| Artículos | 01 ENE 2009

Accesibilidad para todos de la mano de la tecnología

Tags: Histórico
Paula Bardera.
"Que la tecnología nos hace a todos la vida más fácil, nadie lo pone en duda… o ¿quizá sí? Bueno, en cualquier caso, ése no es el asunto que nos ocupa, sino el de la tecnología al servicio de los discapacitados, a quienes sí puede facilitar mucho las cosas, su día a día y, por tanto, su integración en la sociedad. Con la máxima del “nada es imposible”, los investigadores trabajan para ayudar a eliminar barreras de la mano de los últimos avances y con Internet como catalizador y punto de encuentro y debate de todas sus necesidades y soluciones, cada día la vida es más fácil para muchas personas.

Según datos de 2007, en la Unión Europea hay 50 millones de discapacitados, lo que supone un 10 por ciento de la población total de los 27 estados miembros. De ellos, unos cuatro millones viven en España, lo que supone el 9 por ciento de la población. Los colectivos de personas dependientes (invidentes, persona con carencias auditivas, discapacidades físico-motoras, enfermos crónicos y mentales, mayores y víctimas de la violencia de género) consideran que los medios técnicos y tecnológicos serán fundamentales en el futuro a la hora de apoyarles en la superación de sus limitaciones.
Según los datos del informe del Observatorio de red.es y de la Fundación Vodafone, la utilidad de las TIC está más arraigada entre los colectivos cuya vida ya ha cambiado gracias a la tecnología, basándose en la observación de los constantes desarrollos tecnológicos que les ha permitido constatar su utilidad.
De los colectivos considerados en este estudio, el de sordos es el que tiene mayores tasas de adopción de la telefonía móvil (98,4 por ciento) y de Internet (69,8 por ciento), seguido por el de físico-motores (89,4 por ciento y 66,8 por ciento) y el colectivo de ciegos (91,6 por ciento y 46,2 por ciento). Respecto al colectivo de mayores, los datos del estudio revelan que las han incorporado en menor medida (24,7 por ciento y 19,0 por ciento).
Sin embargo, aún hay cierto desconocimiento respecto a las potencialidades de las TIC, especialmente entre los colectivos con vulnerabilidades menos reconocidas tradicionalmente (personas mayores, enfermos crónicos o con discapacidad intelectual).
Una de las conclusiones del estudio es la necesidad de fomentar el desarrollo de las TIC entre los colectivos vulnerables y cubrir la tendencia social que apunta a la importancia de la asistencia técnica y tecnológica como sistema de compensación. El Plan Avanza del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio tiene una línea de actuación específica para integrar a todos los ciudadanos en la Sociedad de la Información. Se trata de Avanza Ciudadanía, que, en 2007, contaba con un presupuesto total de 376 millones de euros y que busca especialmente conseguir que todas las personas con necesidades especiales se incorporen a la Sociedad de la Información mediante actuaciones adaptadas a cada uno de los colectivos que integran la brecha digital.
De hecho, la importancia de este tema es tal, que el Gobierno ha aprobado un Real Decreto que establece los criterios y condiciones básicos para garantizar la accesibilidad y no discriminación en la utilización de servicios de telecomunicaciones, de la Sociedad de la Información y de los medios de comunicación social
Entre otras cosas, establece que será obligatorio que la guía telefónica y los sistemas de atención al cliente sean accesibles; en el ámbito de la Sociedad de la Información, se establecen los criterios de accesibilidad de las páginas de las Administraciones Públicas y con financiación pública y en lo que se refiere a los medios de comunicación social, se determinan las condiciones de accesibilidad a los contenidos de televisión, a la televisión digital y a la publicidad institucional en soporte audiovisual. Con todo esto, se pretende que la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la accesibilidad universal para personas con discapacidad sean por fin una realidad.
Este Real Decreto parte de la base de que las personas con discapacidad utilizan intensamente las tecnologías, sistemas, productos y servicios relacionados con la comunicación, incluso por encima de la media española, y de que la utilización de estos recursos tecnológicos está singularmente vinculada a su calidad de vida. Por ello, las barreras que se producen en este campo deben ser eliminadas de raíz.

La ciencia al servicio de las personas
Para lograrlo es necesario el trabajo de investigación a largo plazo. Así, se logran avances que parecen de ciencia ficción, es el caso del último desarrollo del Instituto Tecnológico de Georgia, que han presentado un diminuto dispositivo que, colocado en la punta de la lengua, permite manejar un ordenador o una silla de ruedas a través de sensores. La lengua, a diferencia de las manos o los pies, no está controlada por la espina dorsal que, en caso de accidente queda normalmente dañada. Además, está conectada directamente al nervio craneal y es muy improbable perder su control, por lo que puede controlar múltiples objetos como el ratón de un ordenador o una silla de ruedas.
Este tipo de investigaciones y desarrollos tecnológicos abren una puerta a la integración de personas que, por lesiones físicas se encuentran en desigualdad de condiciones. La inversión en investigación tecnológica de asistencia ayuda a personas con minusvalía a volver a valerse por sí mismas dándoles la posibilidad de volver a tener vidas activas, independientes y productivas.
En el campo de la telefonía, por ejemplo, hoy en día podemos encontrar desde teléfonos móviles especialmente diseñados para personas con discapacidad a sistemas de correo de voz que transforman un SMS en voz o al contrario y también desarrollos de servicios para personas con discapacidades basados en códigos bidimensionales. Estos códigos permiten oír o ver pantallas de todo tipo sólo con colocar el teléfono móvil cerca de puntos de información especialmente ubicados en las paradas del autobús, los museos o los edificios públicos.
Pero las tecnologías no sólo pueden facilitar la vida a las personas con algún tipo de discapacidad, recientemente se ha dado a conocer que la diputada del PSPV en las Cortes Valencianas Mercedes Sanchordi será la primera parlamentaria en España que vota desde casa, al encontrarse de permiso maternal, tras aprobar la Mesa de la Cámara su petición.
Para hacerse eco de todas estas novedades, la Universidad Carlos III de Madrid ha creado la web www.uc3m.es/cienciaydiscapacidad. donde muestra algunos ejemplos de la aplicación de la ciencia al servicio de la sociedad, como el desarrollo de un robot portátil que puede ayudar en tareas cotidianas a personas con discapacidad, la elaboración de material multimedia didáctico accesible, la utilización de tecnología asistencial basada en Inteligencia Ambiental para su integración en el hogar, el trabajo que se desarrolla en el CESyA o algunos estudios que profundizan en los derechos de las personas con discapacidad o en las políticas de fomento de empleo entre este colectivo. O ejemplos como el prototipo de gafas de subtitulado que han sido consideradas como uno de los inventos mundiales del año por la revista Time.

Daisy te habla
Microsoft es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información