| Artículos | 01 ABR 2007

6 soluciones NAS en rack de 1U

Tags: Histórico
Alfonso Casas.
La copia de seguridad nunca ha dejado de estar de actualidad, y más cuando se trata de mantener a salvo los datos de una empresa, por pequeña que ésta sea. Ahora bien, todavía existen muchas que carecen de política eficaz de seguridad de datos, con lo que ellas mismas se hacen vulnerables al desastre. En esta ocasión, proponemos seis soluciones NAS escalables para salvaguardar los datos de forma eficiente.

Como veremos en los dispositivos evaluados, casi todos ellos pueden servir de almacenamiento a servidores de correo electrónico, granjas de servidores o bases de datos SQL, Exchange y Oracle, entre otras. La tecnología actual es mucho más escalable y permite apilar varias unidades para conseguir la capacidad deseada. Así, se obtiene cierta convergencia con las redes SAN, con posibilidad de enlazarlas con el paso del tiempo sin problemas de migración.
La mayoría de los dispositivos NAS comparados basan su almacenamiento en soluciones SATA, exceptuando el equipo LaCie Ethernet Disk, que utiliza la más económica, IDE. Los fabricantes, al bajar el peldaño de la tecnología SCSI a SATA, consiguen ofrecer soluciones mucho más competitivas, con unas condiciones de precio, capacidad y rendimiento que no pueden igualar los equipos basados en la anterior generación SCSI. En consecuencia, por un desembolso razonable, se obtiene un aceptable terabyte de almacenamiento en red, con protección RAID de hardware incluido.
De las seis soluciones evaluadas, tan sólo una no soportaba la extracción de discos duros en caliente, la cual, lógicamente, resultó ser la más económica. No obstante, a nivel de funcionalidad y mantenimiento, sin duda es un factor importante el hecho de poder sustituir cualquiera de los discos en caso de fallo. Las diferentes configuraciones RAID de discos que pueden establecerse tienen como principal finalidad la de asegurar el almacenamiento de la información. Otra característica común en varios de ellos ha sido la posibilidad de sustituir los ventiladores encargados de la refrigeración del sistema, especialmente los que se encuentran situados entre los discos duros y el resto de componentes. Vienen fijados mediante palancas, sin tornillos, para facilitar su extracción y evitar posibles desajustes con el paso del tiempo.
El apartado de la conectividad es algo que tampoco puede pasar desapercibido. La inclusión de puertos USB 2.0 de alta velocidad hace posible que el dispositivo pueda ser configurado como servidor de impresión, o de ficheros. Por su parte, el puerto serie de comunicaciones también facilita la administración del dispositivo, y permite, en la mayoría de las ocasiones, llevar a cabo actualizaciones firmware del sistema. Tanto el puerto serie como el USB admiten la conexión de sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI), con el fin de poder gestionar la carga y proteger la potencia de entrada de corriente. Ni que decir tiene la importancia de contemplar doble puerto Gigabit Ethernet para balancear la carga de trabajo del dispositivo NAS.
Para las empresas que deseen una solución completa de backup, será necesario que consideren algunos de los modelos que disponen de salida SCSI, con la finalidad de conectar una unidad de cinta o librería para llevar a cabo la copia de seguridad en un formato mucho más seguro. El actual modelo de protección de datos está optimizado para la copia de seguridad en cinta, al menos de la información más privilegiada, ya que así podríamos salvaguardar los datos en caso de desastre, permitiendo una recuperación inmediata.
Finalmente, dado que se trata de configuraciones en formato rack de 1U de altura, también debe valorarse el tipo de guías incluidas en cada solución para su montaje en bastidor. Una solución completa debe incluir lo imprescindible para llevar a cabo el montaje al completo. Por la disposición de sus componentes, son equipos destinados a formar parte de una cabina de servidores.

Adaptec Snap Server 410
La familia de soluciones Snap de Adaptec está formada por un amplio número de configuraciones basadas en sistema operativo Linux, concretamente el GuardianOS 4.0. El modelo 410 no es el más profesional, pero la capacidad de almacenamiento proporcionada, de 1 TB, y sus posibilidades de gestión, sin duda, agradarán a más de un administrador de red.
A nivel físico, su chasis es bastante sólido dentro de un formato de reducidas dimensiones, mucho más corto que el resto de unidades. El cableado se ha reducido al mínimo y, a diferencia de otros en los que los cables de los discos SATA quedan a la vista en su interior, la controladora se encuentra integrada en placa, con lo que se reducen los riesgos derivados de que pueda desconectarse en algún traslado. La cantidad de memoria DRAM es de sólo 256 MB, y se presenta en formato DDR II SODIMM, muy habitual en soluciones de servidor por su reducido tamaño.
Los ventiladores que hacen circular el aire en el interior se encuentran atornillados, con lo que no son muy manejables, sin embargo resultan bastante silenciosos. También lo es el disipador pasivo con el que trabaja el procesador VIA CN7000 sobre el que se basa el sistema.
La última versión Kernel de Linux que lleva implementada cuenta con una adecuada interfaz de administración, ya que ofrece un fácil acceso a todas las funciones, soportando el acceso de clientes Windows, Unix/Linux y Macintosh. También destaca el apartado de seguridad, puesto que este sistema operativo aporta características ventajosas, como las autenticaciones de usuario, grupo y dominios NT, además de Active Directory de Windows y NIS (Servicios de Información de Red) de Unix, asegurando también el acceso mediante un navegador para administración remota a través de HTTPS.
Como utilidad genérica para todos los dispositivos Snap Server, dispone de Snap Server Manager para buscar otros dispositivos de la marca, ver unidades compartidas, cambiar la dirección IP y acceder a la interfaz de gestión Web. Soporta hasta dos arrays de discos RAID, que sólo serán de utilidad si se opta por un par de duplicados de discos. De otro modo, es posible utilizar el rack de la unidad de forma individual, o establecer el RAID 5 predeterminado mediante la utilización de las cuatro unidades. El hecho de contar con la actualización de firmware más reciente también conlleva ventajas añadidas.
A pesar de lo comentado, y de que proporciona amplia información operativa y de alertas, no puede compararse a la configuración Raidtec S4-400 a nivel de su gestión bajo Linux, o a la funcionalidad del equipo Proliant DL-100 de HP con su versión de licencia de Windows Storage Server 2003, a pesar de que el sistema operativo GuardianOS 4.0 siempre ha mostrado muy buenas maneras.
Entre los evaluados, se trata de la segunda solución más económica sin llegar a prescindir de herramientas de primer nivel.

Comet Labs 1000 GB
Físicamente el frontal de la carcasa se asemeja bastante a la solución Snap Server de Adaptec, especialmente el sistema de apertura, aunque pertenece al fabricante taiwanés QNAP en su modelo de NAS WS-411U. Enseguida se comprueba que la inclusión de una pantalla LCD de dos líneas marca la diferencia, ya que facilita enormemente la puesta en marcha de la unidad. Al integrarlo en la red, el Comet Labs arranca con su dirección IP preasignada. Mediante la botonera y la pantalla es posible cambiar la dirección estática, o bien, asignarle una por DHCP, sin tener que utilizar un equipo,

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información