| Artículos | 01 ENE 2003

Actualice su equipo a un sistema dual

Tags: Histórico
Noé Soriano.
Instalar en nuestro sistema una placa dual y dos microprocesadores es la mejor solución para aumentar la potencia del equipo y aprovechar las ventajas del multiproceso.

Con el lanzamiento por parte de Intel de la tecnología Hyper-Threading en sus últimos modelos de Pentium 4, algunos usuarios pueden albergar algunas dudas, ya que estos microprocesadores son reconocidos por los sistemas operativos Linux (últimas versiones del kernel), Windows 2000 y Windows XP como dos microprocesadores.
En realidad se trata de un efecto derivado del sistema Hyper-Threading que permite que un único procesador ejecute a la vez dos subprocesos independientes de software, aunque en realidad se trata de un único micro y su rendimiento, pese a ser superior al de un sistema monoprocesador, es inferior al de un sistema dual real.
Debido a su reciente lanzamiento, los Pentium 4 con tecnología Hyper-Threading tienen un precio muy elevado. De hecho, montar un sistema multiprocesador con micros de AMD nos saldrá actualmente incluso más barato que un único microprocesador Pentium 4 de última generación. Dos microprocesadores AMD Athlon MP 2000+ y una placa dual tienen un coste aproximado de 600 ¤, mientras que el último Pentium 4 con tecnología Hyper-Threading cuesta más de 790 ¤.
En este artículo práctico veremos cómo convertir nuestro equipo en un sistema dual con dos microprocesadores y aumentar así su potencia convirtiéndolo en una auténtica estación de trabajo. Hay que advertir que para poder aprovechar un sistema dual deberá tener instalado Linux, Windows 2000 o Windows XP.


1- Adquirir placa y microprocesadores
Hay varios fabricantes de placas base que comercializan modelos de placas duales preparados para microprocesadores Athlon MP. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades de cada usuario (RAID, LAN...). Puede encontrar precios desde 150 ¤ para placas básicas, que irán aumentando a medida que opte por modelos con RAID, red integrada, etc.
Es muy importante que a la hora de elegir el modelo de placa base se asegure (consulte al fabricante o distribuidor si es preciso) de que va a poder montar todo el hardware que tiene instalado actualmente en su equipo y de que no hay ninguna incompatibilidad (como ocurre, por ejemplo, con los nuevos chipset de Intel y las antiguas VGA AGP), ya que puede llevarse la desagradable sorpresa de tener que actualizar más elementos de su hardware.
Hay que comentar que puede encontrar en el mercado algunos modelos de placas base duales para Athlon MP, que extraoficialmente también soportan dos procesadores Athlon XP o Duron, con lo que el coste del sistema será todavía más reducido. Por contra, no encontrará soporte técnico ni documentación para esta opción más que en los foros de Internet.
Para este artículo hemos optado por la configuración oficial: dos microprocesadores Athlon MP 2000+ y una placa base Tyan MPX (S2466) con chipset AMD-760 MPX.

2- Desmontar la antigua placa
El primer paso será quitar la placa base actual del sistema. Desenchufe todos los cables y conectores externos del ordenador, abra la torre de su equipo, retire todas las tarjetas pinchadas en su placa (quitando el tornillo de sujeción y tirando con cuidado) y quite todos los cables que estén conectados a la placa base, alimentación, fajas de unidades, etc.
Una vez que no hay tarjetas pinchadas en la placa ni cables conectados, puede proceder a retirarla. Quite todos los tornillos que estén sujetando la placa a la torre. Según el modelo de placa base, podrá llevar más o menos y situados en puntos distintos. Si tiene problemas con su localización, consulte el manual de la placa, donde vendrán indicadas las posiciones exactas de cada uno.
Cuando quite todos los tornillos, la placa quedará libre para su extracción. Con algunos modelos de torre tendrá que mover la placa hacia la parte inferior de la torre (para liberar los soportes de plástico) antes de poder extraerla tirando hacia arriba.
Por último, una vez que tenga la placa fuera de la torre, retire la memoria instalada en la misma (liberando las pestañas de sujeción de cada módulo y tirando hacia arriba), quite el disipador del micro (recuerde desconectar la alimentación del ventilador), generalmente liberando las pestañas de sujeción con un destornillador plano (el método varía según el modelo de disipador) y retire el microprocesador del socket, levantando previamente la palanca de sujeción y tirando del micro hacia arriba.

3- Instalación de micros y memoriaen la placa nueva
Antes de montar la nueva placa dual en la torre es conveniente montar la memoria, los microprocesadores y los disipadores. También se puede montar primero la placa y luego estos elementos, pero nos estorbarán las paredes de la torre, además de que no podremos trabajar con la misma luz ni espacio.
Para instalar la memoria (tanto si utiliza la de la anterior placa, como si son módulos nuevos o ambos), asegúrese de que las pestañas de fijación del zócalo están abiertas. Coloque el módulo verticalmente sobre el zócalo y, asegurándose de que su orientación es la correcta (el zócalo tiene unas muescas que deben coincidir con las del módulo), presione hacia abajo firmemente hasta que las pestañas de sujeción del zócalo se cierren fijando el módulo. Repita la operación con todos los módulos hasta instalar toda la memoria en los zócalos de la nueva placa base.
Para instalar los microprocesadores, levante la patilla de fijación del socket. Posicione el microprocesador sobre el socket con la orientación correcta (sólo existe una forma posible de inserción indicada por un punto o marca en una de las esquinas de socket y micro, que deberán coincidir). Una vez que vea que el micro ha entrado en su posición dentro del socket, baje del todo la patilla del lateral hasta que quede fijado el microprocesador. Tanto para la memoria como para los microprocesadores y el disipador encontrará, en caso de duda, amplia información en el manual de su placa base.

4- Montaje de la nueva placa dual
Primero fíjese en el manual de la nueva placa, y en el dispositivo en sí, para localizar los puntos de sujeción para tornillos o pies de plástico. En la torre encontrará los zócalos para tornillos de la antigua placa. Retírelos si no coinciden con un hueco de sujeción de la nueva e igualmente ponga zócalos adicionales donde falten. Ponga también en la placa base pies de plástico en los huecos que coincidan con una o dos ranuras de guía de la torre, en caso de que disponga de ellas. Para introducir la placa en la torre, con cuidado de no forzar ni rayar la parte inferior, colóquela sobre los zócalos de los tornillos, intentando que coincidan con los huecos de la placa base. Si ha colocado pies de plástico, tendrá que introducir la placa desplazada unos milímetros hacia la parte inferior de la torre y después, una vez que los pies han entrado en la guía, empujar hacia arriba hasta que los zócalos de los tornillos coincidan con los huecos de la placa. Es posible que tenga que realizar varios intentos hasta que logre posicionar la nueva placa correctamente, sobre todo si es la primera vez que monta una. Una vez que la placa está bien posicionada, ponga los tonillos en cada uno de los zócalos. Si dispone de arandelas de cartón aislantes, es conveniente -aunque no imprescindible- que ponga una en

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información