ANALISIS | Artículos | 02 DIC 2016

Samsung Gear S3 Frontier, primeras impresiones

Samsung se ha superado con su último Smart Watch presentado durante el pasado IFA de Berlín: el Gear S3, que ahora es compatible con cualquier Smartphone Android, cuenta con una autonomía asombrosa.
Autor: Marc Corredera (Twitter: @marcCEcases)

¿Andas en busca y captura de un gran Smart Watch? Entonces te conviene, y mucho, estar atento a mis impresiones a cerca del Samsung Gear S3, que puede considerarse sin lugar a dudas como el mejor reloj inteligente de 2016: se encuentra en dos variantes, una más clásica denominada "Classic"; y una más deportiva, llamada "Frontier". El precio de venta es el mismo, 399 euros.

Los wearables ya forman parte de nuestro mundo, y se han convertido en un complemento muy útil para medir la actividad diaria, aquella tan rutinaria que tiene lugar al desplazarnos de un lugar a otro o en nuestros micro desplazamientos en la oficina o en casa; o aquella más contundente, que se caracteriza por el tiempo que pasamos practicando ejercicios cardiovasculares en un gimnasio o al practicar footing en exteriores. 

¿Ha igualado o superado el Gear S3 las cualidades que ya conformaban la excelente experiencia del Gear S2? En mi opinión es algo indiscutible, y más aún si se tiene en cuenta que la nueva generación de relojes inteligentes de la marca coreana se pueden utilizar con cualquier Smartphone Android: yo estoy evaluando el Gear S3 Frontier con un Huawei Mate 9 y, al menos por el momento, todo está discurriente con ejemplaridad.

Una de las cosas que temía encontrarme al comenzar a usar el reloj de Samsung es que afectara negativamente al buen rendimiento de mi actual Smartphone, pero la sorpresa llamó a mi puerta al comprobar que el nivel de batería descendía en línea con lo acontecido en días anteriores: es más, me ha quedado claro que la gestión energética del propio Gear S3 "Frontier" es magnífica y, con los datos obtenidos en los dos primeros días de uso, puedo extrapolar una estimación de alrededor de tres días de autonomía. 

Es muy fácil adaptarse a la forma de manejo del reloj, que cuenta con dos botones laterales de acción, con función de retroceso y acceso al menú de aplicaciones; incorpora una pantalla circular táctil Super AMOLED de 1.3", que responde inmediatamente a cualquier gesto realizado sobre ella y que nos permite explorar las notificaciones y aprovechar las funciones asociadas a una serie de widgets; y disfruta de un bisel giratorio para navegar entre los menús y, entre otras cosas, nos puede servir para navegar por el cuerpo de un mensaje.

El Smart Watch de Samsung es muy funcional y, por lo visto hasta el momento, me ha parecido muy efectivo en cuatro apartados de uso diario por mi parte:

  • Control de la reproducción de música iniciada en mi Huawei Mate 9, e incluso pudiendo ajustar con libertad y mediante el bisel giratorio la intensidad de volumen de sonido. 
  • Práctico manejo del teclado virtual T9 para contestar mensajes de WhatsApp o incluso e-mails con un breve texto: con el bisel giratorio se cambia a las vista de un teclado numérico o se accede a un área con emoticonos. 
  • Gestión de mensajes sincronizados por la aplicación Samsung instalada en mi teléfono móvil. De hecho, se puede leer con comodidad el cuerpo de un mensaje y realizar acciones varias como archivarlo o eliminarlo definitivamente de la bandeja de correo electrónico (es decir, ya no estará disponible ni desde el teléfono). 
  • Atender llamadas, utilizándose el micrófono y altavoz integrados. ¿Para que usar esta capacidad? Por ejemplo si se está conduciendo y no queremos distraer nuestra atención de la calzada y seguir al volante de forma segura mientras hablamos con nuestro interlocutor.

El Gear S3 Frontier, el modelo que estoy utilizando, se ve grande en la muñeca pero, sinceramente, resulta fácil acostumbrarse a llevarlo. ¿Es cómodo? La correa se adapta bien y no aprieta si no lo ajustamos al máximo, pero de noche me lo he quitado debido a sus dimensiones. Reconozco que está muy bien realizado, habiendo en él una esfera con cristal Gorilla Glass SR+, estructura de acero inoxidable, y una cara posterior de cristal rodeada por un componente de plástico. 

Este reloj no trae sistema operativo Android Wear, como es el caso de otros dispositivos de la competencia, si no que se ha continuado apostando con acierto por Tizen OS: la experiencia me ha demostrado que es una plataforma incluso más funcional, efectiva, práctica, navegable y, en definitiva, más completa. No se tardará ni una hora en saber que se esconde tras las pantallas de inicio, escritorio con accesos rápidos o menú de aplicaciones. La verdad, Samsung ha hecho un gran trabajo. 

El Gear S3 , que cuenta con 15 carátulas de reloj a elegir, controlará también nuestra actividad diaria a nivel de pasos y distancia recorrida en KMs, pudiéndose explorar las consecuciones de la semana desde la pantalla del propio dispositivo. Además, por si fuera poco, también se contará con una función de altímetro y barómetro, y capacidad para medir la frecuencia cardíaca con plena efectividad (a diferencia de lo que sucede en los móviles Samsung Galaxy). 

Debo confesar que el reloj de Samsung me está pareciendo un wearable redondo, aunque lleve con él solamente dos días de uso: las primeras impresiones cuentan mucho, y Gear S3 Frontier se está superando. Por cierto, y para que no se me olvide, en el paquete de venta se incluye un accesorio para carga inalámbrica.

¿Cuál será mi veredicto final? Habrá que esperar un poco más, para así tener una visión amplia de todas y cada una de las funciones, y para que también haya podido comprobar a conciencia los tiempos de uso reales. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información