ANALISIS | Artículos | 30 DIC 2016

Análisis Onkyo TX-L20D, el receptor estéreo conectado

Calidad de audio, múltiples opciones y dispositivos conectados, esto es lo que ofrece el moderno receptor A/V estéreo TX-L20D de Onkyo.
autor: Marc Corredera (Twitter: @marcCEcases)

A nivel personal, y a pesar de que tengo a mi alcance multitud de opciones en cuanto a productos de audio, sigo disfrutando de aquellos de corte más tradicional y que, durante años, me han acompañado y hecho vibrar con mi música preferida: hoy me gustaría dedicar este espacio al moderno recepto estéreo TX-L20D de Onkyo que, junto a mis cajas acústicas Polk Audio, se han convertido en un versátil y sobresaliente equipo de audio para el salón de mi casa. 

En la actualidad puede parecer que los altavoces Bluetooth y las barras de sonido, o los Home Cinema compactos, son las opciones más convincentes para el salón de casa, aunque ello no debe considerarse así por que existen dispositivos que son capaces de ofrecer algo más y, ya de paso, conectar los productos que más usamos en nuestro día a día. 

Diseño y nivel de acabados

Este receptor A/V, que pesa 4 kilogramos, cuenta con un cuerpo rectangular de 43,5 cm de ancho, 33,15 cm de fondo y 7 cm de altura. Se podrá alojar bien prácticamente en cualquier lugar, pero lo mejor será encajarlo en un mueble de salón que deje a la vista los controles frontales y el puerto de infrarrojos para el caso de querer usar el mando a distancia incluido en el paquete de venta.

El TX-L20D cuenta con un cuerpo metálico, con la excepción del panel frontal realizado en algún tipo de material sintético, cuya superficie tiene un acabado muy particular y con cierto efecto espejo si nos fijamos con atención.

En la cara frontal habrá una alargada pantalla LED de unas 4 pulgadas a cuya izquierda tendremos un puerto USB lector de medios digitales, dos botones para cambiar de fuente de audio y una conexión de 3,5 mm para auriculares: en el margen izquierdo se encuentra la rueda metálica para ajustar el volumen del sonido y dos botones para explorar las frecuencias al tratar de sintonizar emisoras FM.

En la cara superior habrá dos rejillas de ventilación de 15 cm y 13 cm de diagonal en el margen izquierdo, para expulsar el calor que pueda generarse en el interior del receptor durante su funcionamiento. En la base habrá más rejillas de ventilación y cuatro pies de apoyo de 5,3 cm de diagonal, aunque el punto de apoyo apenas tiene 2,5 cm. 

En el lado posterior hallaremos todas las conexiones necesarias para las varias fuentes de sonido e imagen, y los cuatro puntos de fijación para los cables de audio de las cajas acústicas. Dispondremos de tres pares de entradas de audio analógicas, dos entradas de audio digital, cuatro entradas y una salida HDMI, la conexión para DAB+ y antena FM, la salida para conectar el subwoofer, dos antenas de red Wi-Fi y un puerto Ethernet para el caso querer conectarse al router de casa por cable. 

Opciones de configuración

En el mando a distancia hallaremos un botón dedicado para acceder a los ajustes del sistema, y desde él tomar una serie de medidas que adecúen el uso del producto a nuestras necesidades. La interfaz, en un tono azulado con degradados, se presenta con simplicidad y cuenta con un menú de seis opciones: asignación de conexiones de entrada y salida, altavoz, ajuste de sonido, fuente, hardware y misceláneo. 

El apartado de configuración de las conexiones de entrada y salida nos permitirá establecer parámetros tales como escalar a resolución 4K la imagen de los vídeos a mostrar en un monitor o proyector compatible, o elegir algo tan básico como el idioma de la interfaz. Además, desde estos menús se deberá asignar la fuente de vídeo a las varias conexiones HDMI del TX-L20D, para que desde el mando a distancia se pueda cambiar a reproductor Blu-ray, videoconsola o dispositivo de televisión por cable. 

