ANALISIS | Artículos | 31 OCT 2016

Un día con el Nubia Z11, ¿Será el Smartphone de tus sueños?

¿Buscas un Smartphone Android con clase, buenas prestaciones y rendimiento, y de una marca diferente? Quizás quieras conocer mi opinión sobre el Nubia Z11.
autor: Marc Corredera (Twitter: @marcCEcases)

Nubia, hasta hace poco la marca de móviles de gama alta de ZTE, está apostando fuerte por llegar a mercados de Latinoamérica y Europa, y es por ello que su modelo insignia, el Z11, tiene una importancia a nivel de comercial y de reputación entre el público. ¿Cuál es su rival más inmediato? El Axon 7. 

Una de las cosas importantes a tener en cuenta antes de entrar en material es que el Nubia Z11 está disponible en dos versiones, ambas con 64GB de memoria interna: una de base con 4GB de RAM, que cuesta 499 euros; y otra con 6GB de RAM, llamada Black Gold, que tiene un precio de 599 euros.

En el interior del paquete de venta

La curiosidad ha podido conmigo, y tenía unas expectativas muy altas antes de comenzar a evaluar este Smartphone. La caja, en cartón duro de color negro y detalles en rojo, esconde en su interior una serie de accesorios básicos y, al mismo tiempo, muy interesantes a nivel funcional:

  • Se incluye un poderoso cargador de hasta 12V - 1,5A. Sin embargo, en mi primera carga desde un 30% de capacidad se ha tardado 30 minutos para alcanzar un 65%. Habrá que ver si la tecnología de carga rápida se detiene al alcanzar el 50% o se necesita un nivel de carga inferior al que yo tenían un en mi dispositivo. 
  • Se podrá encontrar un adaptador de puerto USB-C a micro USB, lo que puede ser de utilidad en caso de querer usar otros cargadores o memorias USB dual para extraer o copiar datos. Nunca está de más tener este tipo de accesorios. 
  • Nubia ha tenido el detalle de regalarnos un juego de auriculares de tipo in-ear con cable en color rojo, bonito diseño y cuerpo metálico. ¿Qué tal sonarán? Te lo contaré más adelante. 

Por supuesto, también se incluye una guía de usuario rápido y una herramienta especial para acceder al compartimento de la SIM y de la tarjeta micro SD. La presentación de un producto cuenta mucho y creo que Nubia lo ha trabajo muy bien por fuera y por dentro, desde la propia textura del cartón de la caja hasta los accesorios incluidos junto al terminal. 

Diseño y primeras sensaciones

En mi opinión, la construcción del teléfono roza la nota máxima, habiendo un par de detalles que no terminan de redondear la puntuación hasta llegar al "10": en la cara posterior, tanto en el margen superior como en el inferior, hay dos paneles de plástico pintado que, muy probablemente, se hayan utilizado como recurso para evitar problemas de antena.

El Nubia Z11 es un producto elegante con 7,7 mm de  grosor y 162 gramos de peso, del que destaca una pantalla de 5,5 pulgadas sin marcos laterales definidos. La cara frontal es de cristal Gorilla Glass 3, la cual se curva en los flancos y proporciona un particular efecto según incide la luz: como si hubiera un segundo marco invisible. Algo peculiar. 

Eso sí, la marca no ha prescindido de unos buenos marcos, con uno inferior incluyendo las teclas táctiles de Android correspondientes: la central, representada por un círculo rojo, incluye el LED de notificaciones. 

El teléfono se agarra bien, mejor de lo que cabría esperar teniendo en cuenta que la cara posterior trae una aleación de aluminio. Por otro lado, me gustado que el perfil metálico tenga una curva homogénea y, por tanto, contribuya al un sólido agarre del producto. Personalmente, estoy muy satisfecho con el manejo del Z11. 

¿Distribución de los elementos en el cuerpo del producto? En el lado superior hallaremos el conector para auriculares, el puerto de infrarrojos y un micrófono secundario; mientras que en el interior contaremos con el altavoz integrado, el micrófono principal y el puerto USB de tipo C. 

En el lado izquierdo hay una bandeja para alojar dos tarjetas nano SIM, o una tarjeta nano SIM y una tarjeta micro SD de hasta 200GB. En el lado opuesto, no encontraremos más que las teclas metálicas para ajustar el volumen del sonido y bloquear o desbloquear la pantalla. 

En resumen, a simple vista el Nubia Z11 se ve bonito y en la mano sienta estupendamente. 

Sensor de huella y extras de software

Ya no es nada nuevo ver un Smartphone con sensor de huella dactilar, aunque todavía no es tan común soluciones que permitan desbloquear el teléfono mediante un sistema de un único paso: aún hay marcas que "nos obligan" a despertar primero la pantalla antes que actúe el sensor, aunque no siempre se aprecia debido a la rapidez de respuesta del sensor.

