recomendable es guardarlo, por si se rompe el nuevo, está defectuoso, o por si tiene algún amigo con un procesador peor, regalárselo.

El nuevo procesador

Una vez extraído el procesador viejo nos queda el zócalo vacío esperando que coloquemos el nuevo.

Si el procesador de la actualización tiene una velocidad superior a 50 MHz (¿quién a estas alturas va a instalar uno de velocidad inferior?) habrá que colocarle un disipador, preferiblemente con ventilación forzada. Algunos modelos tienen que montarse sobre el procesador antes de colocar éste en la placa, puesto que tienen alguna pieza que se coloca desde la parte inferior del procesador, en cualquier caso tendrá que consultar las instrucciones que acompañan al disipador-ventilador. La inserción del procesador es mucho más sencilla que su extracción. Coloque el procesador, con las marcas de la patilla uno alineadas, sobre el zócalo, sin presionarlo, hasta que todas las patillas encajen en los agujeros del zócalo. Si intenta colocarlo incorrectamente no encajará, sólo entrará en una posición, tampoco lo fuerce, tiene que encajar por su propio peso. Compruebe visualmente si todas las patillas están en su correspondiente orificio, si no ha sacado la placa de la caja puede ayudarse con un espejo pequeño. Una vez que hayamos comprobado hasta la saciedad que no hay ninguna patilla fuera de su orificio procederemos a presionar lentamente de forma que el procesador entre por todos los lados a la vez, para evitar que se doble alguna patilla. Si la placa está montada en la caja es conveniente apoyar la placa para que no se doble al presionar.

Si tenemos la fortuna de poseer una placa con zócalo ZIF, el procesador ya estará colocado en su posición, sólo hay que bajar la palanca hasta que se quede enclavada en posición horizontal, paralela a la placa.

El último paso es configurar los puentes para que la placa reconozca al nuevo procesador y funcione correctamente. En los 486 hay que modificar el bloque que identifica el procesador como SX, DX, DX2 o DX4, y el reloj principal de la CPU. En los Pentium únicamente hay que indicar a la placa la velocidad de la CPU. Para más información sobre las velocidades de placa, bus PCI y CPU puede consultar las tablas 1 y 2. Antes de cerrar la caja conviene comprobar que el ordenador funciona y así nos ahorraremos el tener que volver a abrirlo si hay algún problema.

Figura 1: Antes de empezar a actualizar el procesador tenemos que desconectar todos los cables del ordenador y llevárnoslo a un sitio amplio y bien iluminado. Normalmente sólo necesitaremos dos destornilladores para hacer todas las operaciones uno de estrella para abrir la caja y uno plano de 2 mm para extraer el procesador si nuestro ordenador no tiene zócalo ZIF.

Figura 2: Una vez abierto el ordenador tenemos que localizar el procesador y despejar sus alrededores, quitando las tarjetas de expansión y los disipadores, si los hay. Es más recomendable sacar la placa base de la caja.

Figura 3: Antes de quitar el procesador, en algunos modelos, tendremos que soltar los clips que sujetan el disipador al zócalo. En otros modelos hay que quitar el procesador primero, puesto que llevan algún soporte que se coloca por debajo

Figura 4: En las placas con zócalo ZIF tendremos que levantar la palanca hasta llevarla a su tope para que se liberen las patillas del procesador, si éste lleva disipador con ventilador habrá que desconectar el cable de alimentación para poder trabajar más cómodamente.

Figura 5: La extracción del procesador antiguo tiene que realizarse con sumo cuidado, pues no conviene dañar ninguna patilla, ni estropearlo, aunque tengamos la intención de no volver a utilizarlo, nunca se sabe lo que puede pasar.

Figura 6: Para extraer los procesadores en placas sin zócalo ZIF, si no tenemos algun

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información