Claro está, y puesto que este producto de Onkyo cuenta con conexiones analógicas y digitales, también será imprescindible determinar a través de qué tecnología se transmite el sonido desde la fuente. ¿En qué afecta el apartado "altavoz"? Deberemos indicar si utilizamos o no subwoofer y cuál es la distancia entre la posición de audición y la de las cajas acústicas. 

En el área dedicada al "ajuste de audio" básicamente destacaría la opción que activar una mayor riqueza de detalles sorround cuando se escuchan los contenidos a un volumen bajo. ¿Cuál es quizás el apartado de configuración más importante? "Hardware", pues en él podremos conectar el TX-L20D a la red Wi-Fi generada por el router y, de esta manera, acceder a servicios en Red, disfrutar de la tecnología DLNA y, por tanto, reproducir contenidos almacenados en dispositivos móviles tales como Smartphones y Tablets. 

En último de los apartados, "Miscelánea", se podrá llevar a cabo la búsqueda de emisoras mediante tecnología DAB+ y actualizar el firmware del receptor, como si fuera un Smartphone o Tablet: claro está, para esto última será imprescindible que el TX-L20D tenga acceso a Internet. 

¿Para qué sirve e botón "Quick Menú" que se encuentra en la esquina superior izquierda del área donde se han ubicado los botones direccionales? Se accede a un escueto menú con tres opciones que, en mi caso, solamente he utilizado para ajustar la contundencia del BASS (sonidos más profundos) y el Treble (da más protagonismo a los agudos): mi configuración personal, acorde a las características de mi salón y cajas acústicas, es de +2 y +5 respectivamente. 

Controles y formas de manejo disponibles

A grosso modo se podría decir que hay una forma "analógica" y una forma "conectada" para controlar y disfrutar del receptor estéreo de Onkyo. ¿Qué implica la primera? Agarrar el mando a distancia de 99 gramos de peso, que cuenta con un cuerpo de plástico y 33 botones de goma para realizar acciones tan sencillas como cambiar la fuente o avanzar/retroceder entre las pistas en reproducción, ajustar el volumen del sonido, apagar el dispositivo o acceder al área de ajustes del sistema. 

¿Será necesario tener encendida la televisión para navegar entre las opciones? Depende de lo que se pretenda. El TX-L20D cuenta con una pantalla LED de unas 4 pulgadas en la que se reflejará bien cuál es la fuente de sonido, los valores para el BASS y Treble, o información de la pista en reproducción. Pero, si hay que configurar el Wi-Fi o asignar tipos de conexión a una fuente de audio es bastante más conveniente prender la televisión, monitor o proyector para establecer con agilidad los parámetros. 

¿A qué me refiero yo cuando hablo de una forma de manejo "conectada"? A utilizar, por ejemplo, el teléfono móvil como si fuera un dispositivo de control virtual de la mano de la aplicación móvil "Controller" o "Remote" de Onkyo: lo único que se requiere es que el receptor y el teléfono estén conectados a la misma red Wi-Fi. 

Yo personalmente prefiero olvidarme del mando a distancia y disfrutar de las ventajas de usar la app, pues se pueden llevar a cabo variedad de acciones sin necesidad de estar en el limitado radio de alcance de un puerto de infrarrojos y, francamente, todo es más visual desde la pantalla de 5,5 pulgadas de un teléfono o la de 10,1 pulgadas de un Tablet. ¿No crees? 

Esto es lo que se puede hacer desde la aplicación "Controller":

  • Cambiar la fuente de sonido, en mi caso habiendo alternado entre Bluetooth, radio por TuneIn o USB. Yo cuento con una memoria para reproducir música conectada al puerto lector ubicado en la cara frontal del TX-L20D.
  • Realizar ajustes sobre el sonido. Ya sea para aumentar la intensidad de sonido del propio receptor, dar mayor o menor impacto a los bajos si tuviéramos un subwoofer conectado, manejar el equilibrio entre agudos y graves (Treble y BASS) o adoptar alguno de los 4 modos de sonido predefinidos.

  • Control al 100% de la reproducción de contenidos de cualquiera de las fuentes conectadas o accesibles. 
  • Replica simple de un mando a distancia. Con botones direccionales, Quick Menú, Setup y retroceso. 
  • Apagado y encendido del receptor. 

