| Artículos | 01 MAY 1998

3D Blaster Voodoo 2 y Monster 3D II

Tags: Histórico
Aceleradoras 3D basadas en el chipset Voodoo 2 de 3Dfx
Eugenio Barahona.

Desde que aparecieron en el mercado las tarjetas aceleradoras de gráficos 3D basadas en el conjunto de chips Voodoo Graphics de la compañía 3Dfx Interactive, éstas se convirtieron en las placas de este tipo más rápidas existentes para el usuario doméstico . Sólo después de llevar en el mercado algo más de un año otros fabricantes de aceleradores 3D están comenzando la comercialización de productos que igualan, y en algunos casos superan ligeramente, las prestaciones que ofrecen los productos basados en la tecnología Voodoo . Sin embargo durante este tiempo los ingenieros de 3Dfx Interactive han estado trabajando en la segunda generación del chipset Voodoo, denominado Voodoo 2, en el que están basadas las tarjetas 3D Blaster Voodoo 2 y Monster 3D II que analizamos en este primer contacto .

Una de las diferencias existentes entre estas dos generaciones de procesadores gráficos Voodoo reside en que se ha aumentado la frecuencia de reloj de 50 a 90 MHz . Esta velocidad de funcionamiento no sólo se utiliza internamente en los tres procesadores que forman parte del chipset, ya que las tarjetas basadas en esta tecnología utilizan memoria EDO RAM del fabricante norteamericano Silicon Magic que es capaz de funcionar a velocidades de hasta 100 MHz . En el caso de la Monster 3D II se han usado chips de RAM de este fabricante con una velocidad de acceso de 25 nanosegundos, estando etiquetados como de 100 MHz .

Al igual que ocurría con el Voodoo original, Voodoo 2 está formado por varios procesadores gráficos: un procesador se encarga de gestionar el buffer Z y la memoria de vídeo que se utiliza para realizar el render de los gráficos en tres dimensiones y uno o más procesadores destinados exclusivamente a procesar el mapeado de texturas . Mediante este tipo de arquitectura cada uno de los procesadores que forman parte del chipset Voodoo dispone de sus propios buses de direcciones y de datos, por lo que cada uno cuenta con una determinada cantidad de memoria EDO RAM . La actual versión de los chipset Voodoo y Voodoo 2 permite que cada uno de los procesadores direccione un máximo de 4 MB de memoria RAM . La otra característica que diferencia a la 3D Blasster Voodoo 2 y a la Monster 3D II respecto a su predecesoras es que cuentan con dos procesadores para texturas en lugar de uno sólo . Con este tipo de configuración ( un procesador de render y dos de texturas ) sería posible crear una tarjeta con un máximo de 12 MB de RAM . La versión que hemos tenido ocasión de evaluar de ambas tarjetas contaba sólo con 8 MB, si bien ambos fabricantes tienen en su catálogo otro modelo que está dotado de los 12 MB de memoria que como mucho puede gestionar la configuración de procesadores Voodoo 2 presentes en la 3D Blaster Voodoo 2 y en la Monster 3D II .

Pero, ¿ cuál es la utilidad de los dos procesadores de texturas ? La respuesta es sencilla: permite que en un solo ciclo se apliquen dos texturas a un mismo pixel que se esté renderizando en el buffer de vídeo . Además los pixeles procedentes de las dos texturas que se aplican pueden mezclarse, siguiendo distintos criterios, con el contenido del buffer de vídeo, lo cual hace posible crear espectaculares efectos de transparencias e iluminación dinámica . Si bien esta configuración proporciona una elevada potencia de render 3D, es necesario que estas características estén soportadas por la API que usen las aplicaciones para acceder a los servicios de render acelerado por hardware . En la actualidad DirectX 5 no soporta la aplicación simultánea de dos texturas diferentes a un mismo polígono en una sola pasada, por lo que las aplicaciones que hagan uso de dicha API no aprovecharán la potencia extra que supone contar con dos procesadores de texturas . Sin embargo los programas que utilicen OpenGL, como por ejemplo el famoso Quake II, si que aprovecharán este hardware al máximo ya que dicha API soporta desde hace ya algún tiempo una extensión mediante la que es posible aprovechar aceleradores 3D que permitan aplicar varias texturas de forma simultánea a un mismo polígono, como es el caso de la 3D Blaster Voodoo 2, y la Monster 3D II y todas las tarjetas basadas en el chipset Voodoo 2 .

