ANALISIS | Artículos | 18 ABR 2016

Análisis QNAP TS-251+, tu NAS multimedia para el hogar

¿Te habías planteado alguna vez el hecho de tener un NAS en casa? Puede sonar a producto muy técnico, pero la idea que uno pueda tener cambia a medida que se utiliza y se le saca provecho.
qnap ts-251+ 1
Marc Corredera

Aunque a priori la palabra NAS sea desconocida por parte de una gran mayoría de usuarios, el tipo de producto al que se refiere puede acabar siendo muy familiar y apreciado una vez se aprovechan sus funciones: el QNAP TS-251+ es la clase de dispositivos que merece la pena tener junto a la televisión del salón, estudio o habitación. 

Tiempo atrás no tenía sentido tener un NAS para uso personal, pero en los tiempos que corren y gracias a la adaptación conceptual del producto, el Network Attached Storage puede ser muy práctico como miembro activo en la vida digital de su propietario. ¿Para qué usas Internet? ¿Cómo accedes a los contenidos Online?

Diseño compacto y sencillo

El TS-251+ es una "caja" rectangular de 10 cm de ancho, 16.8 cm de altura y 22 cm de profundidad, de un sobrio color negro y cuerpo exterior de plástico. La mayor parte de la superficie tiene un acabado mate, excepto la franja de 2.5 cm de ancho que recorre el frontal y la cara superior del dispositivo. 

A simple vista uno puede pensar que es como tener delante la versión miniaturizada de un PC de sobremesa en formato "torre", no siendo una comparación muy alejada de la realidad: solamente falta ponerle al lado un teclado y un ratón, y luego conectarlo a una televisión a través de una salida de vídeo. ¿A caso crees que no se puede hacer? Sí, pero de ello hablaré más adelante. 

 

Aunque externamente puede parecer que sea un pedazo de plástico, la zona posterior la domina una gran placa metálica, señal inequívoca de que en el interior se esconde una estructura de ese mismo material. 

¿Estudiamos los elementos que se encuentran a simple vista? En la cara delantera son básicas las dos bandejas extraíbles de plástico, en las que alojar los discos duros: ya sean de 2.5" o 3.5", en estado sólido o de tipo tradicional. Para las pruebas he utilizado mi Intel SSD 510 de 120GB.  La instalación no requiere de mucho esfuerzo, mas es tan sencillo como fijar tres o cuatro tornillos (según el disco empleado). 

En el margen izquierdo, en la zona superior, hay una serie de luces indicadoras para el estado de actividad del NAS, los discos empleados, dispositivos conectados y de si tenemos acceso a la Red. A continuación se hallará un botón para encender y apagar el producto, otro botón para realizar copias de seguridad y un puerto USB 3.0 para conectar una unidad de almacenamiento externo. 

Si nos fijamos en la zona posterior del TS-251+, encontraremos varios elementos que, para los usuarios de PC de sobremesa, resultarán ser totalmente familiares: un ventilador de unos 6.5 cm de diámetro, dos puertos Ethernet, una salida HDMI, dos puertos USB 2.0 , un puerto USB 3.0 y la conexión para el alimentador. 

En la base de este NAS se han incluido cuatro pies de goma de 0,3 cm de altura y 1,8 cm de diagonal para evitar que se arañe la superficie sobre la que instalaremos el dispositivo, al tiempo que se confiere agarre y se limita el efecto deslizante. Todo cuenta desde el punto de vista del diseño. ¿Qué hay en el lateral izquierdo? Solamente un conjunto de 105 orificios para dar salida al calor que pueda concentrarse en esa zona (donde se encuentra instalada la placa base). 

¿Qué puedo hacer con mi NAS?

Hay una buena lista de razones por las que merece la pena comprar este Qnap TS-251+, pues en varios aspectos se aleja de la concepción de un dispositivo NAS destinado a cubrir necesidades de carácter profesional. En mi opinión, éste es un producto que se desenvolverá muy bien para acometer funciones domésticas:

  • Cliente torrent. ¿Por qué dejar de utilizar el PC o el Tablet para descargar contenidos online? El cliente torrent de QNAP es muy visual, tanto como BitTorrent o uTorrent, y además se tiene la ventaja de concentrar lo que queremos ver y escuchar en un mismo sitio: luego se puede accede a ello desde múltiples dispositivos, incluido un Smartphone o un Tablet.
  • Streaming de contenidos digitales. Si tenemos música, vídeos y fotos en un PC, para luego disfrutar de ello en la televisión o tablet suele ser necesario copiar el contenido a una memoria USB, tarjeta micro SD o en la propia memoria del dispositivo. Claro está, hablo en términos generales y dejando de lado Apple iCloud. Con el TS-251+ bastará con estar conectado a la misma red Wi-Fi y tener instaladas las aplicaciones necesarias (Android, IOS o Windows). 

