ANALISIS | Artículos | 12 JUL 2016

LG G5 o Samsung Galaxy S7 edge, ¿Cuál es mejor?

Comparativa entre el LG G5 y el Samsung Galaxy S7 Edge, dos de los mejores Smartphones con Android de 2016, ambos con fabulosas cámaras para fotografía.
Autor: Marc Corredera (Twitter: @marcCEcases)

¿Estás buscando un Smartphone de gama alta con lo último en tecnología? Hoy me gustaría traerte mi comparativa entre el LG G5 y el Samsung Galaxy S7 Edge, dos de mi top 5 Smartphones para la primera mitad de 2016. Encabezando este artículo, como siempre, tiene el vídeo review correspondiente, que te permitirá verlos en acción.

En mi opinión, y como valoración personal previa, el Galaxy S7 Edge es el teléfono más completo y el que, muy probablemente, encaje con la mayoría de los lectores. Sin embargo, el gran punto fuerte del móvil de LG reside en su doble cámara trasera, que considero superior gracias a la doble elección entre un ángulo de 78º y un gran angular de 135º: será el móvil perfecto para viajeros. 

Si buscas un Smartphone libre, echa un vistazo a Amazon España, donde podrás comprar el LG G5 y el Galaxy S7 Edge con todas las garantías de una tienda online líder. ¿Quieres un consejo? Fíjate en que el vendedor, o al menos el gestor, sea la propia Amazon. 

Características en común

Ambos teléfonos comparten una serie de características técnicas en común, aunque considero que las diferencias marcarán la elección de uno u otro. ¿Quieres conocerlas?

  • Cara frontal con cristal Gorilla Glass de Corning, aunque de 4ª generación en el teléfono de Samsung. 
  • 32GB de memoria interna total, aunque con unos 2GB más libres con el LG G5. 
  • Conectividad 4G, Bluetooth 4.2, Wi-Fi y NFC.
  • Se admite tarjeta micro SD y se usa tarjeta nano SIM.
  • Sistema operativo Android 6 Marshmallow, en ambos con la versión 6.0.1.
  • Físicamente tienen un perfil de 7,7 mm.
  • 4GB de memoria RAM.
  • Sensor de huella dactilar.
  • Pantalla con resolución Quad HD (2560x1440 pixels).
  • El Galaxy S7 Edge también cuenta con una versión con procesador Snapdragon 820, el elegido para el LG G5.

De las anteriores especificaciones, una de las más relevantes tiene que ver con la capacidad para ampliar la memoria interna: cabe recordar que el Galaxy S6, S6 Edge y S6 Edge Plus no admitían tarjetas de memoria. 

Tanto uno como el otro serán igual de excelentes para estar conectados con nuestros amigos y familia a través de Twitter, Facebook e Instagram, por mucho que la pantalla del móvil de Samsung tenga 0,2 pulgadas más de espacio visual. ¿Rendimiento al explorar páginas web? No importa si se elige el LG G5 o el Galaxy S7 Edge, habrá una plena fluidez al desplazarse los contenidos, practicar zoom o disfrutar de una veloz carga de los contenidos por Wi-Fi o 4G/LTE.

Los dos incorporan un LED frontal para advertir la llegada de notificaciones, pero también es un punto a considerar que dispongan de la función "Always on", es decir, una pequeña parte de la pantalla estará siempre activa para mostrar información útil como la hora, el día o el icono de la aplicación que tiene avisos o mensajes pendientes de leer. 

Durante el análisis individual primero, y luego en la comparativa, me ha quedado demostrado que ninguno de los dos es mejor respecto al otro cuando se trata de jugar a títulos exigentes a nivel gráfico tales como Asphalt 8 o Real Racing 3, salvo por el hecho de que el Galaxy S7 Edge trae una mejor autonomía de batería. ¿Cuánto tiempo inviertes a diario en esta actividad?

Aunque los dos traen un sensor de huella dactilar, el de Samsung nos obliga primero a despertar la pantalla: en el LG G5 bastará con apoyar el dedo sobre el sensor que, en mi opinión, está emplazado en una ubicación más natural de acuerdo con la forma de agarrar el teléfono. 

