| Artículos | 01 ABR 1997

Acceso remoto a redes locales

Tags: Histórico
Jaime Taboada.

Las redes locales actuales pueden extenderse más allá de los límites de la propia oficina. Ya sea por la proliferación de Internet, o por las opciones de teletrabajo, las redes entran y salen por las líneas telefónicas para que la red no se encuentre aislada del resto del mundo.

Con la informática móvil y la proliferación de las redes locales, se hizo necesario, que cuando un usuario se encuentra fuera de sus oficinas, exista alguna posibilidad de conectar con la red local de la oficina, ya sea para consultar el correo electrónico, editar ficheros o imprimir un informe en un dispositivo de la empresa para que lo pueden ver otras personas de la compañía. El concepto de acceso remoto a redes es relativamente antiguo; no obstante en el último año está cobrando auge gracias al empuje que las comunicaciones están recibiendo por parte de la telefonía móvil con trasmisión de datos, e Internet.

Qué es un RAS

Aunque cada fabricante puede dar distintos nombres a sus productos, el término que más se maneja actualmente es el de RAS, siglas que significan Remote Access Server o servidor de acceso remoto. Básicamente se trata de un dispositivo que da servicio a ordenadores que conectan a través de líneas de entrada no permanentes. Con "no permanentes" se quiere decir que se trata de líneas de comunicaciones que no están conectadas con un ordenador concreto de forma continua, como sucedería con líneas punto a punto, si no que son conexiones que se pueden realizar desde puntos diferentes en cada momento.

Típicamente las conexiones de entrada se realizan a través de líneas telefónicas atendidas por modems, pudiendo ser líneas RDSI o líneas telefónicas analógicas. No se incluyen en este concepto las conexiones a través de líneas punto a punto o líneas frame relay, cuya filosofía y aplicación es muy distinta (normalmente para unir de forma permanente ubicaciones distintas de una misma compañía).

Los usuarios remotos podrán acceder al servidor RAS utilizando sus líneas RDSI o analógicas, o utilizando terminales de telefonía móvil, con lo que la conexión se puede realizar desde cualquier punto en el que este servicio tenga cobertura. La conexión por medio de líneas telefónicas, se puede realizar desde cualquier punto de la tierra en el que exista algún tipo de servicio telefónico.

El coste de la comunicación resultará tanto mayor cuanto más lejano se encuentre el país en cuestión (siempre atendiendo a las tarifas de la compañía telefónica que se utilice). Por ello, hay compañías con gran implantación mundial, que disponen de servidores locales en varios países del planeta, permitiendo que un trabajador de la empresa pueda entrar en la red global desde cualquier lugar en el que se encuentre desplazado, sin que suponga un excesivo coste telefónico.

Soporte para el teletrabajo

El acceso remoto a redes es una de las características que hoy en día permite el teletrabajo. Mediante el teletrabajo, las empresas pueden contar con empleados que realizan sus funciones desde su propia casa, y que gracias al acceso remoto a redes, pueden compartir la información con el resto de empleados que se encuentren en las oficinas de la compañía o en sus respectivas casas. El teletrabajo permite dos ventajas principales. Por un lado la empresa puede ahorrarse considerables sumas de dinero en alquiler o compra de locales, pues necesita menos espacio al contar con menos empleados en sus oficinas. Por otro, el trabajador puede encontrarse más a gusto con su trabajo, pues no necesita desplazarse, y se encuentra en un ambiente en el que se encuentra más cómodo. El acceso remoto a redes para teletrabajo, puede estar apoyado mediante centralitas distribuidas, es decir, centralitas telefónicas que permiten dirigir llamadas a los hogares de los empleados como si se encontraran en las oficinas de la empresa. Pero todo esto sería tema para otro artículo dedicado en exclusiva al teletrabajo. Centrémonos en las posibilidades que ofrece el acceso remoto a redes.

Qué se puede hacer

El acceso remoto a redes ofrece una función principal: permite acceder a los recursos de la red de la compañía. Esta característica genérica, se puede desglosar en varias funciones concretas. La primera es que permite acceder a ficheros que se encuentran en el servidor de red de la empresa. Esta función es la principal, pues de ella se derivan otras muchas. Al poder acceder a ficheros del servidor, se garantiza que todos los usuarios pueden acceder a una misma copia de un fichero, de forma que cualquier modificación realizada por un usuario, queda disponible para todos los demás que tengan permisos para consultarlo. Esto no sucede en el caso de ficheros que se comparten por medio de correo electrónico, que si son modificados por dos usuarios destinatarios de forma simultánea, y enviado posteriormente al resto de destinatarios originales, se encuentran con que existen varias copias con contenidos diferentes y puede que incompatibles. El acceso a ficheros permite la consulta y actualización de bases de datos corporativas, así como la ejecución de aplicaciones que residen en el servidor. Ambas tareas pueden encontrarse con algún inconveniente debido a lo limitado de la velocidad de las comunicaciones a través de módem. El caso de ejecución de aplicaciones es el más claro. Teniendo en cuenta que actualmente la tecnología de módem permite comunicaciones a 33.600 bps, resulta que la carga de un programa de 100 KB puede suponer casi 30 segundos en buenas condiciones de comunicación. Es decir, la carga de un programa sencillo tarda un tiempo considerable, con lo que la ejecución de un programa complejo puede suponer minutos de espera hasta que se traen y cargan todos los módulos.

Si se utilizan bases de datos, lo mejor es usar sistemas de bases de datos del tipo cliente/servidor en los que se minimiza la trasferencia de información a la que el cliente ha solicitado. Si por ejemplo el cliente pide todos los registros que cumplen una determinada condición, el servidor evalúa la condición y envía sólo los registros que la cumplen. En un sistema que no sea cliente/servidor, el cliente recibe todos los datos para que él mismo evalúe la condición.

Otra aplicación es la conexión a un servidor de correo electrónico corporativo. En este caso el usuario remoto posee un programa que solicita al servidor la información concerniente a dicho usuario, recibe los mensajes que le han llegado y envía los que el usuario necesita enviar. En el caso del correo electrónico, se debe buscar la posibilidad de que el programa permita la lectura, creación y respuesta de correo fuera de línea, es decir que no tenga que existir una conexión mientras se realizan los tres trabajos. Si es así, el usuario conecta con el servidor, intercambia la información con éste y desconecta. Tras leer y responder a los mensajes que haya recibido, vuelve a conectar con el servidor para enviar las respuestas y los mensajes nuevos.

Acceso a Internet

Si la red local de la compañía posee acceso permanente a Internet, los usuarios que conectan de forma remota pueden utilizar dicho recurso. Para ello basta con que tengan instalado el protocolo TCP/IP y que el servidor RAS les permita acceder a Internet. De este modo, la empresa se convierte en un proveedor de Internet que proporciona acceso a sus propios empleados.

Una última prestación que vamos a comentar es la de impresión remota. Cuando un usuario conecta con la red, lo hace como si se encontrara enlazado desde un puesto local, por lo que puede utilizar unidades o impresoras de red. Al conectar con impresoras de red, puede imprimir cualquier documento que posea en una impresora de la compañía, luego avisar a alguien que se encuentre allí para que recoja el documento y lo examine. Esta posibilidad puede parecer poco útil, pues se podría enviar el documento en cuestión pa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información