Con el hábito, el mando a distancia tradicional dejará paso al manejo de la aplicación móvil de Onkyo, que puede instalarse en cualquiera de los Tablets o Smartphones de los miembros de una familia. ¿Nunca te ha pasado que has "perdido" el mando o que se han acabado las pilas? Que tu dispositivo de comunicaciones adopte esa función es todo ventajas.

Fuentes de reproducción

No faltará una fuente de reproducción tan clásica como sintonizar emisoras de Radio FM, y las emisoras canalizadas a través de su substituto natural y digital, la tecnología DAB+. Pero, ya que vas a conectar tu receptor al router Wi-Fi de casa, tendrás acceso a las emisoras de radio del mundo a través de TuneIn o a la música compartida por servicios de streaming como Spotify, Pandora o Deezer: una capacidad que yo mismo he aprovechado en gran medida durante las pruebas de este producto.  

El TX-L20D de Onkyo incorpora tecnología AirPlay, para que se pueda reproducir la música alojada en un iPhone, iPad, iPod Touch o en cualquiera de los ordenadores Apple. ¿Qué es lo que se necesita? En primer lugar asegurarse de tener ambos dispositivos conectados a las misma red Wi-Fi, luego seleccionar la opción "AirPlay" de las fuentes de red disponibles en el receptor y finalmente pulsar sobre el acceso dedicado en iTunes que, en en un abrir y cerrar de ojos, manda la música al medio de reproducción. Las pruebas realizadas con mi MacBook Pro han sido todo un éxito. 

¿Te identificas más como usuario de contenido digitalizado o todavía disfrutas de componentes con cierto carácter analógico? El TX-L20D es de lo más completo, que permite reproducir la música que tengamos en un tocadiscos o un reproductor de CD de cierta antigüedad: en la zona posterior del receptor A/V habrá dos entradas de audio analógicas rojo-negro. Por otro lado, si utilizas un dispositivo de audio más moderna, también se dispondrá de una entrada digital coaxial y óptica.

En todo caso, una de las fuentes de reproducción que más he usado ha sido una memoria USB de Kingston de 64GB, que he mantenido conectada al puerto USB frontal del equipo de audio de Onkyo. ¿Por qué? Con mi Smartphone y la aplicación móvil de Onkyo, "Controller", he podido seleccionar los contenidos a reproducir con toda comodidad y, tal como he comentado anteriormente, ajustar el sonido en cuanto a intensidad y equilibrio entre graves y agudos. 

Manejar la reproducción de música usando un Smartphone/Tablet es mucho más versátil que tener la pantalla de la televisión encendida o apuntar con el mando a distancia en dirección al puerto de infrarrojos del receptor estéreo: la tecnología Wi-Fi es más flexible y el router que uno pueda tener ya ofrece una amplia cobertura de señal para conectar un Smartphone o Tablet.

¿Es este TX-L20D un equipo para escuchar solamente música? En realidad se le puede sacar más partido aún si lo utilizamos para centralizar las señales audiovisuales procedentes de una unidad de televisión por cable, un proyector y una unidad de DVD-Blu-ray: en la cara posterior habrá 4 entradas HDMI y una salida HDMI especialmente dedicada para la conexión a una televisión. Luego, pulsando sobre los botones del mando a distancia, o a través de la aplicación móvil para dispositivos móviles, se podrá elegir desde donde coger la señal A/V.

¿Cuentas con un Smartphone o Tablet con sistema operativo Android y quieres reproducir la música almacenada en ellos? Técnicamente debería ser posible llevar a cabo esta tarea con la aplicación móvil "Controller" de Onkyo, pero mi experiencia me ha revelado que esta función acaba fallando al poco tiempo de uso: la app es incapaz de encontrar el receptor A/V en la Red. Para el resto de escenarios de uso, "Controller" ha respondido sin problemas.

