| Artículos | 01 JUN 1998

Acer consolida su posición de liderazgo y apuesta por la diversificación

Tags: Histórico
“A fresh perspective (una perspectiva fresca) consiste en mirar las mismas cosas que el resto de la gente… y ver algo más. Fresco es mejor que nuevo. Nuevo puede implicar no probado y caro, mientras que fresco supone ofrecer productos al mejor valor, a los mercados adecuados y al precio correcto”. Con estas palabras, Stan Shih, Presidente del Grupo Acer, resume la estrategia de una compañía que desde su nacimiento en 1976 ha ido ganando posiciones en el mercado mundial de Tecnologías de la Información, hasta convertirse en un referente obligado a la hora de hablar de innovación tecnológica, fabricación y comercialización de productos informáticos según informa Carlos de la Iglesia desde Taiwán y China. Desde teclados hasta aparatos de televisión, pasando por teléfonos móviles y escáneres, Acer agrupa bajo un mismo paraguas un amplísimo catálogo de actividades de fabricación. Además de los equipos comercializados bajo la marca Acer (PCs, servidores y portátiles) y de los correspondientes componentes y periféricos (teclados, monitores, escáneres, lectores de CD-ROM y DVD, semiconductores, placas, etc.) la compañía fabrica para un importante número de empresas. Dos ejemplos: los ordenadores ThinkPad de IBM y los escáneres de Agfa son producidos por Acer en sus plantas de Taiwán y China. Otro ejemplo: los teclados inalámbricos de Sony se ensamblan en la planta de Acer Peripherals en Suzhou (China), una compañía del Grupo Acer que fabrica anualmente 5.500.000 monitores, 6.500.000 teclados, 6.600.000 lectores CD-ROM y 1.800.000 escáneres, que se venden en todo el mundo tanto bajo la marca Acer como bajo la de numerosos fabricantes que Acer prefiere no desvelar.

El concepto XC: dispositivos de bajo coste
La última apuesta de Acer se llama XC, donde X puede sustituirse por la letra que corresponda al uso que se quiera dar a estos dispositivos de bajo coste dirigidos a aplicaciones específicas. Así, Acer está preparando KCs (Kid Computers, ordenadores para niños); GCs (Game Computers, consolas de juegos); INCs (Internet Computers, dispositivos específicos de acceso a Internet) HBCs (Home Banking Computers) y ECs (Education Computers), entre otros dispositivos que incluirán características típicas de los PCs tradicionales, junto a otras específicas. El objetivo de Acer, según Stan Shih, es que los ordenadores sean realmente fáciles de usar (algunos XCs correrán Windows CE, pero otros –como los INCs- sólo incluirán un browser) y que resulten funcionales y asequibles (su precio rondará las 30.000 pesetas) Acer quiere con los XCs –que se presentarán el próximo mes de julio- “romper la barrera entre las personas y la tecnología”. Según Stan Shih, sólo el 3% de la población mundial tiene acceso y necesita todas las funcionalidades de un PC tradicional; “los XCs se dirigen al resto de la población, con necesidades específicas”.

Otra vuelta de tuerca
La última vuelta de tuerca en este proceso de expansión de Acer ha tenido como protagonista a Siemens Nixdorf. El pasado mes de abril, Acer estableció un acuerdo con la compañía alemana por el que el fabricante taiwanés adquirió la planta de fabricación de PCs de Siemens Nixdorf en Ausburg. Mediante esta operación, Acer se responsabiliza de la fabricación, desarrollo y logística de la producción de ordenadores personales de Siemens Nixdorf, convirtiendo la planta de Ausburg en el principal centro de producción y ensamblaje de Acer en Europa. En referencia a esta adquisición, el Presidente de Acer, Stan Shih, reconocía durante la Reunión Anual de Distribuidores Europeos celebrada en Taipei (Taiwán) la primera semana de mayo, que las adquisiciones en la industria del hardware no son la solución ideal: “Ha habido pocas adquisiciones exitosas en el campo del hardware, pero la operación entre Acer y Siemens Nixdorf es un nuevo tipo de adquisición porque nos convierte en partners a largo plazo”.
La operación, que incluye otros acuerdos relativos a las áreas de ventas y marketing de PCs en el mercado asiático, supone una importante consolidación de Acer en el continente europeo, donde el fabricante cuenta con plantas de producción en Holanda (Tilburg 1 y 2 y Den Bosch); Reino Unido (Londres y Cardiff); Alemania (Hamburgo y, ahora, Ausburg); y Francia (París).
En Europa, Acer factura 730 millones de dólares y es el décimo vendedor de PCs, el octavo suministrador de servidores y el cuarto de portátiles, aunque en España, por ejemplo, ocupa la segunda posición en este segmento. Para el presente ejercicio fiscal, Teddy Lu, Presidente de Acer Europa, confía en superar los 1.000 millones de dólares de facturación, creciendo un 43% en ventas de PCS (hasta 500.000 unidades), un 50% en servidores (superando los 18.000 sistemas) y un 25% en portátiles (con un cuarto de millón de equipos vendidos) De momento, el primer trimestre del año 1998 se ha cerrado con un incremento en las ventas del 23 por ciento, superando los 170 millones de dólares.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información