El incremento que se ha producido en la cantidad de memoria instalada como buffer de vídeo, de 2 a 4 MB, hace posible el uso de resoluciones de hasta 800 por 600 puntos usando buffer Z y técnicas de doble buffer para producir animación suave y sin parpadeos . Sobre la superficie de la 3D Blaster Voodoo 2 y la Monster 3D II encontramos un conector similar al de los dispositivos IDE que permite conectar la placa a otra tarjeta de este mismo tipo . Mediante este tipo de configuración una de las tarjetas renderiza las líneas pares de la pantalla, mientras que la otra genera las impares . Además esta configuación hace posible que los 4 MB de buffer de vídeo de una de las placas se use sólo para buffer Z, mientras que los correspondientes a la placa restante se utilizan sólo para contener el buffer de vídeo . Este tipo de configuración, además de permitir resoluciones más elevadas, dobla el rendimiento 3D del sistema .

Al igual que sucedía con el chipset Voodoo original, el Voodoo 2 utiliza internamente 24 bits por pixel durante todas las operaciones de render, convirtiendo este formato de pixel a 16 bits sólo cuando se va a efectuar la escritura del punto en el buffer de vídeo de la tarjeta . Otra novedad que se ha incorporado al hardware del conjunto de chips Voodoo 2 ha sido un coprocesador matemático que acepta parámetros en coma flotante, lo cual hace que el procesador del PC no deba encargarse de realizar la conversión a enteros que suele ser precisa para enviar a muchos aceleradores 3D la información necesaria para efectuar el render de un triángulo .

Los controladores de dispositivo encargados de gestionar el hardware de la tarjeta añaden una ficha a la ventana Propiedades de pantalla mediante la que es posible configurar determinados aspectos del funcionamiento de la tarjeta, como por ejemplo si se utiliza el filtrado trilineal de texturas o si se sincroniza el intercambio de buffers de vídeo con el retrazado vertical del monitor . Estas modificaciones se pueden aplicar de forma selectiva sólo a las aplicaciones que hagan uso de Direct3D, sólo a las que usen Glide o a ambos tipos de programas . También se incluye una barra deslizante mediante la que es posible aumentar la frecuencia de reloj a la que funciona el chipset Voodoo 2, siendo posible alcanzar un máximo de 95 MHz . No es muy recomendable superar los 90 MHz de velocidad ya que con este tipo de tarjetas lo más probable es que el factor que limite la velocidad de render sea el microprocesador del sistema y no la propia aceleradora 3D .

La instalación de la tarjeta se realiza de forma idéntica a como se instalaban las Voodoo originales . Tan sólo es preciso instalar la placa en una ranura PCI libre y conectar la salida de vídeo de la tarjeta gráfica 2D instalada en el PC a una entrada con que cuenta la 3D Blaster Voodoo 2 y la Monster 3D II, mientras que el monitor se conectará a una salida presente en esta última . Al igual que sucedía con la predecesoras de estas tarjetas, no es posible realizar render en una ventana utilizando la aceleración 3D del chipset Voodoo 2, aprovechándose dicha capacidad sólo al usar aplicaciones que funcionen a pantalla completa .

Además hay que tener en cuenta que para sacar a esta tarjeta todo la potencia de que dispone es preciso contar con un ordenador basado en un procesador Pentium II que sea lo más rápido posible . Si no es así el hardware de la aceleradora 3D tendrá que estar a menudo parado esperando a que el microprocesador del PC le envíe la información necesaria sobre los polígonos que deben generarse . La tarjeta, además de soportar todos los programas que hacen uso de Direct3D y los diseñados para utilizar el mini-controlador

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información