| Artículos | 01 SEP 1999

Abyss Pentium III dual 500

Tags: Histórico
Potente estación de trabajo basada en Pentium III dual
Felipe Corsino.
Asus ha lanzado recientemente la serie P3B de placas base, que sucede a las P2B. Dentro de la gama de estas placas, existen diferentes variantes en función de su equipamiento, pero basadas todas ellas en un mismo diseño básico. Así, tenemos el modelo P2B-L que incorpora tarjeta de red, o el P2B-S, que integra una tarjeta SCSI y es el que hemos evaluado. Dado el elevado número de variantes existentes de la gama P2B, no haremos aquí referencia a todas ellas. Si desea más información puede consultar la página web del fabricante: www.asus.com.tw. En cuanto a la más novedosa P3B, en el momento de escribir este artículo el único modelo que se encontraba disponible era el P3B-F, pero no dudamos que en un futuro muy próximo se diversificará tanto como el P2B. Por el momento la P2B-F y la P3B-F convivirán en el mercado, pero la diferencia de precio (inferior al 5%) hará desaparecer a la primera. La P2B-S de Asus es una placa de dimensiones generosas. Incorpora 3 ranuras PCI y una ISA, además de otra compartida por ambos sistemas y la imprescindible AGP para la tarjeta gráfica. No pueden faltar los conectores para la disquetera y dos buses IDE capaces de soportar hasta cuatro dispositivos UltraDMA/33. Tres conectores SCSI son la nota de distinción respecto a otros modelos: uno Fast-SCSI, otro UltraWide-SCSI y el tercero Ultra2-SCSI. Y es que la “S” del nombre de esta placa nos indica que incluye un adaptador Ultra2-SCSI de la firma Adaptec, con el que podremos obtener una velocidad de bus máxima de 80 Mbps. Si comparamos el precio de la versión básica de la placa, añadiendo un controlador SCSI como tarjeta adicional, veremos que al integrarse en la placa nos ahorramos en torno al 50% de su coste, lo que supone unas 20.000 a 25.000 PTA.
Basada en el chipset 440BX de Intel, esta placa cuenta con cuatro zócalos DIMM en los que podemos colocar memoria SDRAM normal o con corrección de errores (ECC), hasta un total de 1 GB. En cuanto al procesador soporta Pentium II, Celeron y, por supuesto Pentium III, si bien en este caso conviene actualizar la BIOS para que sea reconocido correctamente. Oficialmente las velocidades permitidas van desde 233 hasta 450 MHz, pero “jugando” con los puentes se puede llegar a conseguir una frecuencia de bus de hasta 112 MHz con un multiplicador máximo de x6, lo que permitiría usar un hipotético procesador de 672 MHz. Sin embargo el fabricante no recomienda superar los 100 MHz en el bus.
Lo primero que hay que hacer para montar esta placa es colocar el soporte para el zócalo SEC, que deberá montarse cuidadosamente y sujetarse con cuatro tornillos. A continuación configuraremos los puentes para la velocidad adecuada al procesador que queramos instalar y la podremos colocar en la caja para empezar a pinchar tarjetas. El manual, aunque en inglés es claro y detallado, con gran profusión de ilustraciones y fotografías que facilitan su manejo. Una vez montado el ordenador accedemos a la BIOS, una Award con fecha de revisión de marzo del 99 y configuramos sus parámetros, los habituales de este fabricante de BIOS. El ordenador ya está listo para funcionar, y sólo resta instalar el sistema operativo para que pueda arrancar.
Después de tener el ordenador completamente instalado con Windows 98, Windows NT4 y una gran variedad de software, retiramos la P2B-S y la sustituimos por la P3B-F, en lo que podríamos considerar una pequeña operación de actualización. La P3B-F es una placa más reducida, pues no incluye el adaptados SCSI. El número de ranuras PCI se ha incrementado a cuatro, complementándolas con una ISA, una mixta y una AGP. Para la memoria sigue incorporando cuatro zócalos DIMM con capacidad para albergar hasta 1 GB de SDRAM con o sin corrección de errores (ECC) y de hasta 100MHz. En cuanto a las controladores IDE siguen siendo UltraDMA/33, a pesar de que ya comienza a implantarse el UltraDMA/66, que permite el doble de velocidad de bus.
El proceso de instalación no puede ser más sencillo, pues la nueva placa de Asus está diseñada para facilitarlo al máximo. Para empezar no es necesario atornillar el soporte del SEC, pues se encuentra preinstalado y basta con desplegarlo y conectar el procesador. De buscar puentes por toda la placa nos olvidamos. Han sido sustituidos por una batería de microinterruptores que, además, no son necesarios, pues toda la configuración se puede hacer desde la BIOS (si no se quiere usar la BIOS se puede configurar con estos interruptores). Es lo que se da en denominar JumperFree (sin puentes). En el primer arranque es más obligatorio que nunca pasar por la BIOS. Tanto que automáticamente se accede a ella al encender el ordenador. Nuevamente la BIOS es Award, pero con fecha de finales de junio del 99. Sin embargo observamos que este fabricante ha rediseñado sus BIOS, mejorándolas de forma muy notable. Por ello merece la pena dedicar unas líneas a su descripción.
Lo primero que observamos es que el estilo de la presentación es casi idéntico al de las BIOS AMI, pasando de la pantalla en dos columnas con textos amarillos sobre fondo azul a un diseño con cuatro menús en colores azul y blanco. En el primer menú, el principal, encontramos las opciones típicas (hora, disquetes...) y una nueva: lenguaje. Nos dirigimos a ella con la esperanza de poder configurar una BIOS en español, pero al desplegar sus opciones nos encontramos que sólo podemos elegir entre inglés o inglés, pues es la única opción disponible. Al menos nos queda la esperanza de que en futuras revisiones se añadan nuevos idiomas. Pasamos al segundo menú (Avanzado) donde podemos configurar las opciones relativas a velocidad del bus, multiplicador y voltaje del núcleo del procesador, además de las más usuales de tiempos de espera de las memorias y periféricos. Este es el menú que sustituye a los puentes de la placa base, y el que se presenta al usuario nada más instalar la placa. Si por error configuramos unas opciones no válidas el sistema no arrancará, pero basta apagarlo por completo y volverlo a encender para que pase a un modo de funcionamiento seguro y entre automáticamente en la BIOS para que corrijamos el error. El máximo multiplicador permitido es x8, mientras que la velocidad de bus puede llegar a 150 MHz, lo que permitiría hacer funcionar un procesador a 1,2 GHz (si lo permite éste). El tercer menú está destinado a las opciones de ahorro de energía, mientras que en el cuarto podemos seleccionar el orden de arranque. Es aquí donde más se nota la similitud con las BIOS AMI, pues ahora Award permite prácticamente cualquier combinación con un solo condicionante: no puede haber dos dispositivos de arranque del mismo tipo. Esto es así porque se han dividido los dispositivos en cuatro grupos: discos duros IDE, removibles (disquete, LS-120, Zip, MO), CD-ROM y otros (red o SCSI). Para el arranque deberá ordenar los grupos como prefiera y seleccionar un solo dispositivo para cada uno de ellos. Así puede indicar que busque el arranque en primer lugar en una unidad LS-120, a continuación en el CD-ROM, posteriormente en la red y en ultimo lugar en el disco duro IDE.
Una vez configurada la BIOS arrancamos el PC, y nos encontramos que, tal y como esperábamos, no es necesario reinstalar nada, ya que al ser la circuitería prácticamente igual a la de la P2B, arranca a la primera sin pedir ni un solo controlador o disco.
Ambas placas se han comportado excelentemente en las prue

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información