| Artículos | 01 JUN 2002

2.000 euros para un PC

Tags: Histórico
ADL THUNDER 2002, AIT Pro Pentium 4 2.0, Beep Topstar P4-2200, PCK ZOOM 7220, Compaq Presario 5000, UPI Personal Computer, Hackworld Summer, hp pavillion 781.es y Pcfactory Advanced Pentium 4
Laboratorio PC World.
El concepto de “multimedia” se va ampliando a medida que se suceden las novedades y se reducen los precios. Si hace unos años llamábamos así a los ordenadores con CD y tarjeta de sonido, ahora es impensable que no los tengan, y ya se incluyen como características casi estándares el DVD, la grabadora de CD y la webcam. Los más exigentes pueden encontrar máquinas con grabadora de DVD, sintonizadora de TV y espectaculares sistemas de sonido.

En esta comparativa vamos a analizar equipos domésticos con un precio máximo de 2.000 €. Este presupuesto permite que los fabricantes incorporen, además de una configuración de microprocesador, memoria y tarjeta de vídeo holgada, dar al sistema potencia de sobra para cualquier aplicación o videojuego, un monitor de buen tamaño, periféricos de calidad (sobre todo los altavoces), DVD y regrabadora de CD o DVD, para completar una auténtica estación multimedia que cubrirá perfectamente las expectativas de cualquier usuario doméstico. Siempre que se elige un ordenador hay que empezar por definir para qué se va a usar y, en un entorno doméstico, se le exigirá un alto rendimiento en aplicaciones multimedia y de ocio. Esto nos permite definir los requisitos para cada uno de sus componentes.
Vamos a repasar los aspectos destacables de la configuración de un equipo de estas características, viendo lo que sería el mínimo exigible y la configuración recomendable para cada caso, así como los equipos que destacan o se quedan cojos en cada uno de los aspectos que analizamos.

Microprocesador
Hablando de equipos de gama alta tenemos que recomendar los nuevos Intel Pentium 4 para socket 478 (las primeras versiones del micro ya están desfasadas), o AMD Athlon XP (aunque se sigue vendiendo la anterior versión de Athlon, el ahorro que pueda suponer no compensa la pérdida de rendimiento). Los modelos Celeron y Duron, o microprocesadores de gama baja de otras marcas, no tendrían cabida en equipos de este precio. En cuanto a la velocidad del micro, recomendamos lo de siempre, cuanto más rápido mejor, pero sin irnos a la última novedad del fabricante, porque esto aumentaría considerablemente el precio y sólo aportaría un pequeño rendimiento extra aprovechable únicamente por usuarios muy puntuales.
La mayoría de los equipos probados incorporan procesador Pentium 4, principalmente a 2 GHz, destacando los 2,2 GHz del Beep. Los que han optado por Athlon eligen el XP 2000+ como hp, o el 1800+, como Hacker.

Memoria
La cosa se complica. En equipos domésticos antes bastaba con recomendar una cantidad de memoria mínima. Ahora tenemos tres tipos de memoria distintos, cada uno con sus características, y todos ellos adecuados y recomendables para según qué tipo de equipos. Hablando de gama alta y un presupuesto más o menos holgado, podemos descartar la memoria SDRAM, aunque algunos fabricantes la siguen montando. Es el caso de Compaq, el único que la ha incluido en el equipo que nos ha enviado. Una mala elección, sobre todo teniendo en cuenta que hace ya meses que están en el mercado los chipsets con soporte para memoria DDR para microprocesador Pentium 4, como el de 2 GHz que también monta. Nos queda elegir entre DDR o RAMBUS. Esta última, con un coste superior, ofrecerá un mejor rendimiento, mientras que la primera tiene un coste más ajustado y una excelente relación rendimiento/precio. Cualquiera de las dos opciones es aceptable en esta gama de equipos. ADL, Beep y Ribeiro Informática se decantan por RAMBUS 800, mientras que los demás eligen DDR a 266 o, como Hacker, a 333.
La cantidad mínima hay que situarla en 256 megabytes, teniendo en cuenta el precio de la memoria y las necesidades actuales de los sistemas operativos como Windows XP. Esto se cumple en la mitad de los equipos, subiendo la otra mitad hasta 512 MB.