En todo caso, en este móvil Nubia la rapidez con la que responde el sensor no te va a defraudar de ninguna de las maneras. ¿Quieres hacer algo más que desbloquear la pantalla? Si tienes abierta la aplicación de cámara podrás tomar selfies con total comodidad; desde cualquier lugar de la interfaz realizar capturas de pantalla mientras mantienes el dedo sobre la superficie del sensor; o blindar el acceso a aquellas aplicaciones que solamente tú deberías poder disfrutar.

Más allá de la originalidad con la que se ha implementado el LED de notificaciones, me ha gustado encontrar una serie de extras de software perfectos para sacarle jugo a la forma de manejar el Z11. ¿Cuáles son las cosas que yo destacaría?

  • Cambiar de una aplicación a otra deslizando tres dedos sobre la pantalla.
  • Trazando una línea vertical con el dedo desde el margen inferior hacia el centro se activa una función de "doble ventana", lo que permite correr dos aplicaciones simultáneamente de cuantas tengamos instaladas en el teléfono.
  • Se puede pasar de una aplicación a otra, de las que hayamos abierto, deslizando el dedo sobre la curva lateral de la pantalla. Y si situamos dos dedos sobre cada una de las curvas laterales, y realizamos un movimiento vertical, se aumenta o se reduce el nivel de brillo de la pantalla. 

La interfaz de usuario de Nubia tiene varias particularidades pero, sinceramente, me ha chocado el no encontrar un apartado en el que consultar el detalle del consumo de energía derivado del hardware o de las aplicaciones que se hayan utilizado a lo largo de la jornada. Es más, no he visto el lugar desde donde activar el indicador de porcentaje de batería restante, algo típico de la barra de notificaciones del margen superior de la pantalla: para realizar las mediciones de energía propias de mis análisis he tenido que instalar Battery Doctor, y así al menos saber cómo oscila el consumo de energía según la función empleada. 

Autonomía y rendimiento 

¿Qué se espera de todo Smarphone de gama alta? Algo tan simple como que traiga un procesador capaz de garantizar fluidez en cualquiera de las actividades para las que vayamos a utilizar el dispositivo: el Nubia Z11, que ha obtenido una puntuación de 129.557 con el test de benchmark de AnTuTu, ha sido perfectamente solvente tanto al explorar páginas web, jugar a títulos de la talla de Real Racing 3 o tomar fotos sin demora. 

Este terminal, en sus dos versiones, cuenta con un procesador Snapdragon 820 de 4 núcleos, con arquitectura de 14nm; y una unidad de procesamiento gráfico (GPU) Adreno 530 a 620Mhz: la diferencia entre el modelo estándar y el "Black Gold" es que el primero trae 4GB de RAM y el segundo 6GB. Personalmente no creo que sea crítico escoger el dispositivo más vitaminado.

Por otro lado, y si te preocupa la disponibilidad de capacidad de almacenamiento, en el Z11 "Internacional" se contará con 64GB de memoria interna total: y, por si consideras que no será suficiente, siempre cabe la posibilidad de comprar una tarjeta micro SD de hasta 200GB. Yo ya he insertado mi tarjeta Kingston de 32GB, en la que tengo la biblioteca de música que quiero llevar siempre conmigo.

¿Autonomía energética? Era una de las características que no terminaba de ver del todo viable al conocer las especificaciones completas del producto: la batería integrada tiene una capacidad de 3000 mAh, a priori pareciendo algo justa a juzgar por las características de la pantalla. Sin embargo, y para mi sorpresa, los valores obtenidos en dos mediciones típicas en mis pruebas han contradecido mis valoraciones iniciales:

  • Reproducir 60 minutos de vídeo en FHD vía Wi-Fi, ha consumido hasta un 19% de energía de media (brillo de pantalla al 75%).
  • Jugar durante 40 minutos a Real Racing 3 ha restado un 20% de capacidad de batería (brillo de pantalla al 75%).

Para terminar con este apartado, me ha dejado algo dubitativo el hecho de que conectado a una red Wi-Fi las notificaciones de WhatsApp no han parecido llegar con puntualidad en todas las ocasiones: algo que no ha sucedido al depender únicamente de una red móvil 3G/4G. ¿Importa mucho? Para mí no es especialmente molesto, aunque sí podría serlo para otros usuarios: en cualquier caso, es posible que en posteriores actualizaciones del software se remedie dicha incidencia.

Calidad de sonido para despertar los sentidos

Como con muchos Smartphones, Nubia ha optado por incluir la salida de su altavoz integrado en el lado inferior, lo que evita las "complicaciones" propias del diseño de un sistema de doble altavoz frontal. ¿Qué debemos esperar al escuchar música? Sin realizar ajustes por software, el sonido se escucha claro y dando protagonismo sobretodo a las frecuencias agudas y media. El rendimiento es tan bueno como otros productos de categoría similar. 