Diferencias técnicas

Ahora sí ha llegado el momento de poner sobre la mesa toda una serie de diferencias a nivel técnico que, luego en la práctica, supondrán dar ventaja o al G5 o al Galaxy S7 Edge. Soy muy consciente de que, aunque para mí el móvil de Samsung sea el más completo, hay matices que pueden decantar la balanza hacia el lado del producto de LG. 

  • El Galaxy S7 edge tiene una pantalla Super AMOLED de 5,5", mientras que su rival trae una pantalla IPS LCD de 5,3". Los dos con panel Quad HD.
  • El móvil de Samsung incluye cristal Gorilla Glass 4 en ambas caras, mientras que el LG G5 tiene una zona posterior de una aleación de aluminio LM201 que, al tacto, da la sensación de ser más a una superficie de plástico.
  • El Galaxy S7 edge de pruebas trae un procesador Exynos 8890 de 8 núcleos y GPU ARM Mali T880. Por el contrario, el G5 viene con un procesador Snapdragon 820 y GPU Adreno 530.
  • El móvil de LG cuenta con una batería de 2800 mAh, mientras que el Galaxy S7 Edge integra una batería de 3600 mAh de capacidad. El LG G5 sí permite acceder a la batería e intercambiarla por otra completamente cargada: la compra de una batería adicional incluye una especie de "docking station" para poder cargarla sin necesidad de estar acoplada al teléfono.

  • El Galaxy S7 edge tiene una cámara frontal de 5MP y apertura F1.7, mientras que su rival cuenta con una cámara de 8MP y apertura F2.0.
  • El LG G5 tiene un peso de 159 gramos, 2 más que el móvil de Samsung. 
  • El Galaxy S7 Edge sigue con un puerto micro USB, mientras que el G5 ya incorpora una conexión USB de tipo C. 
  • El terminal de LG cuenta con una doble cámara trasera, de 16MP y apertura F1.8 y de 8MP y apertura F2.4. El Galaxy S7 trae una única cámara DualPixel de 12MP y apertura F1.7.
  • El LG G5 es un teléfono modular, es decir, se puede extraer el margen inferior para usar accesorios tales como el módulo Hi-Fi Plus de B&O Play o el Cam Plus, este último con una capacidad de batería extra de 1200 mAh.

Dentro de este apartado me gustaría hacer especial hincapié en el diseño y calidad de acabados, en mi opinión superior con el Galaxy S7 edge al haber dos caras de cristal Gorilla Glass 4 y un perfil de aleación de aluminio: en el LG G5, aunque la cara frontal tenga cristal Gorilla Glass, la zona posterior no ha sido ningún acierto al tenerse la sensación de que se toca una superricie de plástico. En la mano, el móvil de Samsung sienta mejor y se ve mejor terminado. 

Diferencias según el uso real

El Galaxy S7 edge disfruta de una pantalla edge que, con la principal apagada, permite conocer qué notificaciones están pendientes de revisar. Sin embargo, el punto fuerte de esa pantalla lo encontramos con el teléfono desbloqueado, pues se dispondrá de unos paneles muy funcionales: por ejemplo, se pueden abrir aplicaciones favoritas o acceder directamente a funciones de uso frecuente. Los paneles se pueden activar o desactivar según nos convenga o nos resulten de utilidad.

¿Sabías que el LG G5 se puede usar como mando a distancia universal? Ello se consigue gracias a la incorporación de un puerto de infrarrojos y a la aplicación Quick Remote pre-instalada en el teléfono: no se tiene un control remoto tan completo como el propio de la televisión, equipo HiFi o reproductor Blu-ray, pero sí se disponen de los controles básicos y necesarios para el día a día. 

¿Qué me han revelado estos dos Smartphones al evaluar la autonomía? El Galaxy S7 Edge es tremendamente superior, y en ello va a contribuir el panel Super AMOLED de la pantalla y, aún más, el tener una batería de 3600 mAh, es decir, 800 mAh más que la del G5: por ejemplo, al jugar 40 minutos a Real Racing 3, el teléfono de Samsung consumirá un 8% menos de batería. En cualquier caso, quizás para algunos sea una gran ventaja el poder intercambiar baterías, que solo es posible con el móvil de LG.

