ANALISIS | Artículos | 02 FEB 2017

Hama Wireless Screen-share Adapter, ¿Necesitas tecnología Miracast en tu televisor?

A través de la tecnología Miracast, que aprovecha la conectividad Wi-Fi Direct, se puede duplicar la pantalla de un dispositivo móvil en una televisión o monitor con el fin de compartir contenidos.
Autor: Marc Corredera (Twitter: @marcCEcases)

Hoy en día es impensable no estar conectado con nuestro entorno a través de las redes sociales o la mensajería instantánea. ¿No te gustaría también que tu viejo televisor disfrutará de lo último en tecnología inalámbrica para conectarse a dispositivos móviles? Hama, popular marca de accesorios, cuenta con el Wireless Screen-Share Adapter, listo para disfrutar de las ventajas de la tecnología Miracast.

Presentación, diseño y acabados

En el interior del paquete de venta hay unos pocos elementos que acompañan a este dispositivo tales como una guía de usuario breve, con instrucciones para saber cómo usar este dispositivo; un cable USB con conexión micro, para proporcionar alimentación al conectarlo directamente al puerto USB propio de la televisión; y una antena externa en forma de cono, para ampliar el rango de cobertura inalámbrica.

Este producto de Hama, muy ligero, cuenta con un cuerpo de plástico de 8,5 cm de largo y 3 cm de ancho, cuya superficie trae un notorio efecto espejo y acabado metalizado. ¿Qué hallaremos al estudiar el perímetro? En uno de los lados está el puerto micro USB, al que conectaremos el cable incluido en el paquete para dar alimentación; y en el lado opuesto tendremos la conexión específica para la antena externa que, al menos yo, recomiendo tener instalada sea cual sea la distancia de emisión de la fuente de datos.

En ambos laterales del Screen-Share Adapter no faltarán unas peculiares perforaciones en forma de "U" que, entiendo yo, servirán para aportar cierto nivel de ventilación para la electrónica interior. Claro está, tras el capuchón ubicado en uno de los extremos se esconde la conexión HDMI, para conectar el producto de Hama a cualquiera de las entradas de la TV o monitor donde se quieran disfrutar de los contenidos compartidos.

Puesta en marcha

La instalación no tiene misterio alguno, mas solamente bastará con conectar el Screen-Share adapter a alguna de las entradas HDMI que estén libres, utilizar el cable USB para dar alimentación a la unidad y finalmente manejar el mando de la televisión para fijar la fuente correspondiente que debería mostrar los contenidos canalizados por el producto de Hama

¿Qué se muestra en pantalla? La interfaz inicial es muy sencilla pero proporciona toda la información que se pueda necesitar para aprovechar la tecnología inalámbrica propia del producto:

  • Nombre del dispositivo, lo que será preciso conocer para seleccionarlo desde el teléfono o tablet desde el que queramos mandar el contenido.
  • Estado operativo, que nos indica si se está en proceso de emparejamiento y finalmente tiene lugar la conexión (o si fuente y receptor se han desconectado).
  • Nombre y dirección IP/Mac de la fuente del contenido.

Cuando se usa un Smartphone o Tablet con sistema operartivo Android, el proceso de emparejamiento lleva unos pocos segundos y tras ello automáticamente se refleja la interfaz de usuario, es decir, aquello que se esté viendo ya en la pantalla del dispositivo móvil: a diferencia de la tecnología DLNA, lo que aporta Miracast es la capacidad de duplicar más allá de realizar streaming de un contenido. 

¿Cómo se pone en marcha la tecnología de la que estamos hablando? Funciona a través de Wi-Fi, así que deberemos activar la función desde la ventana de notificaciones o ajustes del sistema del teléfono o tablet. Tras ello será preciso activar la propia tecnología Miracast en el dispositivo fuente, en mi caso un Huawei Mate 9: para ello se debe pulsar sobre "MirrorShare" en la opción que consta en la ventana de notificaciones y ajustes rápidos. El equivalente en móviles Samsung sería Smart View. 

Experiencia y valoración final

¿Qué sensaciones me ha transmitido este dispositivo de Hama? Debo decir que ha habido dos productos con los que no he logrado utilizar la tecnología Wi-Fi Direct (Miracast): mi ordenador portátil con Windows 10 que, si bien ha reconocido el producto y se ha conectado a él, no ha logrado duplicar la imagen; y mi Meizu Pro 5 Ubuntu Edition, que se ha conectado, ha hecho un amago de transmitir la interfaz, y finalmente se ha desconectado.

Pero, por otro lado, sí ha habido dos Smartphones con los que he podido trasladar el espacio visual desde una pequeña pantalla al espacio visual de 42 pulgadas de mi televisión del salón de casa: he utilizado mi Huawei Mate 9, con Android 7 Nougat; y un Galaxy A5 2017 que tengo para pruebas, que todavía trae Android 6.0.1 Marshmallow. 

¿Hasta qué punto es factible utilizar este tipo de productos? Debo decir que con los móviles utilizados para las pruebas no he obtenido la fluidez que esperaba a priori para sacar provecho a ciertas actividades: en realidad hay un ligero retraso entre el gesto a realizar en el dispositivo móvil y la respuesta visual que se traslada a la pantalla grande. 

El Wireless Screen-Share adapter puede ser una gran opción para compartir cierto tipo de contenidos con amigos y familiares, por ejemplo las fotos de un viaje o de una celebración mientras las visualizamos desde la aplicación galería: no habrá más que orientar el Smartphone o Tablet horizontalmente para llenar la pantalla de destino. 

Incluso se podrán explorar páginas web y ver que sucede en las redes sociales con cierta comodidad pero, en mi propia experiencia, este producto de Hama parece que no puede desenvolverse con agilidad al tratar de reproducir contenido de vídeo: ya sea a través de archivos MP4 alojados en la memoria del dispositivo móvil o al conectarse a YouTube mediante la aplicación móvil correspondiente. Se aprecia fluidez a medias y algunos "lags" en la imagen que, en definitiva, estropean la experiencia.

Claro está, y en base a lo dicho ya, tampoco será viable aprovechar la tecnología Miracast del Wireless Screen-Share Adapter si se tiene la idea de lanzar juegos de alta calidad gráfica para disfrutarlos en una pantalla grande: el mínimo retraso que existe entre realizar el gesto y que se replique en la "realidad" hace imposible disfrutar de títulos de acción como Asphalt 8 o incluso Jetpack Joyride.

En conclusión, este producto de Hama creo que será convincente para relajarse explorando páginas web de noticias y curioseando en las redes sociales, pero sus prestaciones técnicas no permitirán disfrutar de contenidos de vídeo o de actividades que requieran de una precisa respuesta en tiempo real. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información