¿Dónde se marca la diferencia? En primer lugar hay que puntualizar el hecho de que el Nubia Z11 trae un chip de audio AK4376 y tecnología Dolby ATMOS, dos características que nos harán vibrar de la música al utilizar un apropiado juego de auriculares.

Puedo presumir de tener muy buenos accesorios de audio para realizar pruebas de producto pero, para ser sincero, no creo necesario recomendar otros auriculares que no sean los incluidos por Nubia, que se comportan de forma estupenda y permite disfrutar de un sonido potente y de calidad.

Además, como valor añadido para el que está siempre reproduciendo música, el cable integra un funcional módulo de control para manejar el volumen del sonido, y avanzar o retroceder entre las pistas. 

Hay algo más que pueda dejarnos boquiabiertos al utilizar el Z11? Sí, al ajustar la experiencia Dolby ATMOS con un efectivo ecualizador de 5 bandas, activación del efecto Surround o simplemente escoger entre algunos de los 4 modos de sonido predefinidos y también configurables: merece la pena tocar aquí y allá hasta encontrar el balance perfecto para las frecuencias, de acuerdo a los gustos de cada uno y el estilo de música que se suela escuchar.

Para mí, el hecho de disponer de una buena calidad de audio gana muchos puntos a la hora de recomendar un Smartphone y, no tengas dudas, Nubia ha ingeniado un producto redondo de acuerdo a mi nivel de exigencia. 

Tu Smartphone, tu cámara digital compacta

La experiencia me ha demostrado que no basta con adoptar un buen hardware y listos, si no que se debe trabajar también la integración con el software. ¿Hasta qué punto Nubia ha implementado bien los sensores CMOS de las cámaras frontal y trasera?

La cámara frontal cuenta con un sensor de 8MP y óptica de 5 elementos, no siendo los resultados obtenidos en fotografía de lo mejor que cabría esperar: de hecho me ha sorprendido el no poder cambiar el ratio de imagen a 16:9, lo que espero se arregle con próximas actualizaciones del software.

Por otro lado, donde sí se ha hecho un gran trabajo es en el rendimiento de la cámara trasera: se cuenta con un sensor Sony IMX298 de 16MP, apertura F2.0, OIS, filtro IR de cristal de Zafiro y óptica de 6 elementos. Un hardware que, en la práctica, permitirá obtener unas fotos ricas en nitidez cuando las condiciones de iluminación son favorables. 

Encuentro que la cámara trasera del Nubia Z11 responde bien, y no solo por la rapidez de captura, si no también por la capacidad de enfocar: en todo caso, si el modo automático se resistiera, siempre cabe la posibilidad de aprovechar el modo de cámara PRO y su ajuste manual del enfoque. Hay un recurso para todo. 

Habiendo probado ya el ZTE Axon 7, el sensor Sony de este Smartphone me ha dado más confianza y me ha parecido más solvente: solamente lamento que, de noche y con puntos de luz dispersados por la escena, he obtenido unos resultados no muy buenos y con bastante ruido en las áreas oscuras. Siempre se puede jugar con el valor ISO o el nivel de exposición. 

¿Quieres echar un vistazo a las muestras recogidas durante las pruebas de este teléfono móvil? Echa un vistazo a mis álbumes de Flickr creados para la ocasión: cámara frontal y cámara trasera

Valoración final

Tras probar el Z11 me ha asaltado una duda. ¿Éste o el ZTE Axon 7? Lo cierto es que, ahora mismo, no tendría muy claro cuál de los dos escoger. Este teléfono Nubia no solamente ha cubierto mis expectativas iniciales si no que ha logrado superarlas y, en algunas casos, incluso sorprenderme para bien.

Una de las cosas a valorar es la presentación del producto y, sobretodo, el que se haya incluido un "magnífico" juego de auriculares. Sinceramente, el propietario de este dispositivo difícilmente sentirá la necesidad de comprar un accesorio de audio mejor: a lo sumo podría seguir usando el suyo propio. 

El Nubia Z11 es elegante, trae una más que generosa capacidad de memoria y, por que no decirlo, no es el típico producto que tendrá todo el mundo: a veces también gusta apostar por algo diferente y poco común, sin que por ello se deba renunciar a la calidad.

Resumen de especificaciones: procesador Snapdragon 820 de 4 núcleos, 64GB de memoria interna total, 4GB o 6GB de RAM (según versión), conectividad Bluetooth 4.1/Wi-Fi/NFC, batería de 3000 mAh, 4G, dual Nano SIM, slot para tarjeta micro SD, cámara frontal de 8MP con apertura F2.4, cámara trasera de 16MP con apertura F2.0, pantalla FHD de 5,5", 7.7mm de grosor y 162 gramos de peso. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información