Prestaciones y experiencia sonora

¿Qué experiencia sonora será capaz de ofrecer el Onkyo TX-L20D? A parte de la tecnología propia con la que cuenta el receptor A/V, también será un componente básico el juego de caja acústicas que uno utilice: en mi caso, he empleado mis viejas pero sólidas Polk Audio RT38, con cuerpo de madera y, al menos para mí, capaces de proporcionar un buen sonido.

Este producto es capaz de dar una potencia máxima de 85W por canal, soporta una impedancia de altavoz de 4 y 8 ohmios y es capaz de cubrir una respusta de frecuencia entre 10Hz y 40 kHz +1dB,-3 dB (DSP Bypass). Utiliza un procesador de señal digital CIRRUS de 32-bit y, como receptor Audio/Video que es, también cuenta con el soporte de las siguientes tecnologías de sonido:

  • Las entradas HDMI soportan Dolby TrueHD, Dolby Digital Plus, Dolby Surround, DTS-HD Master AudioTM, DTS High Resolution, DTS 96/24, DTS-HD Express, DVD-Audio, Super Audio CD, Multichannel PCM, y CEC/CEC Multilink.
  • A través de la red se soporta decodifiación DSD (5.6 MHz).
  • Reproducción SACD vía HDMI (5.6 MHz).
  • Modos de audio DSP predefinidos para películas, música y juegos.

En la práctica será de vital importancia la calidad propia que caracterice a los archivos en reproducción, siendo más fiel y puro el sonido si, por ejemplo, en la práctica se emplean contenidos FLAC en vez de MP3 128Kbps. Pero, gracias a las opciones de ecualización, se pueden equilibrar agudos y graves ajustando un nivel de -10 a +10dB para el BASS y el Treble. ¿Cómo te gusta escuchar a ti la música?

Por otro lado, al usar dispositivos externos, como por ejemplo un reproductor SACD o un reproductor de CD moderno, no será lo mismo elegir una conexión RCA analógica que una entrada digital coaxial u óptica. ¿Quieres más contundencia en bajos? Habrá una salida específica reservada para conectar un subwoofer, algo de lo que yo he prescindido en las pruebas por las características del lugar en el que se ha evaluado el TX-L20D.

Puedo decir sin equivocarme que el propietario de este receptor A/V estará más que satisfecho con los resultados obtenidos y con la calidad de audio que es capaz de proporcionar: solamente falta escoger la fuente de reproducción y la pareja de cajas acústicas que, en definitiva, marcarán la diferencia a la hora de sentir la música. Claro está, uno no puede olvidarse de que las entradas/salida HDMI soportan una señal 3D y pueden escalar la imagen de FULL HD a 4K/60 Hz. 

De noche, o si no queremos molestar a nadie de nuestro alrededor, siempre se puede utilizar el recurso de un buen juego de auriculares de tipo casco para que, además, el sonido sea más directo, más envolvente y, por que no, más contundente. En mi experiencia, puedo decir que se puede contar con una buena calidad de audio, aunque no está de más jugar con la intensidad de Treble y BASS desde el "Quick Menu".

Valoración final

El Onkyo TX-L20D es un producto muy recomendado para quienes, como yo, quieran disfrutar de un sonido de mayor calidad y más contundente que muchos altavoces Bluetooth compactos o barras de sonido de altas prestaciones: todo un receptor para, a través de él, canalizar el sonido de varias fuentes de audio y de vídeo.

Créeme si te digo que no suena igual un altavoz Bluetooth de 500 euros que un receptor de sonido como éste con dos buenas cajas acústicas de madera bien ubicadas en el salón. Además, gracias a las cuatro entradas HDMI incluidas, se puede aprovechar el TX-L20D para que el sonido de las películas o los vídeojuegos suenen con majestuosidad.

Este producto de Onkyo me ha traído de vuelta aquellos tiempos en los que escuchaba música con mi reproductor de CD de Luxman y mi viejo equipo A/V de Pioneer VSX Series: en cierto modo uno echa de menos la conjunción de dispositivos que ahora son de corte clásico y todavía resisten en los hogares de personas que andan en busca de un sonido más trabajado y melódico. 

Puedes comprar el TX-L20D en la tienda online de Amazon España por poco más de 400 euros a fecha de publicación de este video.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información