Placa base
Piedra angular en la que se apoyan el resto de dispositivos del ordenador personal y que muchas veces se descuida en la configuración del equipo. De la placa base va a depender gran parte del rendimiento del sistema y aspectos como la ampliabilidad, el número de puertos USB disponibles, la monitorización de temperatura o los fallos y posibilidades de overclocking.
Sin entrar a valorar qué chipset es mejor o peor (esto lo veremos en las pruebas de rendimiento), sí es recomendable escoger una placa base que no limite las posibilidades de ampliación del equipo, con zócalos y capacidad para aumentar la memoria RAM, slots PCI suficientes para instalar nuevas tarjetas (cosa que es muy corriente en equipos domésticos) y, en menor medida, que disponga de soporte para un microprocesador lo más alto posible en cuanto a velocidad, aunque existe la opción de actualización de la BIOS y, generalmente, cuando actualizamos el microprocesador solemos cambiar también la placa base.
Destacan aquí los 3 GB de memoria que soportan los equipos de Pcfactory, Hacker y AIT, mientras que hp no admite más de 1 y Compaq, 1,5. También Pcfactory, AIT y -en este caso- UPI destacan por incorporar seis ranuras PCI. En el otro extremo se sitúan nuevamente hp y Compaq con sólo 3.

Tarjeta gráfica
Imprescindible para este sector es que el equipo disponga de una aceleradora 3D de buen rendimiento, y muy recomendable que cuente con salida de televisión. En el hogar vamos a explotar al máximo estas dos características, por lo que conviene invertir un poco más en este dispositivo. Los últimos modelos de GeForce 4 MX de gama baja con 64 megabytes, o -forzando un poco más el presupuesto- de gama alta Titanium con 128 megabytes, son una excelente elección. Las soluciones basadas en la nueva gama de chips ATi Radeon 7500 y 8500 son otra interesante posibilidad. El modelo 8500 de ATi, montado por los equipos de Pcfactory, Cofiman, Beep y Ribeiro Informática, así lo demuestra con los mejores rendimientos gráficos.
Una vez cumplido el objetivo del rendimiento 3D, todos los extras con los que contemos serán bienvenidos en el ámbito doméstico: posibilidad de captura de vídeo, gafas 3D, sintonizadora de TV (integrada o como una tarjeta adicional), etc.
Si queremos capturar vídeo, las tarjetas sintonizadoras de televisión suelen ofrecer esta función. Para ello necesitaremos puertos de entrada S-Vídeo o Vídeo compuesto. No debemos confundir esta funcionalidad con la que ofrecen tarjetas como GeForce o ATi, capaces de dar salida a la imagen hacia un televisor, proyector, vídeo u otro monitor. Esto último es especialmente útil para, en combinación con un DVD, ver películas en la pantalla del televisor, que normalmente será mayor y estará mejor situada que la del PC.
Como en casi todos los aspectos, también conviene equilibrar la potencia de la tarjeta gráfica con la potencia del procesador, ya que si no es así, desperdiciaríamos recursos. Esto ocurre con modelos como el Compaq Presario 5447EA, que incorpora un rápido microprocesador Pentium 4 a 2 GHz y para la configuración gráfica elige una tarjeta con una GPU dos generaciones por detrás de los chips gráficos actuales, reduciendo el rendimiento gráfico.
En igual situación está el equipo de Hacker, cuyo rendimiento gráfico está muy por debajo de sus posibilidades.
Una última nota a tener en cuenta es la obligatoriedad de montar tarjetas que funcionen a 1,5 voltios en las placas base con el chipset i850 e i845. Esto lo debemos tener en cuenta para el caso de in

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información