| Artículos | 01 JUL 2003

18 años en números

Tags: Histórico
El sector informático español visto a través de PC World
Santiago Carro.
Doscientos números han transcurrido desde que PC World viera la luz. 18 años en la cresta de la ola, con dos grandes crisis de por medio en el sector tecnológico, con empresas del sector que han hecho correr ríos de tinta, la transformación de la tecnología con equipos cada vez más pequeños y más baratos, nuevos periféricos al alcance de cualquier bolsillo... reflejando todos los cambios de un sector en constante evolución, seguidos paso a paso por PC World.

En abril de 1985 salía por primera vez PC World a los kioscos, editada por CW, después IDG Communications. También ese año nacía Windows. Todos los que comenzaron con los primeros números coinciden en un hecho tan paradójico como anecdótico: “hacíamos una revista de informática en un momento en el que apenas había ordenadores”. A simple vista, los cambios existentes en los primeros números se tradujeron en un creciente número de páginas. El número 1 acercaba a unos incipientes lectores de tecnologías de la información 106 páginas con la actualidad del momento. Ya en aquel entonces PC World hizo suyo el término usuario para identificar su lector objetivo y, en el editorial de su segundo número, se explicaba: “La palabra usuario se refiere ampliamente a la persona que trabaja, se entretiene, investiga... en un ordenador. A él pretendemos dirigirnos”.
Del mismo modo que la revista ha sufrido cambios sustanciales, en múltiples aspectos, quizá uno de los más grandes fue la incorporación de equipos Macintosh a la maquetación de la revista. Antes, la composición de la publicación se efectuaba con tipómetro y plantillas como únicas herramientas, todo un trabajo artesanal que realizaban Fernando Morán y Miguel Ángel Hermosell -ahora maquetistas de Dealer World y Comunicaciones World, respectivamente-. “Era más rápido en su conjunto pero al final tenías menos dominio del producto final”, explica Hermosell. Los textos debían pegarse en una plantilla y había que medir los caracteres para que los redactores cuadraran al máximo el texto al espacio disponible. Por otro lado, las anotaciones de color se hacían a mano en los bordes, de modo que el margen de error existía.
En 1992 PC World introduce los primeros Macintosh para maquetar la revista con QuarkXPress. Desde ese momento, con Quark XPress o Adobe InDesign, el maquetista ve en la pantalla cómo quedará finalmente la página, cambios que, como es lógico, el lector no percibe en el producto final. Al tiempo que la tecnología permite optimizar el trabajo en la publicación, el número de páginas de la revista se amplía, duplicándose en menos de 2 años y alcanzando más de 260 páginas en su tercer aniversario. Otro de los cambios sustanciales que sirvieron como elemento diferenciador de PC World fue la inclusión de fotografías de productos en color a los pocos meses de su andadura, ya que en sus orígenes todas las fotografías eran en blanco y negro, a excepción de las publicidades.
Pero los cambios internos experimentados por esta publicación no son más-ni menos- que un tímido reflejo de los que ha sufrido el sector informático, fielmente representado en los contenidos de la revista, año tras año. Una de las secciones estrella dentro de la publicación, la de Nuevos Productos, anteriormente conocida como Novedades, ha venido informando a los lectores sobre las tendencias más actuales de los nuevos dispositivos; primero casi en exclusiva de PC, un poco más tarde periféricos como impresoras, etc.; en los últimos años, ha acercado a los lectores dispositivos como PDA, cámaras digitales y, el hasta ahora, último invento, el Tablet PC.
También desde el principio PC World, a través del grupo editorial IDG Communications, ha estado presente en las principales ferias del sector tanto en España como en el extranjero, acercando a los lectores información de primera mano de lo que acontecía tanto en la nacional SIMO como en los CeBIT.

Portátiles de 11 kilogramos
No deja de resultar curioso acudir a la hemeroteca para comprobar la evolución del sector. Desde sus primeros números PC World ha recogido información de los equipos más interesantes para las empresas. En su número 10, correspondiente al mes de abril de 1986, en las páginas homólogas a Nuevos Productos, se publicaba el lanzamiento de un auténtico chollo: Epson presentaba en sociedad su primer PC compatible, toda una novedad si se tiene en cuenta que casi la única firma que los comercializaba era IBM. Por el módico precio de 315.000 pesetas de las de antes, casi 1.900 euros, sin IVA, el usuario adquiría un PC con un procesador 8088, cuya velocidad de reloj era de 4,77 Hz (ha leído bien), una memoria central de 256 KB y tarjeta de vídeo monocroma de 25 líneas de 80 caracteres. Las opciones también existían aunque, visto desde la óptica del usuario del año 2003, resulten insignificantes: tarjeta de vídeo en color capaz de reproducir un máximo de 16 colores.
Estas noticias hoy día invitan al lector a esbozar una sonrisa tras un toque de asombro. El mismo que puede provocar en el lector pensar que hace 17 años PC World ya trataba temas tan actuales en este momento como las redes locales-ahora sin cables, impensable entonces-. Aunque con una diferencia: en aquella época el único actor de relevancia era IBM, considerado por muchos como el padre del PC. Fiel a este ideal de ofrecer al lector las últimas novedades, PC World ha informado puntualmente sobre el lanzamiento de equipos “portables”, auténticos armatostes que no resultaban especialmente cómodos para su traslado a tenor de los pesos declarados por los fabricantes, algo muy similar a lo que sucedió con la telefonía móvil. En 1986 recogíamos el lanzamiento del Compaq Portable II, una máquina con un peso de 11 kilogramos. Toda una fuente de virtudes ya que PC World la comparaba con el modelo anterior: “pesa un 17% menos que el modelo anterior y es un 400% más rápido gracias a su procesador a 6 u 8 MHz”. Su precio, acorde con las prestaciones del momento, estaba al alcance de los pocos privilegiados que pudieran costearse las 750.000 pesetas (4.511,60 euros) que costaba el modelo más básico, llegando al millón de pesetas (6.000 euros) del modelo a 8 MHz. Para suerte de los aficionados a los equipos portátiles, IBM lanzó en los primeros meses de 1987 equipos mucho más livianos, “sólo” 5 kilogramos y unos 2.000 dólares de la época; información que recogía PC World de mano de los colaboradores extranjeros que trabajaban para la publicación, mucho antes de que se dispusiera del Laboratorio PC World.

De Microsistemas a PC World
En el lanzamiento de PC World se empleó como portada un dibujo de Charlot de espaldas. Según Francisco Zabala, vicepresidente y director general de IDG Communicaciones desde los inicios de PC World, “esta imagen confundió mucho entre el público que estaba medianamente informado de lo relacionado con la informática porque parecía un patrocinio del gigante azul cuando en realidad no era así”. Para ubicar con mayor exactitud el nacimiento de PC World en España, Zabala se refiere a la publicación que actuó como “padre”: Microsistemas, una revista dedicada a los pequeños sistemas informáticos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información