| Artículos | 01 FEB 2000

Abit WX6

Tags: Histórico
Placa base construida en torno al chipset i810 con socket 370
Eugenio Barahona.
Desde hace algún tiempo existe una tendencia en el mercado de ordenadores personales hacia el diseño de sistemas de bajo precio que puedan comercializarse por menos de 150.000 pesetas. Este tipo de máquinas están dirigidas a usuarios que adquieren su primer PC y desean disponer de un equipo económico que les permita navegar por Internet con cierta comodidad y ejecutar aplicaciones básicas, como por ejemplo un procesador de textos. Resulta evidente que este tipo de usuarios no necesitan la potencia gráfica o de sonido presente en máquinas más caras, aunque sería conveniente que el sacrificio que se acepte en dichos apartados no sea tan grande que impida disfrutar de vez en cuando de algún juego 3D de última generación.
Una de las soluciones que se ha adoptado para poder poner en el mercado este tipo de ordenadores es la integración de diversos dispositivos que en configuraciones más caras encontramos en componentes independientes que el usuario puede ir actualizando a voluntad. Una solución de este tipo podemos encontrarla en el conjunto de chips i810 de Intel, el cual se ha utilizado en esta placa base Abit WX6 para diseñar una plataforma que integra todo lo necesario para crear un PC con capacidad multimedia básica a un precio asequible.
La característica que más llama la atención del conjunto de chips i810 es que integra el hardware gráfico del ordenador, de forma que no es necesario instalar en las ranuras de expansión ninguna tarjeta gráfica. El adaptador de vídeo incluido en el chipset i810 está basado en el procesador gráfico i752 de Intel, si bien en este caso el sistema no dispone de memoria de vídeo como tal, ya que para almacenar el buffer de vídeo y las texturas se emplea la memoria instalada en los módulos DIMM de la placa base. La versión del conjunto de chips i810 que Abit ha utilizado en esta placa base es la que permite usar 4 MB de memoria SDRAM para almacenar el buffer Z que emplean las aplicaciones 3D para eliminar las superficies ocultas. De esta forma se reduce el ancho de banda que se consume durante las operaciones de render 3D por hardware, ya que todas las operaciones de lectura y escritura sobre el buffer Z tienen lugar a través de un bus dedicado que sólo se utiliza para dichas tareas.
Sin embargo hay que tener en cuenta que el RAMDAC integrado en el chipset tiene prioridad en los accesos a la RAM del sistema, ya que el proceso de generación de la imagen en el monitor necesita una temporización precisa que podría perderse en caso de que otros componentes que compiten por acceder a la RAM, como el procesador u otros componentes con capacidad bus master, tuviesen prioridad sobre el RAMDAC. Todo esto hace que el ancho de banda que queda disponible para acceder a la RAM del sistema esté limitado, por lo que en algunos casos el microprocesador u otros dispositivos hardware del sistema pueden verse obligados a esperar para poder realizar accesos a la memoria principal.
La placa base dispone de un total de cinco ranuras PCI, lo que proporciona unas excelentes capacidades de expansión, ya que los dispositivos fundamentales se encuentran integrados en el conjunto de chips de la placa. Contamos también con una ranura AMR que permite la instalación de tarjetas que implementen un módem o una tarjeta de sonido, aunque en el caso que nos ocupa dicho elemento también ya viene soldado a la placa base. Comentar sin embargo que se trata de una tarjeta de sonido implementada mediante un codec AC-97, lo que quiere decir que es el microprocesador del sistema el que se encarga de realizar gran número de tareas relacionadas con la generación de sonido, como por ejemplo, la síntesis mediante tabla de ondas o la mezcla de varios canales de sonido DirectSound. Existe una versión de esta Abit WX6 que dispone de un chip de sonido Aureal, el cual implementa aceleración por hardware de las API DirectSound, DirectSound3D y A3D.
El microprocesador se instala en un socket 370, por lo que tan sólo podremos utilizar procesadores de la gama Celeron. A pesar de ello la placa soporta microprocesadores que usen un bus que funciona a 66 ó 100 MHz, por lo que en teoría podría instalarse un hipotético futuro procesador Celeron que utilice un bus a 100 MHz, si bien la compatibilidad con dicho chip podría verse limitada por el rango de voltajes que esta placa base puede proporcionar a la CPU para su funcionamiento.
La placa base dispone de dos conectores a los que el usuario puede incorporar sendos ventiladores, uno de los cuales está dedicado al ventilador encargado de refrigerar al microprocesador, mientras que el otro puede encargarse de refrigerar el resto del sistema. También contamos con dos sensores de temperatura, uno dedicado a monitorizar la temperatura de la CPU y el otro a medir la del resto del sistema.
El ajuste del multiplicador que usa el procesador, así como la velocidad del bus de dicho componente pueden ajustarse mediante la BIOS de la placa base. El usuario puede elegir el valor de la velocidad del bus del procesador entre valores que van desde 66 a 150 MHz, usándose en cada caso un divisor distinto mediante el que se obtiene la velocidad del bus PCI (los divisores disponiblels son 1/2, 1/3 y 1/4). También disponemos de otra opción mediante la que podemos ajustar el voltaje interno que usa el procesador para su funcionamiento, valor que puede ser necesario modificar para conseguir un funcionamiento estable del sistema si deseamos forzar la velocidad de nuestro procesador. Durante el arranque del sistema la BIOS detecta el tipo de procesador instalado y ajusta todos estos parámetros según las especificaciones que Intel recomienda para el modelo concreto que hayamos elegido.
En el panel posterior encontramos las conexiones habituales: las entradas y salidas de sonido procedentes de la tarjeta de sonido integrada en la placa base, dos puertos USB, dos conexiones PS/2 para teclado y ratón, un par de puertos serie y otro paralelo. Junto con el hardware se entrega un CD-ROM en el que encontramos los controladores de dispositivo para todo el hardware integrado en la placa base: controladoras IDE, hardware de vídeo y tarjeta de sonido. También se incluye una pequeña aplicación que nos permite observar los valores que devuelve el hardware de monitorización de temperatura y de otras características importantes del sistema, como por ejemplo los voltajes que proporciona la fuente de alimentación al resto de componentes.
Una placa base recomendable para usuarios que deseen montar un PC básico que disponga de hardware para ejecutar cualquier aplicación actual, pero, eso sí, sin esperar obtener el rendimiento que se consigue con una configuración convencional. Esto último debe tenerse en cuenta especialmente al usar aplicaciones que requieran una potencia gráfica considerable, como por ejemplo juegos 3D recientes como Quake III Arena.


Capacidad
---------------
A pesar de que los actuales microprocesadores Celeron usan el clásico bus a 66 MHz, los módulos DIMM que instalemos en los dos zócalos de que dispone esta placa base deben ser de SDRAM de tipo PC100. Esto es lógico, ya que hay muchos dispositivos que van a competir por acceder a la RAM, por lo que es necesario disponer de memoria lo más rápida posible. Mediante los dos zócalos DIMM podemos disponer de un máximo de 256 MB de RAM. Contamos también con un par de controladoras IDE integradas en la placa base, las cuales soportan el nuevo protocolo UltraDMA 66, proporcionándose también con la placa un cable IDE capaz de soportar este tipo d

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información