Los dos móviles tienen el altavoz en el lado inferior, pero en lados opuestos. ¿Cuál suena mejor? Sin duda alguna, por potencia y calidad de audio, el del LG G5. Al utilizar auriculares, y habiendo escogido unos HX5 de Philips, se disfruta de un gran sonido con ambos teléfonos. Sin embargo, creo que el Galaxy S7 Edge es más convincente por que trae unos ajustes de software que enriquecen la experiencia y permiten adaptar mejor el sonido: hallaremos un potenciador de graves, un efecto amplificador de tubo y, sobretodo, un funcional ecualizador de 7 bandas.

Por otro lado, y aunque en recintos de interior quizás no se aprecie, la pantalla del Galaxy S7 edge es más brillante. Además, la gran ventaja en el móvil de Samsung reside en que se contará con bastante más autonomía energética. Ambas pantallas serán igualmente nítidas, aunque en el S7 Edge será preciso activar el modo Active Display para dar más viveza a los colores. 

¿Qué diferencias hay entre ambos Smartphones a la hora de usar la cámara frontal? En fotografía el teléfono de LG creo que se impone claramente al Galaxy S7 edge, con un primer plano más definido y, además, se observará una mejor definición de los elementos en planos más secundarios. Al grabar vídeo el G5 también creo que vence a su oponente al proporcionar secuencias más nítidas en todos los planos. ¿Quieres comprobarlo por ti mismo? Accede a mi álbum de Flickr de esta comparativa.

Al fijarnos en la cara frontal, el gran valor diferencial para el móvil de LG lo hallaremos en la doble cámara trasera, lo que permitirá tomar fotos a 8MP y con gran angular de 135º, o tomar fotos a 16MP y con ángulo de visión de 78º. Además, gracias al modo de captura multi vista, con el G5 se puede fotografiar y grabar vídeo simultáneamente usando las tres cámaras. 

El Galaxy S7 incorpora una cámara DualPixel de 12MP, con sensor con dos fotodiodos por pixel, lo que proporcionará una rapidez de enfoque y captura sensacional. La calidad y nitidez de las imágenes es incontestable, pero en pantallas de gran formato y alta resolución, la cámara de 16MP del G5 será más convincente: hay un extra de casi 7MP de resolución en fotografía al adoptar un ratio de imagen en 16:9. 

Por otro lado, el modo de cámara Pro del móvil de Samsung puede gustar más a ciertos lectores, pues cuenta con hasta tres configuraciones independientes de los ajustes del nivel de exposición, velocidad de obturación, valor ISO y balance de blancos. También resulta interesante el efecto lupa que se genera al controlar el enfoque de forma manual, lo que contribuye a una mayor precisión a la hora de perfilar el detalle de un elemento captado a corta distancia. 

En mi opinión, el LG G5 define mejor la escena al grabar vídeo con buenas condiciones de iluminación pero, de noche, el Galaxy S7 se impone. Con los dos teléfonos he tomado las secuencias en FULL HD a 30 fotogramas por segundo, aunque también se puede fijar una resolución máxima de 3840 x 2160 pixels a 30 fotogramas por segundo, aunque con ello será necesario disponer de un espacio libre en memoria de 21,8GB si la intención es grabar durante 1 hora.

Valoración final

Como decía al principio del artículo, el Samsung Galaxy S7 edge considero que es el terminal más completo de esta comparativa a dos bandas. ¿Qué es lo que más valoro de él? La calidad de acabados, las prestaciones en audio al reproducir música y, sobretodo, la gran autonomía que ha demostrado al enfrentarlo con el móvil de LG,

Sin embargo, cuando uno se fija exclusivamente en las prestaciones de uno y otro a la hora de tomar fotos o grabar vídeo, el G5 tiene que ser la elección más razonable: el hecho de tener una doble cámara no es algo puramente decorativo, como con el Huawei P9, si no que potencia las cualidades funcionales del teléfono. Con la cámara de 8MP y gran angular de 135º se pueden realizar fotos imposibles a escasos pasos de un monumento o de un objeto. 

¿Cuál vas a elegir tú? Puedes comprar el LG G5 y el Galaxy S7 Edge a través de Amazon España. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información