  • Copias de seguridad y acceso remoto. Puede parecer algo más cercano al uso del NAS por parte de profesionales pero si, por ejemplo fueras un estudiante, quizás necesitarías acceder a un conjunto de documentos alojados en tu disco duro en red. ¿Te vas de vacaciones? ¿Por qué no guardar a buen recaudo las fotografías tomadas con el Smartphone?
  • Centro de entretenimiento multimedia. Gracias a la salida HDMI, ubicada en la cara trasera, el TS-251+ se puede conectar directamente a una televisión o al equipo Home Cinema del salón para reproducir música, películas o visualizar fotografías. 
  • Copias de seguridad. Se pueden realizar de forma manual o dejarlas programadas, entre discos albergados en el NAS (máximo de dos para el TS-251+), entre el NAS y un disco duro externo, y entre el NAS y una cuenta en la nube (OneDrive, Dropbox, hubiC y Google Drive). 

No te quepa duda a cerca de las ventajas de emplear un NAS en casa, siendo el producto analizado en este artículo una de las mejores opciones disponibles en el mercado. Yo tengo mi propio NAS de QNAP, aunque para disfrutar del entretenimiento multimedia en el salón necesito utilizar la tecnología DLNA

Acceso remoto con tu Smartphone

En el NAS de QNAP deberemos instalar al menos un disco duro, en el que concentrar las descargas de contenidos realizadas a través de Internet. Por supuesto, y gracias a los puertos USB, al TS-251+ también podremos de conectarle dispositivos de almacenamiento externo: una memoria USB y un disco duro, portátil o incluso de sobremesa. 

En la tienda de aplicaciones de Android, que es el sistema operativo de mi Smartphone, hay una buena colección de aplicaciones para disfrutar de varios tipos de contenido:

  • Con Qmusic se puede reproducir la música digital almacenada en el disco duro del NAS, ya sea MP3 o Flac, entre otros formatos de audio.
  • Con Qvideo, tal como revela su nombre, reproduciremos películas o series de TV.
  • Con Qphoto se podrá acceder a contenido específico de imagen.

Esas tres aplicaciones funcionan muy bien, siendo Qmusic la que más he utilizado yo a nivel personal: la música copiada al SSD del NAS está concentrada en la carpeta multimedia, la localización más lógica de cara a tener una buena estructura de contenidos. 

¿Qué debemos hacer para reproducir contenidos alojados en medios externos? En ese caso habrá que lanzar la aplicación Qfile, con la explorar las carpetas con total libertad: en archivos de vídeo casi convendrá más utilizar la aplicación nativa del teléfono o una que hayamos descargado desde Play Store, obteniéndose mayor compatibilidad.

¿Quieres saber como van las descargas que tiene en marcha? Con Qget se puede revisar el estado, pausar/reanudar, añadir nuevos contenidos, y todo aquello que se necesite. Por otro lado, y para evitar encender el PC, Qmanager es la aplicación básica para conocer el estado de funcionamiento del TS-251+, qué memoria hay disponible en los discos, e incluso podríamos proceder con el apagado del producto. 

QTS 4.2: manejo desde el PC/Mac

Una de las cosas que adoro de QNAP es su interfaz de usuario, que a lo largo del tiempo ha ido incorporando mejoras a nivel gráfico y de acceso. ¿Qué debes hacer para disfrutar de las aplicaciones y funciones propias del TS-251+? A parte de haber puesto en marcha el aparato y tenerlo debidamente conectado a la red, tienes que descargar el software QTS para PC/Mac: una vez tengas la aplicación en el escritorio, podrás acceder a un mundo de posibilidades desde el explorador web. 

Lo cierto es que la interfaz de QTS es muy visual y está todo bien organizado. ¿Nunca has utilizado este tipo de productos? Me puedes creer si te digo que no tendrás problemas para familiarizarte con tu NAS y con su software "de escritorio". La pantalla inicial, además de pedirte las claves de acceso, te permite lanzar una serie de aplicaciones configuradas como frecuentes: fíjate en los iconos situados en el extremo inferior izquierdo. 

¿Qué se ve al acceder con tus claves de administrador? Un escritorio principal con las aplicaciones ya instaladas, las cuales se pueden disponer a placer y organizarse en carpetas. Claro está, y tal como se muestra en la captura incluida bajo estas líneas, se pueden desplegar menús y acceder a información de funcionamiento del TS-251+.

Si se pulsa sobre las tres líneas de la esquina superior izquierda de la ventana, se muestra un listado con las aplicaciones instaladas, que puedes o no tener en el escritorio principal (prueba con arrastrarlas para incorporarlas junto a las otras); y también se cuenta con el acceso al apartado de ajustes y a la tienda de aplicaciones App Center, de la que te recomiendo descargar las apps firmadas por QNAP u otra marca de confianza (por ejemplo McAfee). 

Por otro lado, y al pulsar sobre el icono en forma de velocímetro de la esquina superior derecha de la ventana, se abre un espacio en el que se informa del estado de funcionamiento del NAS: capacidad de memoria disponible en los discos, contenidos almacenados según la tipología, temperatura y rendimiento, entre otras cosas en las que fijarse para el manejo del dispositivo. 

El panel de control en QTS 4.2 cuenta con una distribución de elementos muy intuitiva, que permitirán al usuario encontrar aquellos apartados básicos para disfrutar del producto. ¿Qué es a lo que yo recomiendo prestar atención?

  • En "Hardware" se puede cambiar el tiempo que debe pasar para que el disco duro insertado en el TS-251+ entre en reposo: habrá un mínimo de 5 minutos y un máximo de 60 minutos. Podemos dejar el NAS siempre conectado, pero conviene que el disco duro se "duerma" para alargar su vida útil. 
  • En "Notificación" se deberá configurar un correo electrónico si la intención es recibir notificaciones relativas a las funciones del TS-251+: por ejemplo si se ha completado una descarga mediante el cliente torrent, si se está cerca del límite de almacenamiento, o cualquier otra cosa relacionada con el uso del NAS.
  • Con el TS-251+ se puede dar acceso a varios usuarios, que tendrán sus propias cuentas y limitaciones de accesos y privilegios gestionados por el administrador. Algo que puede ser especialmente necesario en una oficina.
  • Relacionado con lo anterior, y con el trabajo en una oficina, el administrador puede determinar el espacio que cada uno dispondrá para sus archivos: para ello hay que entrar en "cuota" y especificar el tamaño del disco que corresponda. 

¿Quieres mejorar la seguridad de acceso a tu NAS? Según dónde se emplee el dispositivo, y la disponibilidad pública de la red Wi-Fi generada por el router de la oficina o de casa, puede convenir configurar una verificación  de 2 pasos, tal como se haría con una cuenta de correo electrónico: con ello, y gracias al uso de un móvil, se reforzaría la seguridad de acceso con las claves de usuario. 

En la parte derecha de la ventana de QTS, a la izquierda del velocímetro, están los accesos para, por ejemplo, revisar las notificaciones registradas, quitar de forma segura el hardware conectado (por ejemplo una memoria USB o disco duro externo), y apagar o dejar en reposo el NAS. 

El NAS en el salón de casa

Tener un NAS como éste no solo favorece la descarga y el streaming de contenidos multimedia vía Wi-Fi, si no que es un producto clave para los que también tienen pensado disfrutar de la música con un equipo de audio de salón y de las películas en la pantalla de una televisión: el TS-251+ trae una salida HDMI estándar.

Qnap ha ideado una interfaz y una aplicación "HD Player" para que podamos acceder a los ficheros de audio y vídeo con la comodidad que aporta el manejo de un mando a distancia. ¿Qué más se podría pedir? Yo tengo conectado mi NAS a un equipo Home Cinema a través de la entrada HDMI, de forma que puedo disfrutar de películas con sonido Dolby con los cinco altavoces distribuidos en mi salón de casa.

Este producto QNAP es el que más se aproxima a la experiencia de entretenimiento personal, una solución polivalente de fácil uso y que, sobretodo, no requiera grandes conocimiento técnicos para la puesta en marcha. ¿Por qué copiar la música y los vídeos a un PC o Tablet si es posible acceder a ellos vía Wi-Fi o disfrutarlos directamente en la pantalla de un televisor?

"HD Player" da acceso tanto a los discos duros instalados en el NAS como a los medios de almacenamiento conectados a alguno de sus puertos USB. En mi caso, cuento con un SSD Extreme 900 de SanDisk, en el que he recopilado mi biblioteca de música digital: al llegar a casa, si hay álbumes que no tengo en el móvil, solamente tengo que conectarme al TS-251+ con la aplicación Qfile y disfrutar del streaming por Wi-Fi. 

En el salón de casa es donde uno pasará una gran parte del tiempo, ya sea en solitario o en familia, siendo el lugar en el que se compartirán experiencias o se disfrutará de aficiones. Tiene todo el sentido del mundo elegir un NAS para el hogar, con el fin de utilizar un mismo dispositivo como fuente de los medios digitales que uno aprovechará puntual o regularmente. 

Puedes consultar las especificaciones técnicas comn detalle, o echar un vistazo a otros productos similares, desde la página web oficial de QNAP.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información